C.B. Montemayor 41 – Eldana C.B. 48

Montemayor : (12+8+9+12)  Jesús (17, 2 triples), José Luis (7), Gonzalo (5, 1 triple), Jorge (5), Alejandro (3) –quinteto inicial-  Néstor (0), Miguel (0), Cristian (2), David (2), Raúl (0).

22 personales (12+10); Eliminados: Jorge y José Luis.

Eldana : (6+20+11+11) David (1), Flechi (9, 3 triples), Dani (4), Adrian (0), Chuchi (5) –quinteto inicial-  Juan Luis (11), Edu (0), Aitor (0), Nacho (15), De Vena (0), Rubén (2), Suarez (3).

17 personales (8+9); Eliminado: Nacho

A la cuarta fue la vencida, y Eldana ha conseguido su primera victoria; un triunfo muy trabajado y basado en la experiencia de los de Dueñas, más que en su juego que sigue siendo muy pastoso y poco efectivo.

El inicio del partido ha sido una vez más, excesivamente frio y despistado, con muchos errores en ataque, tanto en los pases como en el tiro consiguiendo tan solo 6 puntos en el primer cuarto, y una escasa actividad defensiva que permitía rebotes y buenas posiciones de tiro al conjunto rival.

Las primeras ventajas en el marcador han sido para el conjunto local que a base de un ataque cansino, durmiendo el balón en exceso, fue aprovechando sus situaciones cara al aro, para llegar a una efectividad extrema en sus jugadas ofensivas que le iban permitiendo llevar la iniciativa siempre.

No ha sido hasta mediado el segundo cuarto y gracias a un cambio defensivo de zona 2-1-2 a una individual, cuando los jugadores del Eldana se han ido revolucionando, y poco a poco comenzando a mandar en todas las facetas del juego.

Aunque el 20-26 del descanso, y después de lo visto en los 2 primeros cuartos, parecía la remontada de un equipo y el bajón de otro, nada más lejos de la realidad ya que en escasos 2 minutos y con un parcial de 8-0, el equipo de Montemayor se situaba de nuevo por encima en el marcador, y los problemas en ataque y en defensa volvían del lado de los de Dueñas.

Un buen trabajo en defensa a lo largo de este cuarto proporciona una ventaja de 8 puntos para el Eldana al final del tercer periodo, 29-37, aunque no parecía suficiente vistos los altibajos en el juego que se iban sucediendo, además los 2 equipos estaban muy cargados de personales y tenían que ir adaptándose a la situación de sus jugadores más importantes, y ha sido esta circunstancia la que les ha permitido poco a poco decidir las situaciones ofensivas con más tranquilidad, buscando la mejor opción en ataque y aprovechando, esta vez sí, los lanzamientos de tiros libres, que les ha servido para ir afianzando una ventaja que da la posibilidad de un final algo más tranquilo, y la primera victoria de la liga que debe servir para ir cogiendo más confianza y seguir sumando tanto individual como colectivamente.