Una nueva derrota en el Marta Domínguez, esta vez frente a Melilla y la sensación de fortín que se diluye en Palencia. Anoche el rival era unos de los equipo más potentes de la liga y se notó en exceso la limitada rotación debido a las lesiones de O`Leary y Konate (habituales de la enfermería).

Es cierto que Palencia Baloncesto volvió a perder un partido en el cual había llegado al último cuarto con claras opciones de victoria, pero anoche la sensación fue bien diferente a otras ocasiones.

Las Claves:

Anoche la clave fue sin duda la baja aportación del banquillo, donde Juanpe García, fue el único que tuvo una aportación positiva al juego local.

El juego interior se resintió clarísimamente cuando no estaban en pista Adrian Moss (a pesar de no estar acertado) o Michel Diouf gran dominador del rebote.

Tampoco fue el día del MVP de la pasada jornada y solo Carles Bravo, junto a Garrido aportaba anotación.

Leo sorprendentemente en la prensa que los tiros libres no fueron determinantes ya que tanto Palencia Baloncesto (6/13) y Melilla (7/15) hicieron un 46%. Visto así puede parecer que no ha habido diferencias pero si la hay y mucha.

Palencia Baloncesto entró en el último cuarto con un 80% (4/5) pero en el cuarto definitivo, los locales  solo anotaron 2 después de 8 lanzamientos, Diouf (1/6) y Xavier (1/2). Mientras el rival hizo 5/8 en el cuarto definitivo. Lo cual deja a las claras la importancia de los lanzamientos desde 4,60.

No digo que fuese necesario mantener un 80%, pero pedir un sencillo 50% en estos lanzamientos habría supuesto 4 puntos más, y la derrotase produce solo por tres.

Más claro imposible.

Estadística más/menos: Michel Diouf clave en el equipo.

Tras ver el partido de anoche no resulta muy difícil imaginar quienes tienen la mejor y la peor aportación en esta estadística. Hay casos siempre curiosos y marcados por las circunstancias pero obviamente el buen papel de Diouf queda reflejado en su aportación global al equipo con un resultado de (+6).

Estadística: Michel Diouf (+6), Garrido (+4), Xavier (+2), Bravo (+1), Moss (-1), Mena (-7), Juanpe (-8), Renan (-16).

 Diouf luchando

Michel Diouf (+6): Excelente partido del pívot de Palencia Baloncesto que habría optado al MVP de no haber tenido una desastrosa actuación en el tiro libre durante el último cuarto. Aun así, su aportación resultó vital para mantener vivo al equipo con sus 10 rebotes en ataque.

Carles Bravo (+1): Extraña injusticia la que se produce en el pabellón palentino con el jugador más regular que ha pasado por Palencia. Siempre da la cara, nunca se esconde, juega para él y para el equipo y además nunca está lesionado. Ayer volvió a tirar de galones con Xavier desaparecido y además fue el máximo reboteador defensivo (6).

Quique Garrido (+4): Volvió a ofrecer detalles del mejor Garrido, aunque en anotación aun está lejos del jugador que deslumbró la temporada pasada.  Movió al equipo y repartió 5 asistencias y 5 rebotes. El fallo en la última jugada no merma su actuación pues ya no se disponía de tiempo para lanzar equilibrado.

Adrian Moss (-3): A pesar de ser el máximo anotador del equipo sufrió la ausencia de colaboración en la pintura cuando no estaba Diouf, lo que permitían marcajes muy intensos sobre el. Destacan también sus cuatro recuperaciones. Es un jugador vital para Palencia Basket.

Jeff Xavier (+2): El peor jugador del quinteto inicial. Tras ser MVP la pasada jornada ayer no pudo ofrecer su mejor versión. Es un crack pero irregular en rendimiento, cuando está enchufado, es de lo mejor de la liga.

Juanpe García (-8): El mejor jugador del banquillo. Le tocó marcar a grandes rivales como DeVries o Arco y no decepcionó. Debe seguir creciendo, y sobre todo sentirse importante.

Raúl Mena (-4): Sorprende su mal papel en un jugador habitualmente sobrio en la dirección. Algunas de sus pérdidas de balón fueron realmente asombrosas.

Renan Leichtweiss (-16): Mal partido en todas las facetas, con eso está dicho todo.

Ahora lo importante es la recuperación anímica y también física (lesionados) de cara al importantísimo partido de Huesca. Los oscenses aparecían al principio de temporada como candidatos al descenso pero sus incorporaciones invernales lo convierten en un equipo muy potente.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.