Rejón fue uno de los más destacados del partidoQuesos Cerrato Palencia 66 – Leyma Natura Basquet Coruña 63

Estadísticas del partido.

Vota al mejor de Palencia en el Trofeo Basket Morao

Tocó sufrir de nuevo pero al final, victoria que es importante para seguir alcanzando la tranquilidad necesaria para jugar bien en ataque, porque hasta ahora, Palencia ha sido un equipo que ha echo los deberes en defensa, pero le está costando alcanzar un buen nivel en ataque a pesar de esos buenos minutos del primer cuarto o del tercer cuarto que ha sido claves en la victoria final.

No comenzó bien el partido, un parcial de 0  a 4 con un par de pérdidas de balón, de las pocas del partido, que parecían hacer dudar un poco a los palentinos pero rápidamente se reponían gracias a Rejón y Forcada, dos de los destacados del partido, para dar la vuelta al marcador y ponerse por delante pasado el ecuador del primer cuarto.

Precisamente en la recta final de este primer cuarto, se veían los mejores minutos de los palentinos, un parcial de 6 a 0 que se cortaba con una canasta de Mario Cabanas, pero que no impedía que Bravo sobre la bocina del primer cuarto, pusiera diez de diferencia, 22 a 12.

La máxima ventaja del encuentro se alcanzaría nada más iniciar el segundo cuarto, 24-12, pero a partir de ahí el juego ofensivo palentino iba a menos, y con el parcial de 2 a 6, y habiendo pasado poco más de dos minutos del cuarto, Lezkano pedía tiempo muerto.

Parecía mejorar los palentinos durante unos instantes tras un triple de Barbour, pero rápidamente contestaban los de Tito Díaz con un triple y un dos más uno de Ogirri, que dejaba la diferencia en solo un punto, con casi tres minutos por jugarse todavía. La defensa zonal impuesta por los gallegos, impedía a los palentinos jugar con la comodidad del primer cuarto y a pesar de lograr lanzamientos cómodos desde fuera, estos no entraban.

Los dos últimos minutos del cuarto ambos equipos intercambiaban canastas, empataban los coruñeses a falta de un minuto de la mano de Cain, y Forcada, casi sobre la bocina, permitía a los palentinos llegar al descanso con una ventaja de dos puntos, 35 a 33.

El descanso sentaba bien a los de Lezkano, Rejón y Forcada seguían protagonizando el juego ofensivo de los palentinos, y durante estos primeros minutos el cambio defensivo de los visitantes, permitía a Palencia coger hasta siete puntos de diferencia de nuevo, pero varios minutos sin anotar por parte de ambos, no era aprovechado por los colegiales para ampliar la ventaja.

Tras más de cinco minutos sin anotar por parte de Coruña, Angel Hernández anotaba el primero de sus triples en el partido, tiempo desaprovechado por los de casa que en la recta final del cuarto aun se dejaba algún punto más como la canasta a falta de 5 segundos de Castro que dejaba el 47 a 41 con diez minutos por jugarse.

Se entraba bien en este último cuarto, un triple de Bravo parecía dar la tranquilidad a los palentinos y la continuidad de Fornas, intenso en los minutos finales del tercer cuarto, daban otras opciones a los palentinos en ataque y el propio Fornás anotaba dos canastas consecutivas, la segunda llena de raza y sobre la bocina de posesión, que ponían a los palentinos con 11 de ventaja (54 a 43) y con la sensación de tener el partido encarrilado.

Pero en ese instante apareció la inspiración de Angel Hernández desde el triple, pero sobretodo un Mario Cabanas muy acertado, que anotaba cuatro puntos consecutivos con coast to coast incluido que llevaba la intranquilidad no solo al banquillo sino también a la grada que veía llegar los fantasmas del partido ante Oviedo ya que los coruñeses empataban el partido a 58, a falta de cuatro minutos, y con un completo dominio del rebote del que menos mal no lograron sacar provecho del todo.

Garrido fue homenajeado por su centenario con PalenciaRejón por un lado, y Feliu con un triple, llevaban a los palentinos a cinco puntos de ventaja con algo menos de dos minutos por jugarse, obligando a Tito Díaz a pedir tiempo muerto.

En esos dos minutos, Coruña se la jugaba a la falta y al triple, pero los palentinos, a pesar de no estar muy acertados desde el 4’60 lograban llevarse el partido aunque la canasta final de Jesús Castro, que lanzó casi desde el triple pero pisando la línea, redujera a tres solo la diferencia.Finalmente victoria por 66 a 63 que debe llevar serenidad a la plantilla.

De nuevo Palencia dejó patente en el encuentro sus virtudes y sus defectos, muy bien en defensa, la tónica esta temporada y un nuevo equipo, salvo Oviedo, que no pasa de los 63 puntos anotados, pero también dejando evidente los problemas de los palentinos a la hora de cerrar el rebote en defensa. Aunque se atacó algo mejor la zona, circulando mejor el balón y encontrando opciones de tiro librado, los lanzamientos no entraron por lo que habrá que seguir mejorando en este sentido y la victoria, que es lo más importante, debe seguir dando tranquilidad a los locales.

Lo mejor: Además de la victoria, el buen trabajo defensivo de todo el equipo fue clave para la victoria, forzando muchas pérdidas de balón en el rival y de nuevo, minimizando las pérdidas propias. A nivel individual, el partido tan completo de Guillermo Rejón, algo que ya no es noticia, y el de Xavi Forcada, que hoy fue de los pocos que ofreció otras alternativas a la hora de atacar la zona, entrando a canasta con confianza, con acierto de cara al aro en muchas ocasiones, pero también buscando a sus compañeros por fuera que tuvieron tiros libres de marcaje aunque no estuvieran acertados. Feliu, que no salió en el cinco inicial, fue de menos a más para jugar un partido serio tanto en defensa como en ataque y anotando el triple que dio la tranquilidad definitiva a los palentinos.

Lo peor: El rebote. A Palencia le costó mucho cerrar el rebote, principalmente en el último cuarto, en el que los visitantes, con muchos más centímetros que los palentinos, fueron además mucho más agresivos en la lucha por el balón, y eso le costó a Palencia que Coruña tuviera más opciones de lanzamiento que pudieron costar un disgusto. En cuanto al arbitraje, tienen un problema, no en este encuentro, sino en general con las directrices marcadas esta temporada, señalando casi cualquier contacto como falta y sin embargo, acciones como la falta que realizan sobre Bravo entrando a canasta o sobre Urko al final del partido, en la que es evidente que se busca la falta, en el caso de Bravo (una falta bastante dura) para que no anote y en el de Urko para que no avance el reloj, se señalan como simples faltas igualando un contacto con una falta provocada, algo que ha ocurrido en general en todos los partidos disputados. Que se aclaren un poco y que definan bien qué es falta, y qué falta intencionada.

Imágenes del partido


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Confirmado el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado

Palencia Baloncesto ya cuenta al completo con el cuerpo técnico que acompañará a Joaquín Prado en esta renovada temporada donde Tino Ugidos continuará como segundo técnico de los colegiales y donde destaca la llegada de Roberto Camacho que durante dos temporadas ha sido el preparador físico de Lleida. Omid, y la vuelta de Javi Salamanca completan el cuerpo técnico.