Agua de Mar CB Palencia 77 – Filipenses 92

Crónica CB Palencia

Vibrante derbi el disputado el sábado entre Agua de Mar y Filipenses que inaguraba la competición de 1ª División saldandose con victoria colegial en un entretenido y disputado partido.
El primer cuarto ambos conjuntos mostraron un alto ritmo de juego que tuvo como consecuencia una anotación alta en este parcial (22-24), gracias sobre todo al gran acierto exterior que mantuvieron los dos equipos en estos minutos iniciales.
Es en el segundo cuarto cuando los locales se fueron del partido, a causa de su bajón defensivo tanto en concentración como en intensidad, y por el colapso de su juego ofensivo con numerosas pérdidas de balón, malas selecciones de tiro y fallos en situaciones claras de anotación. Todo este desbarajuste local fue aprovechado por los experimentados jugadores visitantes para escaparse en el marcador, endosando a los morados un parcial final en este cuarto de 12-26, que a la postre fue definitivo en el resultado final del encuentro.
Tras el descanso los jóvenes jugadores palentinos volvieron a reencontrarse con el ritmo y la actitud que necesitan plasmar en la cancha para poder competir en este nivel, con un tercer cuarto donde mostraron más solidez en el trabajo defensivo, que les hizo mantener las distancias en el marcador a pesar de no estar muy acertados en el aspecto ofensivo.
En el último cuarto los morados continuaron mejorando su aportación ofensiva, anotando en este parcial 27 meritorios puntos, que no fueron suficientes para remontar la desventaja en el luminoso, ya que cuando los locales intentaban acercase en el marcador, aparecían una y otra vez las acertadas acciones individuales de los jugadores visitantes, que fueron definitivas en todo lo que duró el choque.

Imagen del encuentro de Copa
Imagen del encuentro de Copa

En resumen, el juego coral y generoso en el esfuerzo palentino sucumbió ante las individualidades del equipo de Filipenses, haciendo mención especial al extraordinario partido que hizo Sergio Alonso, un jugador que es un regalo de lujo para esta Primera Nacional, marcando la diferencia en este conjunto de Filipenses y en esta competición tanto por su liderazgo como por la calidad que atesora, siendo una vez más trascendental en la victoria de su equipo.

Crónica Filipenses

Ambos equipos se presentaban al encuentro con bajas importantes: el C.B. Palencia no podía contar con Joel y Víctor por sendas lesiones, y Filipenses no podía contar con Ricar y Puertas por motivos personales ni con Diego por lesión.
Como en copa, volvían a salir mejor los locales con una defensa presionante y al límite que dificultaba a los colegiales entrar en juego. Poco a poco estos últimos iban igualando el encuentro hasta colocarse por delante al final del cuarto 22-24. El segundo período fue la clave del partido, Filipenses se puso el mono de trabajo en defensa lo que unido al acierto en ataque puso una diferencia de 16 puntos al descanso. 34-50.
Durante el tercer cuarto las diferencias se mantenían y sólo en el inicio del último período con un parcial de 7-0 los locales eran capaces de reducir las distancias hasta los 11 puntos. Sin embargo, los nuestros volvían a ampliar su ventaja entre 15 y 19 puntos, manteniéndolo ya hasta el final del partido.

Anotadores:

Agua de Mar CB Palencia: Rubén (21, 4 triples); Paco (8, 1 triple); Fofe (7); Pablo (6, 2 triples); Alfredo (6); Omar (6); Ángel (5, 1 triple); Bruno (5); Luis (4); Edu (4); Juan (3, 1 triple); Adrián (2).

Filipenses:Alonso (27, 4 triples); Gómez (16, 1 triples); Fernández (16); Mate, A. (11); Pedrosa (7); Crespo (7, 1 triple); Saldaña (3); Rodríguez (3, 1 triple); Herrero (2); Mate, M (0); de la Cruz (0); Abello (0).


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Filipenses tercero del escolar autonómico masculino de Castilla y León

El infantil masculino de Filipenses finaliza una temporada magnífica en la que ha superado con creces todas las expectativas siendo campeones de la Final a 4 de segunda división, segundos de la de Primera División y ahora terceros del escolar infantil masculino. Broche de oro para la temporada de los colegiales.