Primera Femenina

Filipenses 83 – Agustinos Levidrio 58

Anotadoras:

FILIPENSES 83 (25+21+19+18): Bea 15, Rocío 3, Mónica 21, Sandra 8, Lucía 19, Sara 4, María, Arancha, Alexia 13.

AGUSTINOS 58 (19+13+14+12): Carmona 2, Briz 14, Pérez 17, Fernández 13, Pérez C. 10, Laborda 2.

Partido que sacó adelante Filipenses ante un Agustinos Levidrio muy luchador, que no dio nunca el partido por perdido. Le costó a las locales entrar en el partido, con excesiva permisividad defensiva y un juego muy espeso en ataque ante la defensa en zona dispuesta por Agustinos. Igualdad en el marcador hasta el minuto 8 con empate a 17, momento en el cual, las locales lograron un 8-0 de parcial gracias a dos acciones de 2+1 consecutivas.

Seguía aumentando la diferencia Filipenses en el segundo cuarto, ya más asentado en el campo, forzando errores en las leonesas, que pese a intentarlo, chocaban una y otra vez contra la defensa local.

El tercer cuarto iba a transcurrir por los mismos derroteros, con Filipenses haciendo su trabajo y Agustinos intentando acercarse en el marcador, pero el dominio en el rebote de las palentinas y los robos de balón les dejaban claros contraataques para seguir aumentando la diferencia.

Partido más complicado de lo que parecía en un principio en el que las jugadoras menos habituales tuvieron la oportunidad de disfrutar de minutos y que se cerró con la victoria palentina por 25 puntos (83-58).

Dentro de quince días, Filipenses cerrará la temporada oficial, con la disputa de la última jornada de esta segunda fase con la tranquilidad de saber que depende de sí mismo para quedar 1º de grupo. El partido será en el Polideportivo El Plantío el sábado 27 a las 16:20 horas ante Universidad de Burgos en la capital del Cid.

Liga BasketVall

Eldana CB 46 – Muebles Carlos Pastor 60

Eldana : (5+14+14+15)  Fran T.(19, 1 triple), Flechi (14, 2 triples), Tercio (0), Adrian (0), Jaime (9) –quinteto inicial-  Antonio (0), Fran L. (3, 1 triple), Mario (3).

Muebles : (16+10+15+19)  Cristian (15, 3 triples), Julio (8), Nacho de la Fuente (11, 1 triple), Palomo (4), Chuchi (4, 1 triple) –quinteto inicial- Angel (6), David (9), Campos (3, 1 triple).      

Primera derrota para Eldana en esta copa basketvall, como consecuencia de un mal partido tanto ofensivo como defensivo.

Desde el comienzo del encuentro los locales dieron la sensación de falta de concentración, con excesivos despistes en defensa descuidando totalmente el rebote de su propia canasta, y una pésima selección de tiro errando casi en su totalidad las acciones ofensivas de este primer cuarto.

Ya son varias las jornadas que en el primer periodo finalizan con muy pocos puntos, pero con los 5 obtenidos en este partido, probablemente se haya tocado fondo. En el 2º cuarto ya se pudo apreciar un ritmo mucho más adecuado, con una mejor defensa tanto del rebote como de las líneas de pase y mucho más acierto caro al aro rival.

A pesar del esfuerzo 19-26 para los visitantes en el descanso, aunque con mejores sensaciones para lo que restaba por jugar. La excesiva permisividad arbitral en las defensas de ambos equipos se iba volcando en contra de los de Dueñas, frente a su rival bastante más físico y mejor adaptado a este tipo de arbitraje que el Eldana.

En busca de seguir reduciendo la diferencia, los locales sufrían un tremendo desgaste defensivo que aunque les llevó hasta tan solo 3 puntos de diferencia, no se supo finalizar con una remontada en el marcador por la excesiva precipitación en ataque, y jugadas muy poco hilvanadas desaprovechando opciones mejores que sin duda hubieran cambiado el signo del encuentro.

El último cuarto ya fue el de la culminación de todos los errores de esta jornada, a pesar de que a falta de 4 minutos la diferencia desfavorable era de 6 puntos, la selección de tiro fue de excesiva precipitación con los jugadores haciendo cada uno la guerra por su cuenta; se jugaba con escaso sentido en ataque y arriesgando excesivamente en defensa llegando casi siempre tarde a las ayudas; la consecuencia de esto fueron 4 triples consecutivos de los visitantes para finalizar el partido, ante la total impotencia defensiva local.