Se vivió un primer tiempo, en el que Chocolates Trapa nunca fue capaz de dominar el juego tras un mal inicio en el que los locales salieron más concentrados.

Mientras que los locales eran comandados en la anotación por jugadores como el capitán Ángel Hernández (8 puntos) y Dimitri Flis (9 puntos) por parte de los palentinos solo daba replica de inicio un gran Sergi Pino (10 puntos) mientras que el juego interior se resentida de la falta de Ruffin.

Los locales aguantaban anotando desde el perímetro (con buenos porcentajes)  los intentos de reacción de Chocolates Trapa Palencia. Un perímetro que no existía (no se intentaba) para los palentinos ya que vivían anotando de dos puntos y gracias a las segunda opciones que generaba su rebote ofensivo.

_MG_5211

El paso por vestuarios pareció sentar bien a los palentinos que tenían un buena salida de segundo tiempo, gracias a la actividad de Ruffin en ambas zonas y anotando y también el excelente trabajo de Pino en defensa y ataque.

Esta actividad permitía a Chocolates Trapa igualar el marcador  (53-53) gracias a un triple de Grimau a 4 minutos del final.

Pero ahí llegó el desastre, el perímetro dejo de hacer una buena defensa y ofensivamente cada jugador buscó sus opciones sin haber generado ninguna ventaja.

En esta situación Chocolates Trapa fue barrido de la pista desde el perímetro en un bombardeo continuo de los coruñeses ( 5 triples seguidos) que infligían un severo correctivo (81-60) a 7 minutos del final.

Esos 7 minutos restantes fueron minutos de la basura donde los visitantes intentaban maquillar el resultado sin excesivo exito (96-78).