IMG_9770Actel Força Lleida 76 – Quesos Cerrato Palencia 75

Estadísticas

Quesos Cerrato Palencia se vuelve de tierras ilerdenses con una dolorosa derrota en un encuentro que dominó en el marcador durante 30 minutos y en el que tuvo una última posesión para ganar el partido aunque la moneda cayó cruz.

El equipo palentino ofreció una mejor cara con respecto a encuentros anteriores, principalmente en ataque, con mayor acierto, pero en el que no supo sacar provecho a una buena primera parte en la que dominó casi completamente al conjunto local.

Viajaba Palencia con las mismas bajas ya que Cortaberría que realizó el calentamiento no jugó ningún minuto como se preveía.

Desde el primer minuto se vio a un Palencia con mucha más agresividad, si es la palabra correcta, en ataque, con un buen trabajo defensivo y en el rebote que propició un primer parcial de 3 a 15 con tiempo muerto incluido de Joaquín Prado.

Tras esta máxima del partido las diferencias se reducían y en los dos últimos minutos comenzaba a aparecer el juego exterior local para en el último segundo del cuartodejar la diferencia en solo 4 puntos, 16 a 20.

Tomas Hampl daba el relevo a Oli en el inicio del segundo cuarto, tres minutos del checo pleno de acierto con 8 puntos consecutivos que obligaban a Prado a pedir tiempo porque el conjunto palentino se escapaba en el marcador.

De nuevo un triple permitía la reacción local y de los 12 puntos de ventaja antes del tiempo se pasaba a solo 6 en apenas un par de minutos, una ventaja que se mantenía durante algunos instantes aunque a falta de 2 minutos para el descanso Lleida empataba de la mano de Fran Guerra, parando el partido Lezkano. Dos acciones finales de los palentinos, con triple sobre la bocina de Dani permitía a Palencia irse a los vestuarios con 5 de ventaja, 36 a 41.

Tras el tiempo de descanso el partido comenzaba a enredarse con los colegiados, Dani se las veía y se las deseaba con Simeón, pero al menos los palentinos seguían mandando en el electrónico con ventajas muy cortas no más allá de 5 puntos y con los dos equipos cometiendo muchos fallos en ataque.

El show de los colegiados, muy mal durante todo el encuentro para ambos equipos, comenzaba a demenciarse tras anotar Fornas canasta, señalando técnica a Hampl que protestaba la jugada. Dos tiros libres y una canasta posterior de Lleida, apretaban el marcador con 54 a 55.

Si en el tercer cuarto la dureza defensiva de Lleida se había incrementado, en el inicio del último daba un punto más y quién lo pagaba de nuevo era Hampl que realizaba una inexistente falta en ataque.

El encuentro se igualaba al máximo, con alternancia en el marcador, hasta mediado el cuarto y tras otra falta en ataque señalada a Arteaga, Lezkano pedía tiempo muerto.

Los siguientes minutos seguían manteniendo la igualdad aunque ya con los locales asomando la cabeza y los palentinos igualando en la siguiente jugada. Demasiadas canastas fáciles concedidas en estos minutos.

A poco menos de 2 minutos señalaban técnica a Urko, pero en la siguiente jugada compensaban con la misma señalización a Sutina, eso que los malos colegiados suelen hacer.

Se llegaba a 40 segundos del final con Palencia por delante tras canasta de Urko. Tiempo de Lleida pero fallaban el ataque posterior permitiendo a los palentinos posesión para tomar tres de ventaja pero los colegiados señalaban fuera supuestamente por pisar la línea Urko.

De nuevo Prado solicitaba tiempo y Hampl realizaba falta, la quinta. Guerra anotaba sus dos tiros libres y Lezkano pedía tiempo; quedaban 7 segundos. Cuando todos pensábamos que Gantt, Dani, Urko o incluso Forcada serían los que se la jugarían, la pizarra señalaba un protagonista sorprendente, Arteaga, que más que tiro buscaba falta, fallaba; en Oviedo hubo suerte, en Lleida, Arteaga no era el más adecuado para el último tiro aunque fuera el jugador que menos esperaban que recibiera.

A pesar de la mejoría, derrota por 76 a 75, mejores sensaciones que en encuentros anteriores aunque con el mismo resultado y ya son cinco derrotas consecutivas que alejan ya la posibilidad del quinto puesto a dos victorias y recibiendo a Valladolid la próxima jornada.

Lo mejor: A pesar de la derrota el equipo ofreció mejores sensaciones durante todo el encuentro, principalmente en ataque y con mayor control del rebote y mayor agresividad sobretodo en el rebote ofensivo. Gantt mejoró sus porcentajes, Dani estuvo mejor, Hampl jugó un buen segundo cuarto y posteriormente cerró bien el rebote.

Lo peor: La quinta derrota consecutiva ha sido dolorosa por el final. Buscar a Arteaga como jugador para el último tiro se puede pensar que era porque nadie podía esperarlo con Urko, Dani o Gantt en cancha, pero tras la temporada que lleva Arteaga en general no era la mejor opción y no siempre puede salir cara como ocurriera en Oviedo.

La pareja Pinela – Uruñuela es una de las peores de la categoría y un encuentro más demostraron su incapacidad para dirigir un encuentro en esta liga con un último cuarto demencial, compensando las acciones que señalaban y provocando el enfado de los jugadores de ambos equipos.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Repaso a las imágenes del baloncesto palentino, 18 y 19 de Noviembre

Repasamos las imágenes del fin de semana de baloncesto palentino, centrados en los encuent…