Debut de Alejandro Martínez en el banquillo de Chocolates Trapa Palencia, con una victoria de merito al producirse en la cancha de Iberostar Palma que se jugaba la vida.

De inicio Iberostar Palma salió más acertado y comenzó marcando pequeñas diferencias que le permitían acabar con ventaja los primeros 10 minutos (19-16).

El segundo parcial fue otro mundo puesto que la defensa presionante que Chocolates Trapa impuso desde inicio de partido comenzó dar frutos, y mas aun con la ausencia de  Biviá que estaba en el banquillo por faltas. Ofensivamente los palentinos mostraban un acierto en los lanzamientos desde 6,75 desconocidos en partidos anteriores 63% (7/11), lo que le valió para ser muy superior en el marcador (14-24 en esos diez minutos) e irse al descanso con un 33-40.

_MG_2582

En el segundo tiempo el juego morado sea imponiéndose con un ritmo mas alto que en jornadas previas, y ralentizando (gracias a su presión) el ya de por si lento juego ofensivo local. Mientras tanto Garrido y Cvetinovic (con muchos minutos por la lesión de Otegi) eran los auténticos dominadores del marcador. La ventaja al final del tercer cuarto se situaba en los 10 puntos gracias a anotaciones afortunadas y sobre la bocina de equipo de Félix Alonso.

La salida de los últimos diez minutos comenzaba con un amago de reacción local (52-58) que aprovechaba los minutos de Pressley como base, hasta que el entrenador palentino decidió que Garrido volviese a marcar el ritmo de juego. Ahí se acabo el partido entre labor del base catalán y la labor de Ruffin en el rebote den ambas zonas.

A falta de un minuto, un triple de Garrido sentenciaba un partido que puede ser un punto de inflexión en la trayectoria de Chocolates Trapa Palencia (60-72).