Palencia Baloncesto completó un gran partido ante el campeón Iberostar Canarias y superó por ambición a un equipo en el que se nota la calidad y los galones en la cancha. Juanpe recibió anticipadamente el homenaje de los 100 partidos en Palencia Baloncesto que cumplió durante el encuentro. A pesar de la victoria de Clavijo, Palencia sigue teniendo sus opciones.

Palencia Baloncesto 92 – Iberostar Canarias 84

Estadísticas FEB

Vota al mejor de Palencia Baloncesto en el Trofeo Basket Morao

McDermott jugó un gran segundo cuartoLa ambición es algo que siempre es de agradecer y eso es algo que hay que poner en la balanza favorable de este Palencia Baloncesto que superó por esa misma ambición y esas ganas de jugar los playoffs una victoria ante un Canarias en el que se demostró porqué es el mejor equipo de la Adecco Oro.

Y es que Palencia Baloncesto siempre puso el 100% en la cancha pero también, siendo sincero, se vio a un Canarias que solo intentó dar el 100% en el último cuarto, cuando ya la victoria estaba entre ceja y ceja de los jugadores palentinos y también de los aficionados, que también se volcaron en este último cuarto para apoyar la victoria.

Pero la victoria de Palencia se fraguó desde casi el primer segundo, ya que salvo el 2-3, y un par de ocasiones el tercer cuarto, Palencia Baloncesto fue siempre por delante, y la primera ventaja fue la canasta que inauguró el partido pero que fue contestada rápidamente por los canarios con un triple de Richotti, impresionante el partido del argentino.

El primer cuarto fue un constante intercambio de canastas, un intercambio que obligaba a los palentinos a no fallar en ataque y a estar muy concentrados en defensa ya que los canarios tampoco fallaban. Y es que si el juego interior palentino, con O’Leary y Moss como estandarte no fallaban, el juego exterior de los de Alejandro Martínez, veían el aro desde la línea de tres como si fuera debajo de canasta, algo parecido a lo que le pasaba a Carles Bravo, uno de los mejores de Palencia durante el encuentro.

Palencia estaba jugando un gran baloncesto y gracias a eso, se alcanzaban las primeras ventajas importantes a mediados del cuarto, 8 puntos, 16 a 9. Martínez tenía que pedir un tiempo muerto y este surtía efecto porque los visitantes devolvían el parcial para empatar el partido a 25 aunque una canasta final de los colegiales, daba una mínima ventaja para los de casa, 27 a 25.

No cambió el panorama en el segundo cuarto, y además para beneficio de los palentinos, apareció la figura de Geoff McDermott para ser una pesadilla de los interiores canarios. Ni Donaldson, ni Chagoyen, ni Fotios,… eran capaces de parar al americano que anotaba 10 puntos en este cuarto de todas las formas, entrando desde la bombilla, tras rebote, debajo de canasta, con amagos, sin amagos,… imparable en ambas zonas, en las que se incluye un gran tapón a dos manos sobre Chagoyen.

Y es que en estos minutos Palencia dominaba de forma clara el juego, pero no sacaba gran ventaja de ello porque cuando los visitantes apretaban un poco, enseguida volvían a colocarse muy cerca de los palentinos. Los de Lezkano llegaban al descanso con 5 puntos de ventaja pero mereciendo mucho más.

Tras el descanso Canarias salió dispuesto a llevarse la victoria. Apretaron más en defensa, y se hicieron mucho más agresivos en ataque gracias a la permisividad de los colegiados (aprovechada también por los palentinos) que permitían a Chagoyen y a un picado Donaldson, repartir como si fuera el último día de su vida. Los jugadores palentinos, lejos de amilanarse, también apretaban en ambas zonas, con la misma agresividad permitida para los de Martínez.

Palencia no lograba afianzar sus ventajas, fruto de la calidad de hombres como Chagoyen o Richotti, que eran los que estaban más acertados por los visitantes. Canarias en esto minutos lograba colocarse por delante en el encuentro, situaciones momentáneas solventadas en varios ataques con canastas de Moss o un triple de Bravo, acabando el cuarto con una mínima ventaja palentina gracias a una canasta sobre la bocina de Xavier, que finalmente pudo jugar y a un gran nivel.

Xavier estuvo a muy buen nivelLa parte final del cuarto estuvo marcada por una antideportiva señalada a los canarios, un tanto absurda, pero que marcó el periodo final ya que hasta falta de 4 minutos para acabar el partido, no volvieron a señalar falta a los canarios (casi 7 minutos sin señalarles una sola falta).

Pero con el comienzo del periodo definitivo, y tras unos minutos en los que se producían constantes intercambios de ventaja, Palencia logró primero coger una mínima ventaja y con muy buenas defensas, logró recuperar varios balones que culminaron en canasta y que dieron tranquilidad en el tramo final del partido.

En un intento de recortar diferencias, Canarias intentó en los 4 últimos minutos meter presión a base de faltas, pero Palencia, sin estar demasiado acertado en el tiro libre, sí estuvo muy bien en el rebote y sobre todo en defensa, para llevarse una victoria muy merecida, a pesar de no ver seguramente la mejor versión de Canarias.

Las cosas pudieron cambiar en el último minuto, a Moss se le fue la cabeza (esta temporada ya ha pasado alguna ocasión más) y cometió una clara antideportiva que no fue aprovechada del todo por los canarios para alivio local.

Palencia siempre fue mucho más ambicioso en el partido y salvo el tramo final del partido en el que lo intentó Canarias, se encontró con un Palencia muy confiado en sí mismo, sobretodo en defensa, y la victoria deja un gran sabor de boca a la afición que todavía ve posibilidades de jugar los playoffs, y la emoción se vivirá hasta la última jornada.

Lo mejor: El jugador más regular del partido fue Ian O’Leary, constante a lo largo del encuentro y muy concentrado tanto en defensa como en ataque junto a un Carles Bravo que mantuvo la compostura en los momentos importantes, y que gracias a sus triples en instantes decisivos, dio tranquilidad a Palencia para afrontar el tramo final. Impresionante el menú de jugadas de McDermott en el segundo cuarto, luego se diluyó.

Lo peor: Seguramente se explican muchas cosas viendo las acciones de Donaldson (por ponerle como ejemplo) para ver las diferencias de criterio en una misma jugada entre jugadores que comparten un mismo espacio (vamos que hay que jugadores y jugadores, a unos se les permite todo como a Donaldson o Chagoyen o Richotti, y otros no) , y aunque el arbitraje fue como habitualmente es, pésimo, dentro de lo que cabe Palencia en esta jornada no se pudo quejar (sobretodo si lo comparamos con Burgos). La antideportiva de Moss, clarísima, en la que se le fue la pinza totalmente tanto en la falta como en la posterior discusión o intercambio de opiniones con Lezkano, fue lo peor.

Imágenes del encuentro


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.