Un poquito de buen juego, un poquito de defensa, un par de importantes triples de Guerra y de guinda, el espectacular mate de Ian O’Leary, firme candidato al top ten de la NBA. Un Moss increíble da media victoria.

Palencia Baloncesto 72 – CB Breogán de Lugo 65

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia Baloncesto en el Trofeo Basket Morao

Gran bandeja de Mc DermottNo ha sido el partido perfecto, ni siquiera ha sido el mejor, pero los de Natxo Lezcano han sabido sacar adelante un partido complicado y enrevesado que nos ha dejado sensaciones de buen equipo y de mucho más que luchar por evitar el descenso, porque ante un Breogán anárquico y sin desplegar el mejor juego, Palencia ha sido sin duda mucho mejor.

El partido se inició de forma bastante igualada, y tras un par de fallos de ambos equipos, Bravo con una bandeja y un triple desde la esquina marca de la casa, daba la primera leve ventaja.

Ambos conjuntos se mostraban demasiado imprecisos en sus jugadas, pero ni uno ni otro, eran capaces de aprovechar esos fallos para llevar el mando del partido, aunque era Palencia, el que sin estar excesivamente brillante, el que con ventajas que no superaban los 4 puntos, mandaba algo más en el marcador.

El segundo cuarto comenzaba de una forma similar al primero, aunque era los gallegos los que golpeaban primero empatando primero a 16 y luego poniéndose con ventaja que no superaba los 3 puntos, con acciones de Feldeine y Ogirre.

Si en el primer cuarto habían sido Moss y Bravo los destacados, Xavier cogía la batuta y con esos robos marca de la casa, volvía a devolver la ventaja a los palentinos que ya habían visto debutar a Guerra, aunque en estos minutos iniciales se veía lógicamente despistado.

Un parcial de 9 a 0, daba a Palencia las primeras ventajas importantes, 6 puntos, una ventaja que los de Lezkano lograban manejar hasta el final de periodo pero que se quedaban en solo 4 al descanso, 33 a 29.

La primera parte había sido un tanto aburrida, con bastantes fallos por parte de ambos equipos y con un juego muy trabado lejos del espectáculo, que había beneficiado un poco a los visitantes, con un ritmo de juego más lento de lo acostumbrado para Palencia.

Tras el descanso, y tras unos minutos de tanteo, Palencia sacó el mazo y tras empatar los gallegos a 37, los de Lezcano con varias acciones defensivas meritorias, y buenas elecciones ofensivas, con Moss y O’Leary como referentes, marcaban un parcial de 10 a 0 que hacía ver las cosas de color de rosa.

Pepe Rodríguez tenía que pedir tiempo muerto e intensidad a los suyos porque veía que el partido se le escapaba. Un par de robos de balón, por imprecisiones de los palentinos, que se culminaban en contrataque, un triple de Papa Dia, devolvían las diferencias a los guarismos anteriores, con lo que el partido, que parecía haber encontrado dueño, volvía a entrar en la lotería.

Buen trabajo de GuerraSe llegaba al último periodo con ventaja todavía palentina, pero sin ser dueños totales de la situación, con las sensación que en cualquier momento nos podíamos despegar pero sin ser conscientes que éramos capaces.

Con el comienzo de cuarto, Breogán volvía  a la carga. No habían pasado ni dos minutos del cuarto final cuando Breogán, tras triple de Feldeine, se ponía por delante en el marcador. Lezkano pedía tiempo muerto, seguíamos cayendo en el juego visitante, más lento y más dirigido a sus jugadores franquicia, pero la situación cambiaría en dos minutos, ya que dos acciones consecutivas de Guerra, daban la vuelta al marcador.

Guerra con dos segundos de posesión, anotaba un triple que volvía a poner por delante a Palencia, pero tras frustrar otro ataque lucense, con la posesión agotándose y desde casi 9 metros, Guerra volvía a anotar otro triple, esta vez contra tablero, que levantaba a la grada.

El remate de faena y que ya entregó totalmente al público, fue en la siguiente jugada en la que un alley hoop ejecutado por Ian O’ Leary, machacando de espaldas, al más puro estilo NBA, dejó claro que ese partido, solo tenía un dueño: Palencia.

A pesar del tiempo muerto de Pepe Rodríguez, Palencia siguió encontrando su juego, logrando llegar a tener 10 puntos de ventaja de nuevo, con un minuto para el final, pero con el ansia ya no solo de la victoria, sino de lograr recuperar el basketaverage, la ventaja quedó finalmente en solo 7 puntos, en un menú en el que solo faltó el remate final, recuperar la diferencia de la primera vuelta.

Palencia logró una gran victoria, ante un rival directo, al que deja a dos victorias, con un calendario en teoría benévolo de momento, y con la permanencia casi lograda. No se jugó el mejor partido, pero estos son los partidos que hay que ganar para poder lograr la permanencia y aspirar sin ningún miedo a playoffs.

Lo mejor: Sin ninguna duda Moss se convirtió en el mejor jugador del encuentro. Tuvo sus minutos de descanso en cada cuarto, y logró dar lo mejor de si mismo en todos ellos, siendo el jugador más importante en ataque. Los dos triples de Guerra, llegaron en el momento más importante del partido, cuando Breogán se había puesto por delante, y dio lo necesario para dar confianza al equipo. El espectacular mate de espaldas de O’Leary, es de esos que se quedan en la retina, dignos totalmente del top ten NBA. Felicitar a la afición de Breogán y a la Peña Embreogados por su gran comportamiento y el saludo final. Breogán también tiene una gran afición.

Lo peor: Aunque se realizó un gran trabajo defensivo, Palencia durante muchos minutos cayó en el juego de Breogán, y no pudo romper el partido en ningún momento, mérito del equipo lucense, porque Palencia nunca se desenganchó.

Imágenes del encuentro


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…