MG_7558Volvió a retumbar “el saludo vikingo” en el Pabellón Municipal de Palencia, ese ritual de reconocimiento propio entre equipo y Peña Basket Morao con el que se pone colofón a las victorias de Chocolates Trapa Palencia. Nuevamente el equipo de Carles Marco, se enfrentaba a un partido complicado, por el rival y la mala racha de resultados, muy arropado por un pabellón con una entrada espectacular y puso fin a la racha de tres derrotas consecutivas, logrando la primera de esta segunda vuelta y la décimo segunda de la temporada. Esta victoria, también abre una brecha de 2 partidos y basket average con Club Ourense Baloncesto, que es quien marca la línea entre jugar o no los play off.

 

Comenzó bien Chocolates Trapa Palencia el partido, con un triple de Bader, que inició cinco minutos de buen baloncesto y acierto, que llevaban a los morados a dominar el marcador con cierta comodidad. Un triple de Grimau (16-7) abría una primera brecha a 4:40 del final del primer cuarto. Como era de esperar los ourensanos, de la mano de Balaban (excelente partido ofensivo) recortaban diferencias y acababan el cuarto con solo 4 puntos de desventaja (21-17) con una excelente canasta de Pol Figueras sobre la bocina.

MG_7463

El segundo cuarto comenzó con un intercambio de canastas, del que sacó mayor provecho el equipo de García de Vitoria, ya que anotaban de tres en tres, gracias a Connor Wood, que anoto tres triples consecutivos para igualar el partido (28-28) a 6:25 del descanso. A partir de aquí el partido se convirtió en una consecución de errores por ambos equipos, en el que las defensas se imponían a los ataques. Fueron minutos de mal baloncesto, que se rompió en las últimas acciones, con un gran triple de Alvarado (35-37) y posteriormente Kacinas que, con una buena acción de técnica individual, con cinco segundos por jugar, hizo bueno el planteamiento táctico de su entrenador (37-37).

 

En el retorno de vestuarios, seguían dominando las defensas, alternado en dominio en el marcador durante muchos minutos. Pero un triple de Alvarado (52-56) sembró la inquietud en el Municipal, fue el momento en que emergió la figura de Jordi Grimau, que con 6 puntos consecutivos devolvió la tranquilidad y la ventaja a los morados (58-56) a un minuto del final de cuarto. La actuación de Grimau fue el pistoletazo de salida a los mejores minutos en muchos partidos.

MG_7602

 

Entre tercer y cuarto cuarto, se logró un importante parcial (17-0), gracias a unos minutos de excelente juego, donde Jasaitis, Dani Rodríguez y Dos Anjos pusieron el brillo ofensivo, al gran trabajo defensivo. El 69-56 que reflejaba el marcador a 8:30 del final, no hizo desistir a los gallegos, que demostraron no estar afectados por el parcial encajado y continuaron trabajando para meterse en partido, gracias Balaban, Wood y Alvarado. A menos de dos minutos del final, dos tiros libres del pívot serbio ponían el 79-75 en el marcador y las dudas parecían apoderarse de lo locales. Las tres derrotas consecutivas, pensaban en el subconsciente palentino, pero un gran triple de Dani Rodríguez (excelente partido el suyo), devolvía la sonrisa al equipo (82-75) aunque, otro triple de Wood limaba distancias, pero el poco tiempo restante corrió a favor del conjunto local. La victoria final (87-80) deja a Club Ourense Baloncesto a 2 victorias, mas basket average, del equipo de Cales Marco.

El próximo partido de Chocolates Trapa Palencia será en Lleida, antes del parón de las ventanas FIBA, una cancha habitualmente difícil y un equipo que está recuperando sensaciones de la mano de Gustavo Aranzana. Sin duda un buen sitio para refrendar las buenas sensación de anoche.

Resumen del Chocolates Trapa 87 – 80 Club Ourense Baloncesto