Filipenses 78 – CB La Flecha 74

Ficha del partido

PARCIALES: 11-18, 22-36 (11-18), 43-47 (21-11), 66-66 (23-19), 78-74 (12-8)

ANOTADORES

FILIPENSES: Sergio (11), Dani (3), Gus (-), Jaime (8), Maté (10) – Fran (16), Guille (-), Isaac (4), Pepo (-), Miguel (5), Juanpe (21), Abello (-)

C.B.LA FLECHA: Imaz (6), García (12), Fernández (18), Martínez (2), Peláez (21) – Alonso (3), Álvarez (2), Laguna (10), Pita (-), Lindo (-)

Buen comienzo de los locales encontrando situaciones de tiro cómodas que les proporcionaba exiguas rentas. Mediado el primer período, ese acierto inicial se tornaba en desacierto, tanto en tiros de campo como en tiros libres, a pesar de realizar buenas acciones ofensivas. Esto, unido a una mala defensa del 1×1 y un inexistente bloqueo del rebote defensivo lo aprovechaban los jóvenes jugadores de La Flecha para ponerse por encima en el marcador endosando un parcial de 0-11 en cinco minutos.

El segundo cuarto continuaba la misma tónica, pero la falta de intensidad, de actitud y de motivación de Filipenses empeoraba las cosas, ya que a la mala defensa se unía una mala selección de tiro, por lo que la desventaja iba en aumento llegando a la máxima de -14 puntos con la que se llegaba al descanso. Eran, quizá, los peores momentos del “equipo” en esta temporada.

El paso por vestuario sentó bien a los colegiales que salían más “enchufados” en defensa lo que les daba confianza en ataque para volver a realizar un juego más fluido. En 7 minutos los nuestros colocaban un parcial de 15-2 por lo que se ponían sólo un punto abajo (37-38) y recuperaban las opciones de victoria.

El último acto era el más igualado; La Flecha conseguía canastas o faltas jugando buenos 1×1 en situaciones de aclarado que Filipenses no fue capaz de defender en todo el partido. Por su parte, los nuestros sacaban a relucir su capacidad competitiva y aunque se pusieron 66-64 arriba en el último minuto, los visitantes empataban gracias de nuevo a un 1×1 de su jugador Peláez que campó a sus anchas y sin demasiada oposición en la tarde del domingo.

La prórroga fue igualada y con alternativas en el marcador, pero en el último minuto y medio el buen hacer de Filipenses y su acierto desde el tiro libre fueron determinantes para conseguir el triunfo.

De nuevo, mal partido de los nuestros con el que acaban la liga regular, pero que tiene como nota positiva el hecho de haber sido capaces de remontar un marcador muy desfavorable. Con este triunfo Filipenses termina segundo en la clasificación con un balance de 7 victorias y 3 derrotas.

El fin de semana del 27, 28 y 29 de abril se disputará la fase de ascenso en el pabellón Wurzburg de Salamanca, donde los colegiales se tendrán que enfrentar en liguilla a San Andrés.