IMG_8871El partido de Melilla se jugó tal y como el equipo local planteó. Un juego trabado, lleno de trampas y obligando a los palentinos a no sentirse cómodos en ningún momento.

Si algo logró Melilla Baloncesto a la perfección fue la desconexión del juego interior morado. Ahí destacó Devin Wright, un jugador que valoró -3 en ese partido. Una demostración de que, a veces, la estadística solo muestra una parte de lo que sucede en el juego. Mientras que en la zona palentina el amo y señor se llamó Edu Gatell.

La calidad del jugador de Terrasa es indiscutible, pero en frente tenía el que, a priori, es uno de los mejores juegos interiores de la liga. Lo que demostraron Edu Gatell y Devin Wrigth es que trabajo, esfuerzo e intensidad son importantísimos tanto si tienes un buen día, como si no estas afortunado. El esfuerzo, no es negociable.

Uno de los datos destacables del partido es que ambos equipos lograron el mismo número de rebotes. Y ya hemos oído en mas de una ocasión tanto a profesionales como aficionados eso de “el rebote es cuestión de ganas… y colocación”.

Todos estos detalles vienen a reflejar una realidad. Nadie va a ganar en una liga tan igualada solo por el nombre o la camiseta que vistan y hasta ahora, equipos como Melilla, y especialmente Navarra han ganado a Palencia por una cuestión de actitud.

Incluso si analizamos las faltas personales resulta difícil de creer que el equipo que ha ido por detrás en muchos minutos del partido e incluso acaba derrotado haya finalizado con 8 faltas menos que el vencedor (22-14), sin perder de vista que al menos 3 de ellas fueron en ataque.

Es lógico pensar que cuando uno se encuentra por debajo en el marcador decida aumentar la intensidad defensiva e inevitablemente el numero de faltas sea mayor.

Es obvio que algo está fallando, y que Quesos Cerrato funciona más como una suma de individualidades que como un equipo propiamente dicho.

Los mejores momentos del partido fueron cuando Arteaga y Otegi iniciaron el tercer cuarto dominando la zona propia y capitalizando el juego ofensivo. Ahí pareció que se rompía el partido pero fue solo un espejismo.

Después, solo por carácter/calidad de Roger Fornas y Rafa Huertas se vio a Quesos Cerrato con opciones de victoria. Escaso bagaje para esta plantilla.

Finalmente Melilla se llevó una trabajada y merecida victoria en un partido en que tampoco brillaron los ex morados Bravo y Garrido, aunque pusieron su granito de arena en el triunfo.

Análisis individual: Roger Fornas vuelve por sus fueros.

IMG_8792En un mal partido en líneas generales, no hace falta hacer un gran partido para ser uno de los destacados. De Roger Fornas y Rafa Huertas se debe destacar su intención de asumir responsabilidades cuando el partido parecía perdido.

 

 

Roger Fornas: El mejor jugador de Quesos Cerrato. Cumplió en todas las facetas del juego aunque al igual que el resto del equipo pecó de varias perdidas innecesarias.

Rafa Huertas: Partido aceptable en líneas generales y se echó el equipo a la espalda en los últimos minutos. Por segundo partido seguido ha mostrado un buen nivel, pero su esfuerzo no fue suficiente.

Tomas Hampl: Disputó pocos minutos, pero si valoramos sus problemas de espalda podemos decir que cumplió.

Dani Rodríguez: Partido muy discreto, donde solo brilló desde la línea de tres puntos. Lejos aún de lo que se espera de un jugador de su nivel.

Xavi Forcada: Uno de sus partidos más flojos de lo que llevamos de temporada. Ni dominó el ritmo de juego, ni fue una amenaza exterior.

Urko Otegi: Mal partido del capitán de Quesos Cerrato y cuando no está a su nivel, el equipo se resiente.

Oliver Arteaga: El jugador con mayor valoración del conjunto palentino y el máximo reboteador del partido. Con estos datos parece incongruente decir que ha realizado un mal partido. Así es, sigue sin ser ni un pívot dominante ni una referencia clara para el equipo. Se espera más de un jugador que viene de la ACB.

Jon Cortaberria: Sigue dejando destellos de su calidad, pero sin ser una referencia.

Guillermo Justo: Pocos minutos sin mucho que destacar.

Quinn McDowell: Mal partido del alero americano.

Con esto queda claro que de cara al partido del próximo viernes, el cuerpo técnico tiene mucho trabajo ya que visitará Palencia uno de los equipos importantes de la liga, Breogan de Lugo.

Declaraciones Natxo Lezkano


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Confirmado el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado

Palencia Baloncesto ya cuenta al completo con el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado en esta renovada temporada donde Tino Ugidos continuará como segundo técnico de los colegiales y donde destaca la llegada de Roberto Camacho que durante dos temporadas ha sido el preparador físico de Lleida. Omid, y la vuelta de Javi Salamanca completan el cuerpo técnico.