Miguel Ángel Caballero es un palentino nacido en el año 1991 y viejo conocido de la afición local. En la temporada 2011/12 ya formó parte del equipo de Leb Oro y la temporada pasada ayudó a los morados en un gran número de entrenamientos.

Hoy conocemos un poco mejor a este base que es todo un referente para los jóvenes palentinos que quieren dedicarse al baloncesto.

El año pasado participó en algunos entrenamientos y este año es parte de la platilla. ¿Cómo llega esta oportunidad?

La verdad es que llega de manera inesperada. A finales de julio el club se pone en contacto conmigo y es algo que no me esperaba. Mi intención este verano era continuar con el equipo de Filipenses con el que estaba jugando hasta ahora, y seguir teniendo el baloncesto como un hobbie, pero cuando me llegó esta oportunidad, no pude decir que no.

IMG_9066La temporada pasada ya coincidió entrenando con el actual entrenador del equipo, ¿Cuánto tiene que ver Alejandro Martínez con su llegada al conjunto morado?

Pues tiene que ver prácticamente todo. El año pasado entrené con el equipo bastante y Alejandro estaba muy contento con mi trabajo. La verdad es que yo no venía aquí buscando eso, pero me gustaba ayudar al equipo y al final, sin esperarlo, ese esfuerzo ha merecido la pena.

Y cuando Alejandro se pone en contacto con usted en verano, ¿qué le dice?

Me dijo que estaba muy contento conmigo, con el trabajo del año pasado, pero que quería que este año fuese de manera continua no que viniese un día sí y otro no sino que fuese uno más del equipo y por ello me ofreció esta oportunidad.

Además de entrenar con el Chocolates Trapa Palencia, estás estudiando una carrera universitaria en Valladolid, ¿cómo se compagina el baloncesto profesional con unos estudios universitarios?

Es muy complicado porque al fin y al cabo la cabeza está en dos sitios a la vez. Tienes que cambiar el chip muy rápido, te falta tiempo… Pero bueno, creo que uno va a ser mi futuro y lo otro es una gran oportunidad que no podía desaprovechar así que este año tendré que esforzarme más para llegar a todo, y será más complicado, pero como dice el dicho, sarna con gusto no pica.

Llega al equipo en un puesto complicado, en el que el año pasado hubo dificultades y donde este año se encuentra con compañeros de la calidad de Aitor Zubizarreta y Jorge Sanz. ¿Qué cree que puede aportar al equipo?

Es cierto que mis dos compañeros son dos grandes jugadores de los cuales puedo aprender mucho. Yo siempre me he considerado un base anotador, soy rápido al contraataque y también puedo tirar cuando es necesario. Me gusta el juego dinámico y alegre y creo que en eso encajo muy bien en la filosofía de Alejandro Martínez.

Tanto en pretemporada como en este inicio liguero, el equipo ha dejado muy buenas sensaciones, ¿qué espera de esta temporada?

Ya lo he dicho en otras ocasiones, creo que podemos hacer algo muy bonito, es un año en el que nos vamos a divertir, tanto nosotros en el campo como toda la gente que venga a vernos. Creo que somos un equipo que debe aspirar a estar arriba pero vamos a ir poco a poco, partido a partido y a ver hasta dónde llegamos.

Finalmente, ¿algo que quiera decirle a la afición?

Creo que ya me he expresado también por redes sociales, pero estamos muy contentos con nuestra afición. Son nuestro sexto jugador, cada vez que están ellos, jugamos con ventaja. Tanto la Peña Basket Morao a la que estamos superagradecidos por estar siempre ahí, organizar viajes…, como todo el resto de la gente, con lo que animan y apoyan son una gran ayuda para el equipo y sólo podemos agradecerles todo lo que hacen y decirles que continúen así, porque teniéndoles a ellos, va a ser muy difícil ganarnos.