Unos buenos minutos finales de Menorca logran superar a un Melilla que lavó la mala imagen del primer encuentro de la serie final. Los de Gonzalo García no ha dicho la última palabra y con una semana de descanso, dan la sensación de poder forzar al menos el cuarto partido. Arteaga de nuevo decisivo.

Menorca Basquet 82 – Melilla Baloncesto 77
Igualado comienzo de partido en el que los melillenses centraban su trabajo defensivo sobre el juego interior de los de Berrocal. En ataque, por contra, Melilla confiaba en las acciones individuales de sus hombres exteriores, pero a pesar de todo, no lograban parar del todo a Menoca, con un buen Arteaga que anotaba 6 de los primeros 12 puntos de su equipo, 12 -6.
Una ligera reacción de Melilla, como no de la mano de Salva Arco, volvía a meter en el partido a los melillenses.
Los siguientes minutos transcurrían con igualdad hasta la salida de Coppenrath por Arteaga, que seguía añadiendo más leña al fuero interior local, para acabar el cuarto con 6 de ventaja.
El juego interior de Menorca fue muy productivoLa salida de Menorca en el segundo cuarto no podía ser mejor, un triple de Dani Pérez daba la máxima ventaja en el electrónico para Menorca hasta ese instante, 9 puntos, pero Odiakossa y Salva Arco, no daban respiro tampoco a Menorca que solo era capaz de frenar a estos jugadores con falta. Aun así Menorca seguía liderando el partido y los de Gonzalo García no conseguían que esa ventaja bajara de los 6 puntos.
Joan Riera aparecía a falta de tres minutos y medio para el descanso con un triple para rebajar por fin la diferencia a 3 puntos, mientras que Manzano, con una posterior les colocaba a un punto, con 2:40 por jugarse y con tiempo muerto de Berrocal para reorganizar al equipo.
Melilla lograba ponerse por delante en el marcador tras dos tiros libres de Arco, dos minutos por delante para el descanso, y con los locales en bonus desde hacía unos minutos.
Una técnica a Jorge Jiménez, tras señalarle una clara falta sobre Salva Arco, añadía más calor a la grada, molesta por el arbitraje, pero lo cierto es que la defensa menorquina estaba siendo más dura que la melillense. Esta técnica la aprovechaba Melilla para colocarse con 3 por encima. Pero Menorca reaccionaba en los instantes finales, un parcial de 5 a 0 les colocaba con 2 por delante y tras el tiempo muerto de Melilla, y con 3 segundos por jugarse, la jugada preparada no salía bien y se iba al descanso con 40 a 38 para los locales.
Tras el descanso, Melilla era el que tomaba el ritmo del partido, tanto que lograba situarse con 5 de ventaja a mediados de este periodo y Berrocal tenía que pedir tiempo muerto, Wachsmann y Suka – Umu eran los que ahora hacían daño a los menorquines.
Tras el tiempo muerto el partido entraba en intercambio de triples, primero Bas rompía la mala racha local con un triple tras una canasta anulada a Manzano por pasos, y luego Riera le contestaba con otro por su parte (11 puntos hasta ese instante), pero Jorge Jiménez, completamente solo, volvía anotar desde el 6’75 para poner a su equipo con solo dos por detrás.
Menorca volvía a estar cargado de faltas (19 a 9 faltas a falta de dos minutos para el final), y Melilla lograba sobrevivir al empuje local desde el tiro libre. Esta situación permitía que en los últimos segundos Melilla, sin bonus, lograra parar el intento de recortar la diferencia con faltas, y al final de este tercer cuarto, se llegaba con 5 de ventaja para Melilla, 59 a 64.
En el cuarto definitivo Menorca intentaba apretar a Melilla, aunque lo que conseguía era un intercambio de puntos donde Coppenrath y Jiménez hacía daño, y en apenas tres minutos, Gonzalo García tenía que pedir tiempo muerto tras dos pérdidas de Melilla que los de Berrocal traducían en dos contrataques fáciles para situarse a un punto, y casi 7 minutos por delante (68 a 69).
A falta de 3:43 para el final, Coppenrath anotaba canasta para poner por delante a Menorca y recibía una personal que parecía más bien de él en el rebote, pero el tiro adicional, no lo anotaba, una buena oportunidad que desaprovechaban los locales, y en la siguiente Riera, en un gran partido del mallorquín, anotaba un triple importante.
A diferencia de los cuartos anteriores, era Melilla el que llegaba antes a los bonus, y se entraba en el último minuto con un punto de ventaja para Menorca y tras fallar un triple Melilla, los árbitros igualaban faltas señalando una antideportiva sobre Jiménez tras resbalar un jugador de Melilla, en el momento más importante del partido. Jiménez anotaba uno de los tiros libres y en la jugada posterior recibía otra falta donde anotaba dos, para poner 5 por delante a los locales y 32 segundos por jugarse.
Con esa diferencia Menorca se la jugaba a las faltas, no estaba en bonus, y lograba llevarse el partido tras esa polémica jugada que pudo decidir el partido.
Menorca logra el 2 – 0 y tiene cada vez más cerca el ascenso.
Destacaron: Por Menorca y por Melilla los mejores fueron los de casi siempre. En el caso de los locales, Oliver Arteaga, con 12 puntos y 5 rebotes, mientras que por Melilla, Salva Arco, con 22 puntos y 2 asistencias.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias LEB Oro
Comentarios cerrados

Mira además

Unión Financiera Oviedo toma el mando de la liga

A falta del Carramimbre vs Cafés Candelas del 1 de noviembre, la jornada segunda de LEB Or…