Después de 12 años de presidencia de Jose Luis Sáez, la Federación Española de Baloncesto afronta unas elecciones cruciales para el futuro del baloncesto español que debe afrontar desde este mismo verano unos cambios que no solo se deben centrar en la máxima competición federativa sino en toda la estructura de competiciones con las que cuenta la federación nacional.

Es la herencia que ha dejado el ya casi ex presidente de la FEB Jose Luis Sáez, una presidencia que se ha centrado principalmente en la potenciación de las selecciones nacionales (ahí se ha realizado un buen trabajo también a costa de los clubs) dejando de lado las competiciones que han sufrido en los últimos seis años una enorme degradación y que no supo adaptar a los tiempos de crisis que ha tocado vivir.

Lógicamente toda la culpa no es de él ni de la FEB porque muchos clubs vivieron o se convirtieron en sociedades anónimas gracias a los desembolsos de enormes cantidades de dinero de instituciones públicas, clubs que en algunos casos sobreviven en la ACB, algunos en la LEB Oro y otros por desgracia desaparecieron.

Este sábado 9 de Junio la FEB vivirá una de las elecciones con más candidatos de su historia; Jorge Garbajosa, Alfonso Cabeza y Arturo Aguado son los tres candidatos a ocupar la presidencia de la FEB durante los próximos 4 años, el ciclo olímpico, un periodo de tiempo en el que deben afrontar enormes cambios que doten de viabilidad, futuro y atractivo a unas competiciones FEB que hace mucho tiempo perdieron el rumbo y credibilidad.

Sáez en la Copa Príncipe de 2015
Sáez en la Copa Príncipe de 2015

Al presidente que salga de las elecciones le va a tocar afrontar de inmediato el primer marrón, aquel que no quiso, no supo o no le apeteció afrontar a Jose Luis Sáez, el convenio FEB-ACB que ya hace varios años caducó y que tras el dictamen preliminar de la CNMC anulando el canon ha provocado un vuelco a la situación de monopolio de la ACB obligando a esta a tomar otra dirección y aprovechando la ausencia de cabezas visibles en FEB y CSD, tomar la iniciativa de la forma que lo ha hecho, aceptando las inscripciones en diferido de Palencia y Melilla como ya hizo la pasada temporada con Ourense, pero condicionando el ascenso de ambos a un cambio en el convenio entre ACB y FEB que previsiblemente exigiría el ascenso solo para la próxima temporada de palentinos y melillenses, una noticia que de momento no ha sentado bien entre los clubs de la LEB Oro.

Desde clubs como Cáceres o Burgos ya han dejado claro que no están de acuerdo con esa posibilidad ya que para ellos de nada valdría competir sino existe ningún objetivo de ascenso y salvo evitar el descenso, no habría más por lo que luchar. Lo que nadie dice y lleva rumorándose desde hace tiempo es que si finalmente se aceptara que la próxima temporada solo fueran Palencia y Melilla los ascendidos, la LEB Oro lucharía por un importante premio económico (o premios), algo que aun está por desarrollar y que veremos si convence a los clubs, aunque esto dependerá del canditado que salga elegido que debe tomar esa posibilidad como suya o tomar otro rumbo diferente.

Lo cierto es que salvo que el presidente electo, la ACB y el CSD se den una celeridad inusitada, con juegos olímpicos de por medio, hay muchas posibilidades que la liga se inicie sin conocer como funcionarán los ascensos y descensos.

Más allás de candidaturas continuistas o rompedoras con el pasado, lo que se necesita es que el presidente que salga de estas elecciones guíe la transición a competiciones normalizadas donde los méritos deportivos estén por encima de los intereses económicos de competiciones profesionales y donde se tenga en cuanta a todas las partes implicadas clubs, federaciones, entrenadores, jugadores …

Que la fuerza (y la inteligencia) acompañe al nuevo presidente.

 


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias LEB Oro
Comentarios cerrados

Mira además

Unión Financiera Oviedo toma el mando de la liga

A falta del Carramimbre vs Cafés Candelas del 1 de noviembre, la jornada segunda de LEB Or…