Quesos Cerrato Palencia 76 – Planasa Navarra 71

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao.

Hay victorias que saben mejor que otras y la lograda por Quesos Cerrato Palencia ante Planasa Navarra tiene ese buen sabor que deja aquellas en las que ha tocado sufrir hasta el final, con muchos alicientes, con el estreno en el banquillo de Sergio García, con la vuelta de varios ex muy queridos, pero sobretodo porque cuando se suele sufrir la victoria sabe mejor.

No era fácil el compromiso de la noche del viernes, un buen rival, una racha de 9 victorias consecutivas, demasiado optimismo en el ambiente sobre el resultado final pero enfrente había un rival que como había avisado Sergio Lamúa en la previa había estudiado muy bien a Palencia y que a punto estuvo de sacar provecho de los muchos errores que cometieron los palentinos durante el encuentro.

Baloncesto Venta de Baños era homenajeado antes del comienzo del partido por la consecución de la Copa Castilla y León de Liga EBA, un gran aplauso para los venteños que lograron su primer título como entidad.

Antes, en la presentación de los equipos, los ex de Palencia también recibían el cariño de la afición que no se olvida de los Garrido, Arteaga, Justo o Narros aunque dentro del partido la normalidad imperara.

El partido se desarrolló siempre en clara igualdad, con cambios de ventaja para uno u otro pero nunca con ninguno de los dos imponiéndose definitivamente, con defensas alternativas de ambos conjuntos que al único que beneficiaban era a un Navarra que sabía impedir un ritmo alto de partido a los palentinos.

En defensa ambos conjuntos se mostraban a un nivel similar, sin dejar que los interiores de ambos equipos recibieran con comodidad pero con los exteriores en el caso de los palentinos con demasiada prudencia a la hora de lanzar a canasta (al descanso llegaría Palencia con 0 de 2 en triple) y era demasiado cómodo para los navarrros y al finalizar el primer cuarto el marcador reflejaba empate a 17.

No era diferente la situación en el segundo, con los navarros más dispuestos en zona que en individual, minutos iniciales en los que los palentinos con demasiadas acciones individuales pero sin acercarse al aro, fallaban demasiados ataques mientras que los de Lamúa también con problemas lograban situarse 23 a 27 a 5 minutos del descanso tras un triple de Justo que obligaba a Sergio García a pedir su primer tiempo muerto.

No cambiaba mucho el panorama, las defensas seguían imponiéndose y solo la canasta sobre la bocina de Dani Rodríguez animaba un hasta ese momento frío ambiente, tanto en la cancha como en la grada. Al descanso se llegaba con 33 a 31.

Tras volver de vestuarios el ánimo en la grada estaba un poco más caldeado, pero en la cancha Navarra seguía aprovechandose de un Palencia más inactivo en ataque que de costumbre y tras un triple de Bonhome los navarros se ponían con la máxima diferencia del partido , 6 puntos, diferencia que lograrían mantener durante algunos minutos.

Mientras tanto Uruñuela y Quintas iban haciendo de las suyas, alguien tal vez más neutro a diría que a ambos, pero lo cierto es que la grada se iba calentando con decisiones algunas absurdas y otras desacertadas totalmente.

Aun así Navarra había perdido la oportunidad de distanciarse y romper el encuentro cuando se encontró con situaciones favorables provocadas por errores palentinos como por decisiones discutibles de los colegiados y al cuarto final se llegaba con empate a 48.

Dos puntos había anotado Dani Rodríguez en 30 minutos y en solo 3 anotaba seis puntos junto con otros dos de Urko Otegui para situar a los palentinos a 7 minutos del final con 6 de ventaja y obligando a pedir tiempo muerto a Lamúa.

El esquema había cambiado, los jugadores colegiales se mostraban menos estáticos y afrontando situaciones ya de uno contra uno en el que comenzaban a demostrar su nivel como en el caso de Dani Rodríguez.

