Moussa Kone ha pasado sus vacaciones en Nueva York, ciudad que le vio nacer, pero ya ha hecho las maletas y está en tierras españolas para comenzar una nueva aventura con el Chocolates Trapa Palencia. El pívot estadounidense no es la primera vez que llega a España, la temporada pasada ya jugó en el Basket Navarra. En su primera experiencia en Leb Oro, Kone tiene ganas de demostrar todo lo que es capaz de aportar al equipo.

La pasada campaña estuvo jugando en Leb Plata con el Basket Navarra haciendo una buena temporada y ahora da un paso más en su carrera y llega a la Leb Oro. ¿Cómo se siente?

Estoy seguro de que la Leb Oro va a ser muy diferente de lo que conocía en Leb Plata. Mejores jugadores y entrenadores y mejor organización, así que estoy muy agradecido de tener esta oportunidad de jugar con el Chocolates Trapa Palencia y conocer esta liga.

¿Tuvo otras ofertas de otros clubes? ¿Porqué decidió al final venir a Palencia?

Sí, este verano he tenido otras ofertas de otros clubes pero al final me decidí por Palencia porque se que es un club serio y competitivo, donde tienen ganas de seguir creciendo, ganando partidos y donde tienen el sueño de ascender a la ACB. ¿A quién no le encanta eso?. Además, se que puedo hacer un buen papel en este equipo y que podemos lograr cosas juntos.

¿Ya conocía a Alejandro Martínez antes?

No, no había coincidido nunca con él, aunque sí que le había visto entrenar alguna vez y sabía que era un buen entrenador.

Ahora ya habrá hablado con él. ¿Qué le ha dicho?

Sí, ya hemos hablado unas cuantas veces, aunque sobre todo por WhatsApp. Hemos estado conversando sobre el estilo de juego que quiere esta temporada, lo que espera de mi, y ha hecho mucho hincapié en que espera que seamos un equipo, que aprendamos a jugar juntos y así será como se consigan las cosas.

Bueno, España ya lo conoce pero también ha jugado en otras ligas europeas. ¿Cómo fue la experiencia en Alemania?

La verdad es que en Alemania pasé un gran año. Me gustó mucho la ciudad donde estuve, además estaba a gusto en el club y con la afición y eso hace mucho para tener un buen recuerdo de los sitios. Creo también que fue una experiencia personal muy importante, aprendí muchas cosas no sólo dentro, sino también fuera de las canchas. Mis entrenadores de allí me enseñaron muchas cosas de baloncesto que no sabía.

Y volviendo a España, ¿le gusta el país y el baloncesto que se juega en España?

La verdad es que me siento muy cómodo con el estilo de juego que he visto en España. Jugando en Navarra tuve la oportunidad de jugar contra muchos buenos jugadores españoles que estaban en grandes clubes y que entendían muy bien cuál era su propio estilo de juego.

Hablando de estilos de juego, ¿cómo se definiría a sí mismo como jugador?

Me defino como una persona energética sobre la pista. Disfruto mucho siendo “la chispa” que el equipo necesita para que todos puedan dar lo mejor de sí mismos.

Por último, ¿algún mensaje que quiera dar a los seguidores del Chocolates Trapa
Palencia?

Pues a todos los seguidores del equipo quiero decirles, ¡¡Vamos Palencia!!. Vamos a vivir una gran temporada. No veo el momento de que empiece la temporada y podamos conocernos y disfrutar todos juntos.