palencia-canarias-1112-40

Como contábamos ayer, con la llegada de Melilla Baloncesto volveremos a ver en Palencia a dos jugadores que han sido referentes para Palencia Baloncesto. Si ayer hablábamos con Bravo, hoy le toca el turno a Quique Garrido.

Al igual que en el caso de Bravo, este verano el club decidió no renovar al que había sido base palentino durante las ultimas cuatro campañas. Ambos recalaron en tierras melillenses, donde ahora “me encuentro contento, aunque no del todo por los resultados. Estamos en una zona intermedia y podríamos estar más cómodos en la clasificación. Hay que ser positivo y seguir creyendo que podemos entrar en el play off”.

Garrido llegaba en septiembre de 2010 a un club que buscaba asentarse en la LEB Oro. En su primer año el equipo debió jugar el play out para evitar el descenso. A partir de ahí “el club ha ido creciendo y ahora mismo se encuentra en el Top-5 de la Adecco Oro por institución, por seriedad, por afición etc. etc.”

En estos momentos Palencia Baloncesto ha ganado la Copa Príncipe 2015 y tiene entre sus objetivos llegar lo mas lejos posible en el play off de ascenso. “El día de la Copa Príncipe me alegré por mis compañeros y por toda la afición que disfrutó de ese bonito momento. Ahora la historia la están escribiendo otros jugadores, pero hasta el final de la temporada pasada puse mi granito de arena en el proyecto tan bonito que tiene el club. Me siento participe de la evolución del club, puse mi granito sobre todo el primer año que tuvimos que disputar play out y ahí estuve a mi mejor nivel para no bajar. Ahí creo que mi aportación fue importante”.

Garrido es el gran triunfador de la temporada en PalenciaA pesar de la distancia, no olvida estos últimos cuatro años en Palencia “siempre me he sentido muy querido. La gente siempre me ha animado por la calle, en los momentos buenos ha estado ahí, y en los malos aun más. Palencia ha sido mi segunda casa, es donde más años he jugado e hice muchos amigos ahí. Estoy enormemente agradecido a la ciudad de Palencia y al club”.

Al ser una estancia de larga duración, sus años en Palencia han supuesto una etapa “de un importante crecimiento personal. Siempre se aprende de todos los lugares en que uno está y en Palencia he estado muy cómodo. Deportivamente como jugador también ha sido importante mi evolución y también he crecido dentro de un proyecto. Me he sentido muy valorado como jugador”. Y lo lógico es que cuando uno tiene tan buenos recuerdos “siempre hay que dejar la puerta abierta, sería absurdo no querer volver a un sitio donde siempre te han tratado bien. A parte, es uno de los grandes de la liga con unos objetivos que cada año van a más. Nunca cerraría las puertas a volver, ahora todo el mundo quiere ir a Palencia”.

El regreso a Palencia ha hecho que la semana no sea tan normal como en otros partidos puesto “que ha llamado la prensa tanto palentina como de Melilla nos han llamado para entrevistarnos, la gente sabe que vas a volver, quieren saber como estamos y escuchar nuestras opiniones” pero con los ex compañeros no ha tenido ninguna llamada telefónica “es obvio es una semana especial, pero debemos intentar que sea lo mas normal posible para preparar bien el partido”.
Ambos equipos se enfrentan en un mal momento. Los dos vienen en una racha de derrotas, que en el caso de Melilla se acentúa en los partidos fuera de su pabellón. No ganan a domicilio desde el 1 de noviembre. El motivo puede ser que “es una liga muy igualada. A todos les cuesta ganar fuera de casa (Burgos y Lleida están siendo los mas regulares en estos momentos) además nos ha faltado ser capaz de sentenciar partidos en los que estábamos compitiendo bien. Hemos fallado en momentos puntuales, pero creo que el equipo esta creciendo y esperamos romper ya la mala racha si hacemos un trabajo completo los 40 minutos”.

Garrido también ve en la igualdad de esta liga, el motivo de que Quesos Cerrato haya perdido sus últimos partidos. “Los que están arriba no se pueden descuidar por que cualquier equipo del fondo de la tabla puede ganarte. Palencia tiene calidad de sobra y seguro que ya están trabajando para mejorar eso, así que el viernes tendremos un rival muy difícil”.

amistoso-palencia-melilla-1415-29Sabiendo que el partido será difícil, Garrido no tiene claro los derroteros por los que ira el partido. “Lo que si creo es que habrá mucha intensidad, con mucho trabajo defensivo y que el más concentrado los 40 minutos, seguro que es quien logra llevarse el partido”.

Volver a saltar a la cancha que durante 4 años fue su casa, con el ambiente de los partidos de liga “va a ser muy bonito. Serán muy buenas sensaciones por que vendrán bonitos recuerdos a mi cabeza. Aunque tendré que tener la cabeza fría, intentaré olvidar que estoy en el Marta Domínguez por que si no sería complicado concentrarse en el trabajo”.

Es obvio que lo que tiene garantizado Garrido (y Bravo) es la demostración de cariño a la que “agradezco su calor y cariño estos cuatro años, ha sido un honor vestir la camiseta de Palencia Baloncesto, muy bonito jugar para la ciudad de Palencia y que sigan animando como siempre. Esta semana voy como rival, pero que no me lo tengan en cuenta (risas). En serio muchas gracias de corazón por hacerme sentir tan querido”.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Sergi Pino fue determinante ante su ex equipo

Fue un partido lleno de acciones espectaculares, y el final puso el foco sobre el triple d…