Planasa Navarra no se rendía y obligaba a los palentinos a dar lo máximo algo que se traducía en entrar en bonus mediado el cuarto y más tras una clara antideportiva de Joan Tomás que se traducía en un 2+1 de Nguirane que situaba a los navarros de nuevo por delante.

De nuevo parecía que los de Sergio García podían despegarse (se situaban 6 por encima a algo menos de 4 minutos) pero un nuevo tiempo muerto de Lamúa volvía a dar la vuelta a la tortilla para igualar el encuentro.

A los últimos 30 segundos de encuentro se llegaba con dos tiros libres para Urko Otegui momento en el que se producía una situación que indignaba a la grada enormemente. El colegiado vasco Asier Quintas, en una absoluta falta de respeto a Urko Otegui, en vez de entregar el balón botando como se hace siempre o en mano, menos habitualmente, se plantaba chulescamente delante y dejaba delante de Urko el balón en el suelo. La reacción del público fue la lógica, indignación total y absoluta y seguramente en Urko incredulidad ante los presenciado, lo que provocaba que fallara el tiro libre aunque luego anotaría el segundo para poner el 72 a 71.

Lamúa con su último tiempo muerto tenía la oportunidad de ponerse por delante pero Arteaga recibía un taponazo de Lamont Barnes y el balón llegaba a Mitch McCarron que recibía falta. El australiano no fallaba y Planasa Navarra se la jugaba a un triple a la desesperada de Servera que fallaba y en el contrataque Blanch dejaba el definitivo 76 a 71 que se celebraba en la grada como una victoria importante.

Quesos Cerrato Palencia lleva 10 victorias consecutivas (11 en total), casi nada, y parece fácil contarlo, pero el trabajo que hay detrás a pesar de algunas victorias cómodas, que tal vez no apreciamos en su justa medida, más otras muchas con sufrimiento, hacen de este equipo un gran todoterreno que ha sabido sin ninguna duda afrontar las dificultades de los diferentes rivales y aquellos cambios, como el de entrenador, que tal vez otros equipos con la misma o igual calidad no habrían sabido afrontar con la madurez de esta plantilla.

Palencia llega en la mejor disposición para afrontar la última semana importante de este 2015 con dos partidos como visitantes antes muy buenos rivales como Actel Força Lleida el miércoles o Ourense Provincia Termal el domingo.

Lo mejor: Estreno con victoria de Sergio García y Tino Ugidos en el Marta Dominguez, un partido que el técnico donostiarra pareció tenerlo controlado en todo momento a pesar de ir por detrás en el marcador durante muchas fases del partido, algo importante para su aprendizaje como primer entrenador.

A nivel individual hubo varios jugadores con un trabajo más oscuro como el de los interiores Barnes, Urko o Fakuade, pero quién revolucionó el encuentro fue Dani Rodríguez con un gran inicio de último cuarto que sentó las bases de la victoria dando confianza a sus compañeros.

Lo peor: Habitualmente solemos ser críticos con los colegiados en la victoria y en la derrota, son mejores o peores, sus actuaciones más criticables (objetiva o subjetivamente) pero hoy el colegiado vasco Asier Quintas Álvarez mostró la peor cara que se puede ver en el arbitraje o traspasó mejor dicho una línea que no debería haber pasado faltando al respeto de Urko Otegui en el lanzamiento de tiros libres en un momento crucial del partido, a escasos segundos del final. El señor, si se puede decir de esta forma, Quintas, en vez de entregar el balón de la forma habitual (botando) para que Urko lanzara el primer tiro libre, se acercó al capitán de Palencia y situó el balón delante de él y en el suelo, de una forma totalmente fuera de lugar que recibió una reprimenda brutal de los aficionados tanto en ese momento y a pesar de la victoria cuando se retiraban al túnel de vestuarios. Vergonzosa actuación de este colegiado ( y de su compañero).

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

De la placidez, a las dudas

Al descanso, todo apuntaba a un victoria muy cómoda de Chocolates Trapa Palencia ante un R…