Menorca ha logrado superar en el cuarto encuentro a un agotado Melilla y recupera un solo año después, su puesto en la Liga Endesa. Ahora deberán ratificarlo en los despachos. Melilla ha completado una temporada fantástica.

Se acabó la Adecco Oro 2011/2012 y Menorca Basquet recupera la categoría perdida solo una temporada después de haberla perdido. Menorca ha completado una gran temporada, un tanto irregular en la liga, pero con unos playoffs prácticamente perfectos en los que la amplitud de su plantilla, en la que todos sus hombres tienen una gran cantidad de minutos, ha sido clave para superar a un digno Melilla que ha llegado a este cuarto encuentro, agotado.

Solo queda felicitar a Menorca por su ascenso.

Menorca celebra el ascenso en el Javier Imbroda. Foto Pablo Romero/FEBMenorca celebra el ascenso en el Javier Imbroda. Foto Pablo Romero/FEB
Menorca celebra el ascenso en el Javier Imbroda. Foto Pablo Romero/FEB

Melilla Baloncesto 63 – Menorca Basquet 82
Con las gradas con un número de aficionados superior que en los tres primeros encuentros, Melilla y Menorca, comenzaban un partido precedido por un minuto de silencio por el técnico de Real Madrid, Tirso Llorente, fallecido en la madrugada del sábado tras una larga enfermedad.
El partido se abría con canasta de Menorca, de Romá Bas, pero con unos primeros minutos en los que ambos conjuntos medían el estado de ánimo y fiabilidad del rival.
Durante los cuatro primeros minutos, las defensas se imponían sobre los ataques, aunque solamente los fallos en el tiro de Menorca, impedían que estos fueran por delante, ya que el rebote, sobretodo ofensivo, estaba siendo menorquín.
Sin un juego brillante, la emoción era lo mejor, con triples estratosféricos como uno de Joan Riera, o buenas jugadas como las protagonizadas por los interiores de Menorca. A falta de 3 minutos para el final, Menorca lograba 5 puntos de ventaja pero un triple de Manzano, lo dejaba en dos puntos.
Al último minuto del cuarto se entraba con empate a 17, pero varias acciones defensivas de ambos conjuntos, impedían ver más canastas por lo que se llegaba al final de ese primer periodo con ese resultado.
Suka-Umu abría el segundo cuarto con un triple, pero un parcial de 0 a 7 para Menorca, y varias acciones protestadas por los melillenses, hacían que Menorca se pusiera con 4 de ventaja y Gonzalo García tuviera que pedir tiempo muerto, pero las cosas no cambiaban mucho, porque un triple de Matalí y una canasta de Coppenrath, les permitía ampliar la diferencia hasta los 9 puntos.
Melilla no estaba encontrando su juego, por dentro lo veía imposible y por fuera ya no estaba tan acertado por lo que tras otro triple de los melillenses, con diferencia de 12 puntos, obligaba de nuevo a que Gonzalo García pidiera otro tiempo muerto con 4:25 para llegar al descanso.
Suka-Umu rompía la racha negativa a falta de 4 minutos, y Melilla conseguía que al menos la diferencia no se fuera incrementando. Otro triple de Suka-UMu, situaba a Melilla a 8 puntos de Menorca, y Berrocal, pedía tiempo muerto para afrontar el último minuto del segundo cuarto. Como durante todo el partido hasta ese instante, el juego interior protagonizaba la última acción del cuarto, y la diferencia se volvía a situar en 10 puntos.
Tras el descanso, Menorca abría el marcador con dos tiros libres de Arteaga, mientras que Salva Arco contestaba con triple, y Bas lo devolvía. Arteaga por un lado y Suka-Umu por otro, tomaban el protagonismo ofensivo en cada equipo aunque a Menorca se le notaba demasiado cómodo tanto en defensa como en sus acciones ofensivas, encontrando siempre a Arteaga, vital en estos momentos o a Otegui, que desde la media distancia iban haciendo daño. A falta de 4:42, la diferencia ya era de 15 puntos y Gonzalo García pedía tiempo.
Ni siquiera los cambios en defensa hacían daño, y la distancia seguía aumentando hasta los 18-20 puntos, y finalizaba el cuarto con 19 finalmente, y todo muy cuesta arriba para los locales.
La ansiedad y la necesidad de anotar de Melilla les obligaba a jugársela desde lejos pero Menorca seguía demostrando su poder reboteador en ambos aros, permitiéndole segundas opciones ofensivas y llevando a la desesperación a los locales. El cansancio de Melilla era demasiado patente.
A falta de 5 minutos el partido ya estaba sentenciado, y los últimos minutos no sirvieron para nada más. Los últimos segundos del partido el público melillense, puesto en pie, aplaudía a su equipo conscientes de la gran temporada que han realizado mientras que Menorca, celebraba con el pitido final el ascenso.
Esta Adecco Oro se acaba y deja grandes historias, dos jugadores que vivieron la temporada pasada un descenso, Wachsmann y Salva Arco, esta temporada han disfrutado de la posibilidad de jugar por subir, y por el otro lado, un tal Urko Otegui, lograba su cuarto ascenso a la ACB.
Ahora comienza la planificación de la próxima temporada de la que todavía no se sabe el formato y que equipos lograrán salvarse de un verano caliente en el que habrá varios equipos que desaparezcan si las informaciones acaban confirmándose.
Buen verano de basket a todos y enhorabuena a Iberostar Canarias y Menorca Basquet, por su ascenso a la liga Endesa.
Destacaron: Por Melilla, gran partido de Marcus Suka-Umu con 18 puntos y 5 asistencias y por Menorca, Taylor Coppenrath con 15 puntos y 6 rebotes.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias LEB Oro
Comentarios cerrados

Mira además

Unión Financiera Oviedo toma el mando de la liga

A falta del Carramimbre vs Cafés Candelas del 1 de noviembre, la jornada segunda de LEB Or…