La mejor final de Copa de la historia, así catalogaron los medios especializados la Copa Princesa que el Quesos Cerrato Palencia tan brillantemente se llevaba ante su público y ante un gran rival como Melilla Baloncesto quee también pudo llevarse el trofeo.

El Marta Dominguez presentó esa imagen de pabellón mítico lleno hasta la bandera donde los aficionados se confundían con el parquet para crear un ambiente infernal que no amedrentó a un Melilla Baloncesto que jugó a un gran nivel.

Con una presentación de gala como en las mejores competiciones internacionales, con la luz en penumbra e iluminando a cada jugador en su presentación, con las gradas teñidas de luz morada gracias a la Peña Basket Morao, …. daba comienzo a la segunda final consecutiva que se celebraba en Palencia y que fue dominada al inicio de partido por Mellilla Baloncesto.

Los de Alcoba dominarían hasta el descanso pero tras el mismo Quesos Cerrato Palencia salía a por todas y en apenas 4 minutos daba la vuelta al marcador al que había llegado al descanso 8 abajo pasando a muchos minutos de igualdad aunque a falta de poco más de un minuto del final del tiempo reglamentario la ventaja visitante era de 4 puntos.

IMG_3770Buenas defensas y 4 tiros libres en los que no temblaba el pulso a los palentinos permitían empatar el encuentro y Suka Umu se comía el balón que podría haberles dado la victoria.

En el primero de los tiempos extra Palencia Baloncesto lograba tomar 4 de renta pero la igualdad del encuentro se volvía a implantar y el héroe de la final, Dani Rodríguez, empataba el encuentro a 5 segundos del final y Almazán fallaba otra opción de llevarse el encuentro.

Otro tiempo extra más y la figura de Dani Rodríguez seguía emergiendo con un equipo palentino con un único interior Urko Otegui, y precisamente ambos eran los protagonistas de los últimos instantes del encuetro.

Pablo Almazán fallaba un 2+1 y Dani Rodríguez asumía el ataque. Como escribíamos en la crónica de aquella final describiendo esta última jugada “Un amago hacia atrás, otro hacia delante para romper la cintura de Franch, situaban a Dani Rodríguez solo desde el triple para anotar no un triple, sino el triple que definitivamente daría la victoria a Palencia. Melilla contaría con una nueva bola pero Urko taponaba el tiro y los jugadores, y la afición explotaban con un único grito, ¡campeones!.”

Y ahora solo queda volver a disfrutar de aquellos momentos mágicos de la mejor temporada de la historia del basket palentino.

El héroe, el MVP Dani Rodríguez

La presentación de la Copa

Las Cheerleaders

Para disfrutar.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Normas de baloncesto 2017-18

Este fin de semana pasado se celebró en el Campo de la Juventud  de  Palencia un…