fotogrupofanatic02

Pablo Almazán (a la izquierda), triste protagonista del encuentro en Coruña