Son contadas las ocasiones en las que un colegiado sea del deporte que sea, tiene la oportunidad de hablar libremente sobre cualquier tema del deporte que practica, porque aunque lo ignoremos casi siempre todos, los árbitros (hayan o no jugado a ese deporte), son practicantes y parte importante de ellos, con sus aciertos y con sus errores.

Una imagen de la grada del Marta Dominguez en un partidoCelestino Reguera, colegiado de la Delegación Palentina de Baloncesto, dejó ayer una más que interesante reflexión en Facebook, un claro mensaje hacia los valores, la educación, respeto … que se están perdiendo en el mundo del baloncesto, porque desde la grada, y a veces desde la cancha, se ven los partidos como si fuera algo más que un partido de chiguitos o chiguitas.

Creo que este mensaje nos debe hacer reflexionar un poco a todos, sobre el comportamiento que tenemos desde la grada, sobre lo que queremos transmitir a nuestros hijos, y es que todos tenemos parte de culpa, cada uno su parte por supuesto.

Os dejamos mejor con la reflexión del colegiado Celestino Reguera:

Después de muchos años desvinculado totalmente de este DEPORTE, me entró otra vez el gusanillo, y esta temporada he vuelto a las canchas. El arbitraje me dio: satisfacciones y me hizo pasar malos ratos, amistades que después de los años sigo conservando, maduré como persona.

Este año sin la presión de los informes, los desplazamientos…, he vuelto a disfrutar del BALONCESTO, de la ilusión con la que mis hijas van a jugar los fines de semana. Como mejoran con cada entrenamiento.

Pero he detectado un problema, que puede ser que existiera cuando arbitraba, pero que veo que la cosa se va enquistando cada vez más.

En las categorías en formación, donde tantos influimos en estas PERSONITAS : Padres, Entrenadores, Responsables de Clubes, Arbitros.., somos RESPONSABLES DE SU EDUCACIÓN Y FORMACIÓN. Educación, Respeto, Disciplina. Palabras, pienso, que se están quedando vacías de contenido. Que ¿ por qué digo esto?:

Como somos capaces de inculcar una Educación y un Respeto a nuestros HIJOS, si cuando vamos a un campo, en vez de animar a nuestros hijos, increpamos al árbitro, al equipo contrario, insultamos a todo aquel que no está con nosotros. Si desde los clubes se permite la actitud de ciertos padres y en vez de reprochárselo e incluso impedir su entrada en los campos, se permite su asistencia.

Que Educación y Respeto queremos para nuestros hijos, si los propios entrenadores no respetan nada ni a nadie con tal de ganar como sea y a quién sea. “Es que el entrenador es muy enrollado y nos vamos a tomar vinos con él”, he oído comentar en alguna ocasíon. Que Educación y Respeto damos a nuestros hijos si esos mismos entrenadores, insultan, amedrentan incluso a sus propios jugadores, si no les obligamos a que cuando ha habido un golpe fuerte, sin intención, pidan perdón.

Que Educación y Respeto inculcamos a nuestros niños si no permitimos que otras personas ajenas al club, por ejemplo árbitros, enseñen como se deben hacer ciertas cosas en el campo. He oído decir:”Tu no eres quién para enseñar nada a mi jugador”.

Que Educación y Respeto queremos para nuestros hijos, y con esto me incluyo, no respetamos a los jugadores cuando estamos arbitrando, y nos creemos mejores que los demás que están en la cancha,.

Poco voy a conseguir con esto, pero este deporte al que tanto quiero se está “FUTBOLIZANDO”, que quiero decir: pretendemos que nuestros hijos y sólo los nuestros sean Gasoles, Navarros, …., y no nos damos cuenta que solo transmitimos nuestras frustraciones. Creo que sigue estando en la puerta de las instalaciones de Campos Góticos: “Si lo que quiere tener en casa es una estrella, vaya y entrénese, pero deje que su hijo disfrute

En estas categorías en formación, lo que debería primar es que los niños/as, aprendan, disfruten en los partidos(ganar o perder no debería ser lo más importante), que se relacionen con otros niños de otros colegios y hagan amistades, que aprendan una disciplina, con la asistencia a los entrenamientos, a respetar al resto de integrantes, que el trabajo en equipo es importante para que el EQUIPO funcione.

Me da mucha pena cuando desde el público ya no se insulte al árbitro, sino que el entrenador del otro equipo, que los jugadores en la cancha estén buscando gresca con el equipo contrario, que este fin de semana pasado se haya tenido que avisar al Delegado de Campo de un equipo , que si no cesaban los insultos hacia el entrenador visitante, realizados por los PAPAS del equipo local, se llamaría a la Policía y se desalojaría el campo.

DEBEMOS (y lo pongo en mayúsculas) todos los integrantes de este deporte , hacer todo lo posible para ECHAR DE LOS CAMPOS, todas estas actitudes. Mejorará el ambiente y veremos realmente disfrutar a nuestros hijos.

Adjunto un articulo publicado en el Blog de Marina Ferragut, Ex jugadora de Baloncesto.

LA EDUCACIÓN EN LAS GRADAS

Asistiendo recientemente a un partido de baloncesto me he planteado una reflexión que considero básica si pretendemos trabajar continuamente en la educación de los niños ya sea en la escuela, en casa o en la calle a través, por ejemplo, de este tipo de evento deportivo en concreto.

Por todos es sabido que asistir como espectador a un partido sea del deporte que sea muchas veces puede convertirse es una fuente canalizadora de tensiones y demás situaciones estresantes que vamos acumulando en nuestro día a día y que la mayoría de ocasiones pagamos con los árbitros, entrenador y jugadores (a mi parecer exactamente por este orden).

Ante este tipo de situaciones no deberíamos olvidar que a nuestro alrededor se encuentran gran cantidad de niños que, mucho más allá de contemplar tan sólo a la mascota del equipo, escuchan e imitan los desafortunados comentarios y comportamientos que se producen en las gradas.

Un partido de baloncesto , para un niño puede llegar a ser un mundo lleno de sensaciones donde los deportistas, como ídolos que son, tienen un papel principal y es a ellos a los que se les pide continuamente que sean un ejemplo activo en valores tales como: el respeto, la lucha, el sacrificio, la humildad…

Pero¿ qué pasa con las personas con las que comparten grada estos niños, que en la mayoría de ocasiones son los propios familiares, y cuál es la repercusión de sus actitudes y comportamientos en los niños?

En los partidos de baloncesto nos encontramos en muchas ocasiones ante gran cantidad de actitudes o comentarios descalificantes hacia el árbitro, hacia los rivales o incluso hacia los propios jugadores del equipo en una tarde de empanada monumental.

Deberíamos ser conscientes de que los niños están a nuestro alrededor y de que si queremos seguir educándolos en valores no debemos condenarlos a escuchar una sarta de barbaridades vertidas desde lo más profundo de nuestro histerismo.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Con perdón…. voy a hablar del árbitro

Con perdón hoy voy a hablar del árbitro. Si tal y como hacen directivos, jugadores, entren…