Eldana C.B. 59 – Muebles Carlos Pastor 71

Eldana : (17+15+8+19)  Rubén V. (15, 1 triple), Fran (3, 1 triple), Daniel (6), Jaime (13), Edu (0) –quinteto inicial-  Flechi (6), Suarez (5), Antonio (0), David (0), Nacho (6), Méndez (5), Chuchi (0).

Muebles : (23+23+11+14)  Cristian (12), Borja (17, 4 triples), Palomo (8, 2 triples), Jiménez (13, 1 triple), Juárez (5) –quinteto inicial- Nacho de la Fuente (6, 2 triples), Dani (6), Sevillano (2), Grela (2).

El Eldana ha vuelto a caer ante el único equipo que queda invicto en la competición a pesar de su aceptable partido defensivo, pero por el contrario con un ataque pobre y con muchas imprecisiones.

En el partido de ida el Eldana cayó por 4 puntos al final del encuentro, y en parte estaba esperando a la vuelta para intentar resarcirse de esa derrota; arriesgando con un equipo rápido a pesar de la diferencia física de su rival, y en defensa individual para no permitir buenas posiciones de tiro del rival, se van intercambiando canastas buscando los dos equipos la debilidad del contrario para ir distanciándose en el marcador.

Desde este primer cuarto estaba claro que los locales deberían jugar casi perfecto, ya que cada error defensivo era castigado con canasta; unas veces al realizar ayudas demasiado largas que permitían tiros cómodos, y otras en el rebote defensivo errado, que daba ocasión de segundas y terceras oportunidades a los vallisoletanos.

Foto Eldana

No ha sido un buen día en el aspecto ofensivo, ni en el lanzamiento exterior con muy pocas canastas que hubieran abierto la defensa del rival, ni dentro de la zona, con demasiados fallos bajo el aro y escasos rebotes ofensivos.

En el descanso la diferencia desfavorable ya era de 14 puntos 32-46, y aunque los cambios defensivos frenaron la anotación de los visitantes, en ataque no se terminaba de jugar con la soltura necesaria para rebajar la diferencia y llegar al final con opciones de victoria.

Mediado el tercer periodo se llega a la máxima diferencia en contra 36-57, que obligaba al Eldana a una defensa prácticamente presionante en lo que quedaba de partido, en busca de robos de balón y puntos fáciles que le acercasen en el marcador.

El derroche físico fue espectacular, pero la mayor precisión de los jugadores visitantes y los propios errores locales en ataque dejaron sin opción al Eldana, y con una comoda victoria para su rival.