Dos imágenes, a la izquierda el pasado domingo, a la derecha el tercer y cuarto puesto la temporada pasada
Dos imágenes, a la izquierda el pasado domingo, a la derecha el tercer y cuarto puesto la temporada pasada

Las obras del Pabellón Marta Dominguez de Palencia han condicionado el lugar donde se ha disputado la XI y XII Copa Castilla y León de Baloncesto, en categoría masculina y femenina respectivamente, trasladándose por este motivo a la capital vallisoletana y a su Pabellón Pisuerga donde habitualmente disputa sus partidos el Blancos de Rueda.

No podemos opinar sobre la competición femenina porque apenas la pudimos ver, pero salvo el sábado, con las semifinales masculinas y con apenas 800 espectadores (si llegaban) y el domingo, con unos 400 en la final, la sensación de vacío en las gradas del Pisuerga era realmente importante.

De la organización del evento y de el intento de innovar y aglutinar lo mejor del basket regional en un solo fin de semana no se puede decir nada, de echo resulta una idea atractiva en cierta forma ya que los focos de los medios de comunicación se han centrado durante el fin de semana en Valladolid y en las Copas.

Por otro lado, la gran capacidad de espectadores del Pisuerga, viene muy bien a un equipo ACB como el Blancos de Rueda, pero para una competición regional como la Copa Castilla y León, da la sensación de vacío y desolador y de falta de interés, precisamente la falta de interés que los aficionados vallisoletanos han tenido con su equipo, por su mal papel.

Como decía Carles Bravo a FEB en la entrevista de Pablo Romero, “Personalmente siempre me han gustado más los pabellones antiguos que los modernos, aquellos en los que la afición está muy encima de los jugadores ya que eso te motiva y te hace entrar en el partido. Puedo decir que tengo la suerte de disfrutar del Marta Domínguez donde nos sentimos muy cómodos y donde tenemos un plus gracias a nuestra afición”, una opinión que comparto totalmente, lo que se necesita en este tipo de competiciones es el calor del público… aunque no sea el tuyo y posiblemente el lugar elegido para la disputa de este evento no haya sido el más adecuado a pesar de ser un buen pabellón.

La pregunta obvia tras el cambio de formato del fin de semana de baloncesto regional es si la próxima temporada, ya esperemos con el Marta Dominguez renovado, la Copa Castilla y León volverá a Palencia como ha sido así durante los últimos 6 años o se volverá a la rotación de sedes como anteriormente ocurría.

Lógicamente yo apuesto por volver al Marta Dominguez, más cálido de cara a los aficionados, más cercano,… y no solo por el interés propio de Palencia Baloncesto sino porque como se ha demostrado en estos años, aunque Palencia no llegue a la final, los aficionados responden, seguro que en más de los 400 aficionados que hubo en la final del pasado domingo en la que Palencia Baloncesto se proclamó campeón, y sino, solo hay que ver los palentinos que estuvieron el sábado y el domingo en Valladolid animando a Palencia Baloncesto.

¿Qué opinas?. ¿Volverá la Copa Castilla y León a Palencia. ¿Palencia es el lugar más adecuado para esta competición?


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Con perdón…. voy a hablar del árbitro

Con perdón hoy voy a hablar del árbitro. Si tal y como hacen directivos, jugadores, entren…