Tras la buena acogida que han tenido las reflexiones de Sergio Alonso respecto al play off que esta disputando con Iberostar Mallorca hoy ofrecemos la siguiente entrega.

La serie estaba antes del comienzo del segundo encuentro 1-0 a favor del equipo de Alonso.

En esta ocasión el equipo balear se enfrenta de nuevo a River Andorra con la oportunidad de dar un gran paso adelante en caso de hacer valer el factor cancha.

De lo contrario los andorranos lograrían un golpe de efecto que les daría una ventaja psicológica en la serie.

Pre-partido

La previa en esta ocasión ha sido breve, debido al que jugamos viernes noche y ya el domingo por la tarde volvemos a saltar a la pista.

Las sensaciones han sido básicamente las mismas que ante el primer partido. Y digo básicamente porque el viernes dimos un gran paso en la serie y nos quitamos los nervios de fracasar en el partido inaugural de la serie.

Al igual que anteriormente, hemos preparado bien el partido, y esperamos que todo salga bien y podamos dar otra alegría a nuestra afición.

En el vestuario todo se repite, al igual que el viernes mismos rituales, mismas caras, mismas emociones, visualizando el encuentro antes de pisar por primera vez el parquet……

El partido

Salimos a la cancha sabiendo que teníamos una gran oportunidad de poner la serie a nuestro favor y tan sólo a una victoria del ascenso, con nuestro público apoyándonos sin cesar.

Empezamos el partido como de costumbre estábamos  habituados a hacerlo. Defensa intensa, rebotear con dureza y salir al contraataque moviendo el balón y buscando las mejores opciones para hacerles daño con penetraciones y tiro exterior. Realmente por momentos lo conseguimos.

Alonso en ataqueSalimos mentalizados de no repetir los fallos en mente del partido anterior e intentar hacerles daño en su juego nuevamente. La defensa estuvo por momentos excelente pero en ataque nos estuvimos lo acertados de otros días y no supimos despegarnos del marcador en ningún momento.

Andorra defendió muy muy fuerte, hasta se podría decir que sobrepasaron el límite de las faltas en la mayor parte del encuentro. Dicha agresividad y cierta permisibilidad arbitral hizo que en muchas situaciones forzásemos muchas acciones en ataque con la mala suerte de perder balones. Por cierto, para nada me quiero excusar en la pareja arbitral.

Una acción de tres en el último segundo del tercer cuarto nos dio una “bofetada” que hizo que saltaran algunas alarmas. Perdíamos de uno al comienzo del último cuarto.

Estuvimos a remolque la mayor parte del periodo intentando correr lo que nos dejaban y en defensa probamos suerte con la defensa zonal que no dio el resultado esperado. Vernos por debajo en el marcador nos hizo perder un poco la concentración y jugar algo precipitados. De esta forma según transcurría el cuarto la desventaja se iba haciendo más amplia.

Quedando un minuto aproximadamente para que terminase el encuentro, nos veíamos con opciones de ganar el partido ya que habíamos remontado nueve puntos y nos habíamos puesto a sólo dos.

Como se suele decir, fue “remar para morir en la orilla”. Andorra supo jugar muy bien en los momentos finales donde nosotros jugamos a la desesperada y no pudimos poner el 2 a 0 que nos hubiera dado cierta “tranquilidad” de afrontar un partido en tierras andorranas.

Post-partido

El equipo es consciente de que a pesar de no haber jugado demasiado bien, y estando en momentos fallones, sólo nos ganaron de cuatro puntos y no perdimos la cara al partido en ningún momento.

Caras arriba, apoyo de los nuestros tanto dentro como fuera de la pista, nos dan fuerzas para intentar lograr al menos una victoria en Andorra y, ¿porque no?, retornar al Básquet Mallorca a donde se merece que es la Leb Oro.

Personalmente muy fastidiado por las numerosas pérdidas de balón que tuve y en ocasiones no saber leer las diferentes situaciones que nos hacían en defensa.

Siendo positivo, la eliminatoria sigue este miércoles y podré desquitarme de los fallos cometidos de este último partido y seguir ayudando a mis compañeros a dar otro pasito más.

Sergio Alonso

La serie esta ahora con empate a una victoria y esto otorga a River Andorra la ventaja de jugar los dos próximos encuentros en su pista. Los que pudimos ver el encuentro a través de FEB TV pudimos ver como a Iberostar Mallorca le peso mentalmente el verse por debajo en el marcador. Y también que el artífice de la reacción mallorquina en los últimos minutos fue Sergio Alonso, con brillantes acciones tanto en ataque como en defensa.

Hoy miércoles se disputara el tercer partido en tierras andorranas, y desde aquí deseamos  muchísima suerte a Sergio Alonso.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Ex de Palencia
Comentarios cerrados

Mira además

Álvaro Reyes debuta este viernes con Metro State

El palentino Álvaro Reyes tendrá la oportunidad de debutar con Metro State en el torneo qu…