Inicio Noticias Palencia Baloncesto Ni Pumarín puede con Quesos Cerrato Palencia

Ni Pumarín puede con Quesos Cerrato Palencia

Quesos Cerrato Palencia logró doblegar a Unión Financiera Oviedo Baloncesto en otro encuentro emocionante en el que supo mantener el control del encuentro en la recta final, una victoria importante en la pista más difícil de la liga. De nuevo defensivamente casi perfectos. Unión Financiera Oviedo Baloncesto 68 - Quesos Cerrato Palencia 74. Estadísticas. Galería de imágenes del encuentro y Vídeo resumen del partido.

12 minuto leer
Comentarios desactivados en Ni Pumarín puede con Quesos Cerrato Palencia
0
1

Unión Financiera Oviedo Baloncesto 68 – Quesos Cerrato Palencia 74

Estadísticas

Quesos Cerrato Palencia rompió la imbatibilidad de Oviedo Baloncesto en Pumarín que ya no es la pista maldita de los primeros enfrentamientos y en la que lleva ya tres victorias consecutivas, sumando de paso la séptima victoria consecutiva de la temporada.

Sin duda la cancha ovetense es la cancha con mejor presión de la afición de la liga, un ambientazo y una pasión a la que el equipo palentino supo sobreponerse cuando intentaban remontar en la recta final pero que desde la defensa se encargaron de enfriar para llevarse este importante triunfo.

Quesos Cerrato Palencia estuvo acompañado en la grada por algo más de medio centenar de seguidores llegados en el autobús de la Peña Basket Morao y en coches particulares y que volvieron para tierras palentinas con un gran sabor de boca tras haberse dejado la voz en la cancha de Pumarín.

La Marsellesa sonaba antes del salto inicial como homenaje a las víctimas de los atentados de París, todo el público en pie y en un respetuoso silencio dando paso al inicio del partido.

Oviedo salía con el convencimiento de no dejar correr a los palentinos y los colegiales de no dejar pensar a Ferrán Bassas al que presionaron en todo momento. Los de Fisac mandaban en el marcador gracias al buen trabajo defensivo, mientras que en ataque los palentinos demostraban que la plantilla aporta en siempre. Urko, Blanch, Barnes y McCarron que eran contestados por Bassas y Swing y un asedio triplista de los locales que no tenía mucho acierto.

Con un triple de Bassas precisamente, los locales tomaban su máxima ventaja, 10 – 7, pero Palencia mucho más regular que los locales en todo momento anotaba un parcial de 11 a 0 que obligaba a Marco a pedir tiempo a falta de dos minutos para el final de cuarto.

Los locales se repondrían y se situarían a dos puntos al final de los diez primeros minutos, 17 a 19. La peor noticia había sido la segunda personal de Barnes poco antes.

La igualdad se mantenía en los siguientes minutos, con intercambio de canastas algunos aciertos desde el triple de los de Marco y alguna dificultad más de los palentinos para ver aro ante una defensa más activa por parte local.

Palencia trataba de contener a Oviedo con defensas alternativas situándose en zona y tratando de proteger de faltas a los interiores ya que Barnes en el primer cuarto cometía dos y Fakuade casi nada más empezar este segundo cometía también su segunda.

Para desgracia palentina Toni Vicens sufría una lesión en un dedo mediado el segundo cuarto; Fisac ante los evidentes gestos de dolor del pivot intentaba encajarle el dedo pero lógicamente tenía que ser retirado y no volvería a jugar más durante el encuentro.

Aun así Palencia se mantenía sin problemas en el partido, con ligeras ventajas de 2-3 puntos y solo el desacierto desde la línea de tiro libre había impedido tener mayores ventajas. A algo más de un minuto para el descanso Oviedo en un arreón final se situaba con 4 de ventaja tras canasta de Bassas.

A 6 segundos pedía tiempo Fisac y la jugada salía perfecta ya que McCarron recibía y gracias a su poderío físico anotaba casi sobre la bocina del tiempo para llegar con 38 a 36 al descanso.

Tras el descanso Palencia seguía firme y de salida endosaba a los locales un parcial de 0 a 9 que paraba Carles Marco a 7:24 para el final del tercer cuarto.

A partir de ese momento Jorgan Swing tomaba el mando de Oviedo y suyas eran algunas de las acciones que mantenían a su equipo cerca del marcador y al final del cuarto Palencia llegaba con una esperanzadora renta de 6 puntos, 48 – 54.

Quedaban los diez minutos de presión ambiental de Pumarín. Intercambio de canastas durante los primeros minutos que hacían oscilar las diferencias entre los 4 y 7 puntos. Miso, que había debutado ya en la primera parte, cometía su tercera personal llevando a la línea del tiro libre a Dani Rodríguez. Dani fallaba uno de los dos y la ventaja volvía a 7 puntos para poco después, mediado el cuarto cometer Fakuade su quinta personal.

Dani Rodríguez se convertía en el líder de los palentinos durante este cuarto, asumiendo varias situaciones de 1×1 muy bien resueltas que a algo menos de 3 minutos para el final llevaban a los palentinos a 9 de ventaja.

Pero en Pumarín todo puede pasar y Víctor Pérez anotaba un triple medio cayéndose y con el defensor encima que levantaba a la grada que comenzaba a creer en otra remontada. Los locales obligaban a los palentinos a ir a la línea de tiro libre y los colegiales no se mostraban totalmente acertados fallando en dos ataques dos de los cuatro que lanzaban.

Bassas situaba a los suyos a 4 puntos a 40 segundos del final pero en 30 segundos locos con pérdidas de ambos equipos, Urko capturaba un rebote ofensivo tras fallar Dani Pérez su segundo tiro libre y el encuentro se cerraba para los palentinos con 68 a 74.

Séptima victoria consecutiva que amplía aun más el record particular de los palentinos en LEB Oro y que sigue dando esperanzas de repetir organización de Copa en Enero. Además los resultados de la jornada y a falta del encuentro del Barcelona, dejan a Palma Air Europa como único perseguidor a una victoria.

Pocos equipos serán capaces de vencer en la cancha ovetense que siempre tiene un ambiente increíble, una cancha muy mejorada además con las gradas instaladas en los fondos que dejan un pabellón muy bonito.

Lo mejor: El mérito de los palentinos fue como decía Sergio García en la previa, controlar las emociones en la recta final y no caer en la presión ambiental de Pumarín que aprieta hasta niveles ensordecedores. A nivel personal Dani Rodríguez dirigió al equipo magistralmente y supo tomar la responsabilidad cuando las cosas se pusieron más complicadas al igual que Marc Blanch que junto a Urko Otegui supieron aprovechar toda su experiencia para sumar para el equipo en un día en el que Barnes y Fakuade estuvieron lastrados por las faltas.

Lo peor: La lesión en el dedo de Toni Vicens. Aparentemente se le salió el dedo y aunque Fisac lo intentó en la propia cancha le tuvieron que llevar a vestuarios para poder colocársele de nuevo.

Galería de imágenes

Vídeo resumen del partido


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…