Fase de ascenso a liga EBA en la que C.B. San Andrés se alzó con la primera plaza y por tanto el ascenso, C.B. Tormes en segunda posición, Filipenses tercero y USAL cuarto.

Los colegiales comenzaban el fin de semana enfrentándose a los anfitriones, C.B. Tormes, contra los que fueron capaces de competir durante 35 minutos. Gracias a una buena defensa que provocaba que los charros tuvieran que jugar a un ritmo con el que no se encuentran cómodos las diferencias se mantenían en torno a los 6-8 puntos de desventaja. En ese punto y a falta de cinco minutos una serie de decisiones arbitrales desquiciaron a los nuestros que no supieron jugar con cabeza esos últimos instantes por lo que la diferencia final se fue a 24 puntos que no refleja el buen partido disputado por Filipenses. 71-47 fue el resultado final que dejaba prácticamente ya sin opciones de ascenso a nuestro equipo.

El sábado tocaba el que debía ser el partido más “fácil” contra USAL que había perdido su primer encuentro frente a C.B. San Andrés. Sin embargo, el equipo salmantino cuenta con una muy buena dirección desde el banquillo y todos sabíamos que el choque iba a ser cualquier cosa menos fácil. Y así fue, un partido igualado en el que Filipenses llevó el mandó durante bastantes minutos pero sin despegarse nunca en el marcador y con unos universitarios muy disciplinados en el juego. Con un resultado rácano de 51-51 se llegaba a la prórroga en la que pudo ganar cualquiera, pero los nuestros a pesar de fallar cuatro tiros libres en el último minuto lograban el triunfo por 61-59 gracias a varias buenas defensas en las últimas acciones.

IMG_7927Finalmente el domingo Filipenses jugaba contra C.B. San Andrés. Igual que el año pasado la “suerte” quiso que los nuestros que habían jugado el partido de las 20:30 el sábado tuvieran que jugar el de las 10:30 el domingo, en este caso con aún menos tiempo de descanso por la prórroga jugada contra USAL. Pese a ello los colegiales salían bien al partido y aunque a remolque, no se iban del partido con desventajas de 7-9 puntos. Mediado el último período los leoneses mandaban en el marcador por 53-46, momento que aprovecharon perfectamente  para imponer su poderío físico y rematar el partido endosando un fuerte parcial que dejó sin opciones a los nuestros y acabando en 70-55.

De esta forma, con una victoria y dos derrotas Filipenses finaliza en tercera posición la fase de ascenso en una temporada marcada por los continuos parones debidos a la falta de equipos en la competición.

Todos los componentes del equipo quieren agradecen al club y afición el apoyo que han recibido todos estos meses.