Palencia Baloncesto logra la victoria en un final del infarto en el que Bravo anotó dos tiros libres fundamentales y se aprovechó de los errores finales de los alcazareños. Preocupación por la lesión  de Moss.

Palencia Baloncesto 66 – Fundación Adepal Alcázar 64

Estadísticas FEB

Vota al MVP en el Trofeo Basket Morao

 

Garrido jugó un gran encuentro
Garrido jugó un gran encuentro

Como se dice siempre, lo importante es el resultado, ese 2-0 que figura en la eliminatoria por la permanencia y que permite viajar a Palencia a tierras manchegas con un colchón de victorias que deben dar tranquilidad al equipo y mejorar el juego desplegado en la jornada de hoy, un partido con bastantes errores por ambas partes y en el que la tranquilidad de Bravo en los tiros libres arrancó un grito de alegría a los aficionados y jugadores.

Pero para llegar hasta aquí hubo que sufrir mucho ya que el partido no se desarrolló como en el primer encuentro y en este, Adepal se mostró algo mejor en defensa y acertado desde la línea de tres, su verdadera tabla de salvación en los dos primeros periodos.

A pesar de comenzar el partido con dominio palentino, pronto los de Josep María Izquierdo, a base de triples en posiciones demasiado cómodas, lograban dar la vuelta al marcador y ponerse con unas ventajas mínimas. Fran Robles y algunas acciones individuales de Jerod Ward, eran los que llevaban el mando en ataque ya que en defensa los visitantes impedían tiros cómodos a los palentinos que solamente veían canasta en acciones individuales de Bravo o Quique.

El segundo cuarto comenzó de la peor forma posible, 5 minutos sin anotar que permitían a los alcazareños ampliar la ventaja de un punto con la que habían llegado al final del primer cuarto. La máxima ventaja que lograban los manchegos era de 9 puntos y Lezcano se veía obligado a parar el partido para organizar de nuevo al equipo.

Un triple de Garrido, más otra acción de dos de Olmos, nos acercaba de nuevo, pero el aro se hacía muy pequeño y la dureza en la zona de Adepal, impedía que tiros aparentemente cómodos de Clark, Frost o Epi, entraran. Adepal ganaba de 6 al descanso, 28 – 34, un mal menor visto el mal juego de los colegiales en este primer periodo, permitiendo llevar el partido a los de Izquierdo al terreno que buscaban.

 

Bravo mantuvo la calma en los tiros libres
Bravo mantuvo la calma en los tiros libres

Tras el descanso se vio otro aire al equipo, mejor en defensa pero en ataque sufrían los mismos problemas que en los dos primeros cuartos ya que la defensa presionando la salida del balón hacía perder muchos segundos de posesión y obligaba en muchas acciones, a subir el balón un alero o un escolta, Bravo o Haanpää.

Pero la defensa estaba trabajando bien y era cuestión de tiempo que volvieran a entrar. Un par de triples, el acierto en el tiro libre, nos colocaban a un punto al final de este cuarto.

Y a los dos minutos del inicio del cuarto final, Palencia remontaba, lograba ponerse con dos puntos de ventaja primero, y una clara antideportiva sobre Navajas, ampliaba la ventaja hasta los 6 puntos primeros,  y a falta de 4 minutos para el final, ya ganaba por 8. Parecía que estaba todo echo, pero Adepal se jugaba la vida y apretó de nuevo, aprovechando además que Palencia se precipitaba y realizaba tiros excesivamente rápidos.

A falta de 1:49, Adepal se ponía a solo dos puntos, entrando en un carrusel de faltas de ambos equipos, que permitían a los alcazareños llegar a 20 segundos del final con empate en el marcador. Sobre el Marta Dominguez sobrevolaron los malos recuerdos ante Axarquía o León, pero Bravo esta vez mantuvo la cabeza fría y anotó sus dos tiros libres. Todavía le quedaban 7 segundos a Adepal para empatar pero Frutos se precipitó y a trompicones intentó el pase a Wachsmann que recibió el balón casi en el suelo y se le fue.

 

Pendientes de la lesión de Moss
Pendientes de la lesión de Moss

Victoria sufrida con mal juego, pero victoria al fin y al cabo y el miércoles Palencia tendrá la primera oportunidad para lograr la salvación, complicado pero no imposible.

Lo mejor: La remontada, tras dos primeros cuartos del mal juego, se logró mejorar en defensa y a pesar de no ser un gran día en ataque, tampoco Adepal estuvo mucho mejor. Garrido y Bravo asumieron la responsabilidad en muchos minutos y los dos tiros libres de Bravo, nos dieron la victoria.

Lo peor: La lesión de Moss, que parece algo menos grave de lo que parecía en principio pero que seguramente le impida jugar mínimo el partido del miércoles, agravando los problemas del juego interior de Palencia. Esperemos que todo quede en un susto.

Imágenes del encuentro


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

De la placidez, a las dudas

Al descanso, todo apuntaba a un victoria muy cómoda de Chocolates Trapa Palencia ante un R…