Gran parte de los protagonistas del partido, en la imagen[showinformepartido temporada=10 idlocal=90 idvisitante=84 idjornada=16 idestadisticas=1 idreffeb=1]

Vota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao

Victoria muy celebrada por la afición, no solo por lo sufrido de la misma, sino también por esa gran segunda parte de los de Lezkano que hizo levantar de sus asientos en muchos momentos a los aficionados y porque todo el mundo era consciente que era una victoria muy importante para el equipo, y un dato a tener en cuenta de esa importancia, fue la alegría de Natxo Lezkano al acabar el partido, muy poco habitual en él.

Y es que el partido no comenzó de la mejor manera. La ausencia de McDermott, del que ya veremos como evoluciona su lesión y que podría tener sustituto si se complica, era una mala noticia para recibir a un Navarra que tiene a un jugador como Starosta como máximo exponente (como así se demostró durante el partido).

Tras el salto inicial ambos equipos intercambiaron canastas con cierta frialdad en el juego. Los 4 primeros puntos de Palencia venían de la mano de Mortellaro, que ha realizado un gran partido, hasta el 4 iguales en el que un parcial palentino de 6 a 0 nos permitía gozar de una ligera ventaja de 6 puntos.

Jareño pedía tiempo muerto y los navarros veían claro el objetivo, balones a Starosta y juego del pivot para anotar, acabó con 7 puntos en este primer cuarto. Sin embargo, esta jugada le salía bien a Jareño, el equipo navarro lograba ponerse por delante en el marcador y se iba al final del periodo con una ligera ventaja de tres puntos.

El segundo cuarto trascurrió parecido, sin malas defensas palentinas, pero muy espesos en ataque. Solo Mortellaro y Otegui ofrecían algo de luz aunque Garrido, que reaparecía, anotaba también como único apoyo de los dos interiores que se las estaban viendo muy tiesas con Cabanas y Starosta.

El juego, demasiado frío, con poco ritmo, se mostraba mucho más favorable a los intereses visitantes, y mientras Starosta seguía a lo suyo, aparecía también el ex de Palencia Iñaki Narros, que bajo la dirección de Fuentes, se mostraba más incisivo. Un triple de Narros precisamente llevaba al descanso el partido, con la máxima ventaja hasta ese momento para los visitantes, 30 a 39.

Se esperaba la reacción tras el descanso, un triple de inicio de los visitantes no parecía el mejor de los comienzos, pero tras unos compases iniciales de tanteo, con fallos por parte de ambos, aparecía la intensidad defensiva que se había echado en falta anteriormente, y a los Otegui y Mortellaro, se unían Bravo y Garrido y con un parcial de 12 a 0 lograban situarse a un solo punto de los de Jareño, pero con unas buenas sensaciones y más tras ver una jugada en la que los palentinos habían logrado capturar hasta dos rebotes ofensivos consecutivamente (ambos de Otegui) para acabar anotando.

No fue el mejor día de Ott, pero tuvo buenos detalles en defensa y ataque, como este robo y mateJareño lograba controlar el bajón tras el tiempo muerto que solicitaba, pero la cara “B” de Palencia había aparecido y el partido ya no estaba controlado por los navarros, que seguían dependiendo en exceso de Starosta y Narros.

Con un punto de ventaja para los palentinos se iniciaba el periodo final, y Palencia, consciente que la mayor carencia de los navarros es la falta de banquillo, introducían una marcha más en el ritmo, y con la entrada de Porzingis, que realizó un gran final de partido, anotando 13 puntos de los 30 de Palencia en el cuarto, se comenzaba a vislumbrar un final feliz, ya que se seguía defendiendo con mucha intensidad y a pesar del buen trabajo de Narros y de Starosta dentro de la zona, Palencia lograba llegar al final del partido con 5 puntos de ventaja pero que tras la antiderportiva final, acabarían en 6 para los colegiales.

Buena victoria, sobretodo por las sensaciones que se quedan tras la gran segunda parte realizada por los palentinos, que mostraron mayor variedad desde el banquillo que los pamplonicas, que dependieron siempre de Starosta y Narros.

Sin duda el cambio de mentalidad tras el descanso, con la mejoría en defensa, por la intensidad demostrada, con el hambre que todos tuvieron por robar o evitar pases cómodos, fue clave junto al ritmo impuesto, que descompuso el juego de los dos primeros cuartos de los navarros.

Lo mejor: Sin duda Urko Otegui fue el más destacado, como casi siempre, pero también hay que destacar el partido realizado por Mortellaro, que junto a Otegui y a pesar de los problemas para frenar a Starostas, fue sostén anotador del equipo durante muchos minutos. Gran segunda parte de varios jugadores como Bravo, Fornás o Porzingis en el último cuarto, pero especialmente, por todo lo que significa para el equipo, la segunda parte de Quique Garrido. Por parte Navarra, con el protagonismo de Starosta y Narros, también hay que hablar muy bien de Fuentes, con un solo entrenamiento con los navarros.

Lo peor: Solo se puede destacar la primera parte del equipo, donde se estuvo muy falto de ritmo, porque en defensa tal vez no se estuvo mal excepto en las defensas sobre Starosta, del que ya se sabía que iba a hacer daño.

Imágenes del partido


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Nikola Cvetinovic nuevo jugador de Palencia Baloncesto

Hoy se ha anunciado el fichaje del jugador serbio Nikola Cvetinovic como nuevo miembro de la plantilla de Palencia Baloncesto. Con esta incorporación Urko Otegi ya tiene compañero de posición y se empieza a configurar el juego interior palentino.