Llegó la séptima victoria de la era Martínez, en un partido en que Chocolates Trapa Palencia empezó muy entonado, especialmente desde 6,75 m, pero  Río Ourense Termal realizo un buen trabajo con sus interiores para mantenerse en el partido en la primera parte. El partido llegó a los minutos finales igualado y al igual que el sábado pasado fue Chocolates Trapa Palencia quien dejo escapar un partido casi controlado, en esta ocasión fuero Río Ourense Termal quien con sus propios errores facilitó la victoria palentina. La otra buena noticia de la noche fue el retorno a las pistas de Urko Otegi, que hizo un buen trabajo a pesar de anotar solo una canasta.

Salió el conjunto palentinos con ganas de romper el partido de inicio y sumando de tres en tres ( 4 triples y un 2+1 de Grimau para un 15-10) y todo parecía bien encaminado con el (17-10), pero los gallego con un gran Rozitis se agarraron al partido en el primer cuarto (21-20).

Los segundos diez minutos fueron de control gallego, gracias a la buena labor de sus interiores que continuaban con la línea del buen final del cuarto anterior. Fue el equipo palentino quien en este cuarto debió hacer un gran esfuerzo para irse al descanso con el resultado menos doloroso posible (35-41).

IMG_1808

Chocolates Trapa Palencia, salio del vestuario como un vendaval, y apoyados en el trío: Girmau-Cvetinovic- Garrido lograron un espectacular parcial (18-3) en menos de 5 minutos para dar la vuelta al marcador (53-44).

El partido se movía en distancias cortas y así se llegó a los últimos diez minutos (59-54). Y aunque los morados llegaron a marcar una diferencia de 8 puntos gracias a un triple de Pino (64-56), no lograron cerrar el partido. Dos triples consecutivos de Río Oursen Termal (Manzano y Ahonen) ajustaban el marcador con más de 3 minuto por disputarse (66-64). A continuación un buen robo de Johnson, lo convertía en un error garrafal al errar el mate que supondría el empate.

Se llego a un final igualado donde Ahonen, puso a los gallego por encima en el marcador a falta de 45 segundos (70-72), pero Grimau (excelente asumiendo responsabilidades en los momentos calientes) forzó el empate.

IMG_1756

Con 12 segundos por jugarse, un error de Jhornan propicio el robo de balón de garrido, que fue la clave de la victoria palentina.

En resumen, victoria local (74-72), en un partido que pudo vencer cualquier contendiente con justicia, pero que Río Termal Ourense (al igual que Chocolates Trapa Palencia la semana pasada) dejo escapar por errores propios.