Fornas, el héroe del partido
Fornas, el héroe del partido

Unión Financiera Oviedo Baloncesto 74 – Quesos Cerrato Palencia 77

Estadísticas

Victoria agónica o emocionante del Quesos Cerrato Palencia en la siempre complicada cancha de Pumarín que goza de un ambientazo envidiable durante los partidos y donde Roger Fornas se convirtió en el héroe con un triple casi sobre la bocina de partido que dio la victoria al equipo palentino.

Pero los colegiales hicieron sufrir a la afición palentina, tanto la que estaba presente en las gradas como la que siguió el partido por televisión ya que un mal inicio de partido en el que pareció nervioso y posteriormente desconcertado tras una técnica, hizo que los de Lezkano fueran a remolque prácticamente hasta el cuarto final.

Tras el 5 – 0 inicial de los locales, triple incluido de Alvaro Muñoz, el encuentro se igualaba gracias a los puntos de Quinn McDowell, unos primeros minutos sin control que beneficiaba a los locales al encontrarse a la defensa palentina totalmente descolocada.

Otro gran partido de Quinn
Otro gran partido de Quinn

Lezkano veía que el equipo no estaba encontrando su sitio y tras canasta de Bassas, el técnico colegial solicitaba tiempo muerto, la mesa lo concedía pero debido al ruido en el pabellón los árbitros no oían la bocina, sí los jugadores, y la jugada seguía ante las protestas del banquillo palentino; finalmente los árbitros paraban el juego, Bassas anotaba un triple que finalmente no subía al marcador, pero señalaban una injusta técnica al banquillo palentino por reclamar lo que solo unos instantes antes había pedido. Era la primera técnica de las tres que señalarían a los palentinos.

El tiempo muerto tras la técnica, en vez de calmar a los jugadores, les dejó tocados y durante unos minutos Oviedo desarbolaba completamente a los colegiales y los ovetenses lograban tener 13 puntos de ventaja aunque dos tiros libres de Dani Rodríguez, lo dejarían en 11 al final del cuarto, 28 a 17.

En los siguientes diez minutos la dinámica cambiaba, aunque Oviedo aun lograría tener 14 puntos de ventaja tras triple de David Sánchez, pero a partir de ahí los de Lezkano comenzaban a defender y a recuperar balones y a mediados de cuarto, tras triple de Dani y viendo el rumbo que tomaba el partido, Guillermo Arenas pedía tiempo.

Dani Rodríguez jugó un buen partido
Dani Rodríguez jugó un buen partido

Con la isla de un triple anotado por Bassas, Palencia seguía bajando la diferencia más lentamente pero beneficiado por la obsesión triplista de los de Arenas y a pesar de los problemas para cerrar el rebote de los palentinos. Dos tiros libres permitían a Palencia estar a solo 4 puntos, 40 – 36, se había parado la anotación oventese y mejorado la propia.

Tras el descanso los palentinos volvían convencidos de sus posibilidades y Hampl situaba a Palencia a solo dos pero cuando mejor parecían ir las cosas, un parcial de 6 a 0 ponía de nuevo a los locales con cierta ventaja y aunque Lezkano pedía tiempo, la diferencia crecería de nuevo hasta los 11.

Al cuarto todavía le quedaría cuerda, los palentinos lograban situarse a 7 puntos que hubieran podido ser menos si los colegiados hubieran señalado falta antideportiva sobre Forcada al entrar a canasta y recibir un gran empujón que le mandó contra la publicidad estática. Las protestas o la reacción de Forcada lo castigaban los colegiados con la segunda técnica, con el reloj ya en cero.

Quedaban diez minutos de partido, que comenzaban con tres tiros libres de los locales, el de la técnica y otros dos de una jugada posterior, y de nuevo 10 abajo.

Urko luchador siempre, recibió técnica en el último cuarto
Urko luchador siempre, recibió técnica en el último cuarto

Al contrario que la técnica de la primera parte, los palentinos no se iban del partido, al contrario, comenzaban a defender con mucha inteligencia, y llegaban los robos de balón leyendo muy bien los pases hacia atrás de los de Arenas.

En un abrir y cerrar de ojos Palencia bajaba la diferencia a tres puntos y poco después a uno solo, tras una canasta de Fornas. Quedaban algo más de seis minutos y Arenas pedía tiempo muerto.

Urko se convertía en apenas un minuto en doble protagonista, primero anotando un gran triple que ponía a Palencia por delante por primera vez en el partido, 64 a 66, y posteriormente tras protestar una falta al recibir técnica.

Oviedo se volvía a poner por delante tras triple de Sánchez y a 1:38, los palentinos estaban tres puntos. Lezkano pedía tiempo.

McDowell primero, y Fornas anotando un tiro libre, empataban el partido. Oviedo pedía tiempo muerto para preparar jugada pero la presión palentina y un mal pase de los locales, provocaba la recuperación del balón de McDowell que corría la contra y recibía una dura falta de Sánchez cuando se disponía a anotar. Al norteamericano esta vez no le temblaba el pulso y anotaba los dos tiros libres para poner a Palencia arriba.

Oviedo pedía su último tiempo muerto con 13 segundos y la decisión era defender o hacer falta. Lezkano optaba por la falta rápida y Oviedo empataba el partido.

La afición palentina estuvo presente en Pumarín
La afición palentina estuvo presente en Pumarín

A Palencia le quedaban 11 segundos de partido, y tras el tiempo Palencia se encontraba a una defensa zonal de Oviedo que intentaba impedir que los palentinos anotaran por dentro, pero dejaban solo a Roger Fornas que a dos segundos del final anotaba el triple de la victoria palentina; no daría tiempo a más.

Los jugadores celebraban la última jugada y la victoria con los aficionados desplazados, con todos los jugadores abrazando y felicitado a Roger mientras la afición palentina lo celebraba en la grada.

La última nota la puso la afición palentina que esperó a sus jugadores para felicitar uno a uno a todos ellos y a los técnicos del equipo, una victoria que es muy importante no solo de cara a la clasificación sino en el aspecto moral.

Lo mejor: En el último Palencia fue el que impuso su marca, la defensa,  y gracias a ella el equipo pudo jugar como mejor le convenía.

El héroe del partido por decirlo de alguna forma fue Roger Fornas por su triple victorioso pero también por un buen partido en líneas generales, en el que vuelve a destacar Quin McDowell que hizo todo o casi todo muy bien. Una joya. También hay que destacar el buen partido de Dani Rodríguez, con él el equipo comenzó a encontrar el ritmo adecuado. Urko se fajó en ambas zonas con un buen partido como casi siempre del capitán.

Lo peor: Fue un partido irregular de los palentinos, con un primer cuarto en el que Oviedo supo marcar tanto en ataque como en defensa el ritmo que le interesó, mientras que en el segundo cuarto y en el sobretodo en el último, los palentinos fueron muy superiores.

Cuando dos aficiones diferentes se quejan del arbitraje es que algo ha fallado. Los ovetenses se quejan de la diferencia de faltas señaladas, 24 a 11, mientras que por Palencia se quejan de las tres técnicas recibidas y de varias acciones de contrataque palentino que podían haber señalizado como antideportiva, sobretodo al final del partido. Error grave de la mesa en el primer cuarto que debió insistir en hacer sonar la bocina de tiempo muerto para que la oyeran los colegiados pero que le costó a Palencia una técnica.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Bryce Pressley asumiendo galones de líder

Primera victoria de Chocolates Trapa Palencia, con actuación destacada de un Bryce Pressle…