IMG_0225Quesos Cerrato Palencia 84 – Ford Burgos 54

Estadísticas

Vota al mejor del Quesos Cerrato Palencia en el Trofeo Basket Morao.

Quesos Cerrato Palencia encontró el camino para vencer a Burgos. No hacía falta tocar muchas cosas en defensa porque poco a poco en esa faceta el equipo palentino ha marcado un gran nivel, hacía falta encontrar el camino para vencer, para convencer a la afición y a ellos mismos, y para agradar, gustar y gustarse, cocinando un repaso histórico en los duelos entre ambos equipos y mostrando una ambición y un hambre hasta el final del encuentro que no se había visto en toda la temporada. Éxtasis para ellos, éxtasis para la afición y liderato para Quesos Cerrato Palencia.

Aunque el resultado del partido sea tan contundente, hasta los primeros compases del tercer cuarto no se comenzó a vislumbrar lo que podía pasar y antes hubo que tirar de pico y pala para dominar el encuentro y no dejar que Burgos lograra darle una dentellada de las suyas a Palencia y no fue porque no lo intentara en esos dos primeros cuartos.

El Marta Dominguez mostró un nuevo lleno, con la presencia en uno de los fondos de unos 150 aficionados burgaleses, un Marta Dominguez que comenzó frío o más bien expectante a la espera de ver qué versión de Palencia iba a ver.

Urko apareció como siempre desde el inicio, el capitán siempre sale enchufado, y de su mano, con un juego rápido y cerrando muy bien el rebote, surgían las primeras acciones de los palentinos que pronto se situaba con un 7 a 2 tras un triple de McDowell. Buen inicio.

Gran partido de Dani RodríguezPero Burgos también estaba en la cancha y un ex de Palencia, Miquel Feliu, anotaba los 4 primeros puntos visitantes, y sus únicos del partido, y Costa anotaba un triple para empatar el partido. Ahora había que ver como reaccionaba Palencia y lo hacía manteniendo el nivel inicial aunque fueran los minutos de más igualada del partido.

A falta de menos de un minuto para el final del cuarto, Huertas anotaba un triple que daba cuatro de ventaja a los palentinos pero Diouf sobre la bocina de posesión, cerraba el cuarto con 18 a 16. Igualdad esperada.

Dani Rodríguez, partidazo del base colegial, abría el segundo cuarto con uno de sus triples, pero el partido se mantenía igualado, con defensas duras en ambos lados, sobretodo dentro de la zona, con fallos en los lanzamientos y no era hasta mediados del cuarto cuando los de Natxo Lezkano una ligera diferencia de 6 puntos.

Huertas anotaba una de esas canastas de garra, fallaba un lanzamiento cerca de la canasta burgalesa pero palmeaba el balón ante Diouf, y en la siguiente jugada, Palencia recuperaba el balón y Forcada anotaba en el contrataque parando el partido Casadevall, con apenas dos minutos por jugarse y 31 – 24 en el marcador.

Tras el tiempo Xavier fallaba el triple que lanzaba, Forcada cogía el rebote y en con gran costa a costa, anotaba ante el delirio palentino. Maresch y Xavier enfriaban el ambiente con sendos triples pero Huertas devolvía uno y Forcada, en un gran final de cuarto suyo, cerraba el marcador al descanso con 38 a 30. Palencia había acabado con muy buenas sensaciones.

Dura lucha debajo de los arosPero lo mejor siempre está por llegar y llegó en los primeros minutos del tercer cuarto, un parcial de 12 a 0 que elevaba los decibelios y la adrenalina no solo de los aficionados sino también de los jugadores. Era la medicina que necesitábamos todos.

Burgos solo aguantaba hasta mediados de cuarto cuando se ponía a 10 puntos porque a partir de ahí comenzaba el festival palentino, con triples y acciones de todos los colores que culminaban con un triple sobre la bocina de Dani Rodríguez que elevó a los cielos el nombre del base colegial.

De ahí al final solo hubo un equipo y un color, el morado. Burgos solo lograba anotar desde el tiro libre ya que desde mediados del tercer cuarto hasta algo más de tres minutos del final que anotaba Maresch un triple, los burgaleses se veían negados de cara al aro gracias a la extraordinaria defensa palentina.

Olés, la ola, la afición de Quesos Cerrato Palencia celebraba cada acción, y eso llevó al equipo a querer más y más, y la ambición palentina continuaría hasta el final y quién sino, Urko, anotaba sobre la bocina la última canasta del partido y 30 puntos de diferencia que son muy importantes con la igualdad de esta competición.

Hoy no hay dudas, vimos a ese equipo que se pudo ver ante Breogán o en el cuarto final ante Valladolid o Lleida, al equipo que desde la defensa hace virtud y que hoy sí encontró el camino que lleva a vencer. Que no se olvide, quedan dos finales.

Lo mejor: La labor coral del equipo palentino, tanto en defensa, como en ataque donde hoy sí hubo ritmo y se aprovechó ese buen trabajo defensivo. A nivel individual son varios los jugadores a destacar, Huertas, McDowell, Urko, Forcada,… pero porque lo necesitaba, y porque ha hecho un gran partido, Dani Rodríguez.

Lo peor: El arbitraje.

Galería de imágenes