Ya se acerca el inicio de la pretemporada de Chocolates Trapa Palencia, una pretemporada que dará comienzo el próximo 29 de Agosto en una jornada donde los hombres de Alejandro Martínez se verán por primera vez las caras, ya sea en el Marta Dominguez, o sí está ocupado por los conciertos, en el Pabellón Mariano Haro del Cristo.

Aunque los entrenamientos oficiales no darán comienzo hasta ese 29 de Agosto, la plantilla comenzará a llegar a partir del 25, para realizar los reconocimientos médicos en los dos días previos al inicio de los entrenamientos.

Los jugadores ya tienen trabajo previo a su llegada a Palencia con los planes de trabajo individuales supervisados por el preparador físico del conjunto colegial, Rubén Camacho, preparaciones individuales que les ayudarán a llegar al primer día de trabajo con el 70-75% de bagaje físico ya adquirido.

Un trabajo que pondrán en común a partir del fin de semana del 25-26 de agosto, fecha en la que la plantilla se incorporará ya a la ciudad con el objetivo de poder adaptarse cuanto antes a una localidad en la que superarán los pertinentes reconocimientos médicos el lunes 27 y el martes 28. Ya en la mañana del miércoles 29, la plantilla se pondrá a las órdenes de Alejandro Martínez para afrontar las primeras sesiones de trabajo físico y táctico con las que irán construyendo su identidad como equipo. 

Según la web de la FEB y a falta de finalizar el calendario de pretemporada, Chocolates Trapa Palencia tendrá hasta un máximo de 360 minutos de juego como banco de pruebas a lo largo de una pretemporada para la que el cuerpo técnico espera poder contar con unos siete partidos amistosos además de la disputa de la Fase Final de la Copa Castilla y León.

El club trabaja ya en la confección de un calendario que les llevará a medirse progresivamente a equipos de LEB Plata, LEB Oro y Liga Endesa antes de optar a la conquista del título regional sobre su propia cancha los días 22 y 23 de septiembre.

Mientras tanto el club espera confirmar la llegada de un jugador al menos para completar una plantilla rejuvenecida.