Filipenses 68 – Universidad de Salamanca 57

PARCIALES: 18-12, 32-30 (14-18), 51-49 (19-19), 68-57 (17-8)
ANOTADORES
FILIPENSES: Carlos (4), Miguel (9), Gus (9), Quique (-), Jaime (3) – Fran (6), Isaac (4), Pepo (3), Juanpe (17), Dani (-), Sergio (9), Maté (4)
USAL: Ramírez (4), Cano (8), Herrero (5), Martínez (1), Zazo (14) – Alonso (-), Frade (3), Mazur (3), Fra (-), Calvo (8), Lavado (-), Martín (11)

Victoria de Filipenses en un mal partido de los nuestros que salvando  algunos momentos del primer cuarto y los últimos cinco minutos de encuentro, el resto del tiempo no supo encontrar el ritmo ni las opciones adecuadas en su juego.

A pesar de que los colegiales se distanciaban hasta una máxima de ocho puntos en el primer  período, Universidad de Salamanca no perdía la cara al encuentro y a base de constancia iba recortando diferencias hasta llegar sólo dos abajo al descanso. Eran minutos de desconcierto y precipitación para Filipenses, tanto en ataque donde no ponían el tempo adecuado en ninguna acción, como en defensa en la que hacían aguas en el 1×1 y en el bloqueo del rebote defensivo.

El tercer cuarto seguía la misma tónica y los charros se ponían arriba en el marcador con pequeñas ventajas de hasta tres puntos. El último período comenzaba con dinámica similar y a falta de cinco minutos para el final el marcador señalaba 53-55 para los visitantes. En esos minutos decisivos por fin los nuestros supieron jugar con más cabeza en ataque y más intensidad en defensa, endosando un parcial de 15-2 definitivo para llevarse el partido.

En resumen, victoria con muchas sombras de Filipenses que ahora vuelve a tener otra semana de parón y no será hasta el domingo 17 de diciembre cuando juegue de nuevo, esta vez contra el campeón de Copa, San Andrés, de nuevo en Palencia.