MG_1821Se sabía que el partido de Lugo era muy importante para ambos equipos, tras las derrotas de la jornada anterior. Chocolates Trapa Palencia sorprendía con la presencia de Grimau en el cinco inicial, mientras que en Breogán la baja de Soluade, provocaba que Christian Díaz tuviese que tener más protagonismo que en partidos anteriores.

El primer tiempo de los palentinos fue bueno, sabiendo atacar con paciencia la zona planteada por el técnico de Breogán, tanto en lanzamientos exteriores, como en acciones 1×1 en las que se constataba la calidad individual del equipo de Carles Marco. Fueron unos minutos en que se vio a un Bader más inspirado, recuperando sensaciones y quien quizá desentonó de la buena imagen general fue Dos Anjos. Los palentinos que llegaron a tener una ventaja de hasta 9 puntos, no encontraron antídoto para el juego de Salva Arco. El alero catalán tiro de veteranía y se echó el equipo a sus espaldas en los momentos más complicados del partido, llegando a anotar 18 puntos en esos primeros 20 minutos.
A pesar de que se llegó a los últimos segundos con solo dos puntos de ventaja palentina, la última acción del partido acabó con un triple de Jasaitis para poner el (41-46) en el marcador.
Los lituanos Jasaitis (12 puntos) y Kacinas (10 puntos) eran los máximos anotadores del conjunto palentino.

MG_1894

Se temía el retorno de vestuarios, porque los precedentes palentinos en el tercer cuarto, no invitaban al optimismo. Como era de esperar, Leche Río Breogán aumento su intensidad defensiva e intentaron recortar especialmente con el tiro exterior. Afortunadamente, en esta ocasión el ataque palentino respondió con solidez, con Grimau, Dani Rodríguez o unos buenos minutos de Bader, de hecho, también en este cuarto se vieron los mejores minutos de Dos Anjos (sin alardes). Todo esto, hizo que el equipo de Carles Marco lograse mantener la venta lograda en los primeros 10 minutos (57-62).

MG_1904

En los últimos diez miuntos, Breogan siguió subiendo su intensidad defensiva y colapsa el ataque palentino que ve como los locales se ponen por delante después de muchísimos minutos gracias a un triple de Quintela (63-62) a falta de 7 minutos. Las visitas “moradas” al 4,60 se convirtieron en la tónica general de los últimos minutos, llegando incluso a obtener una ventaja de cuatro puntos (63-67) tras dos tiros libres de Simas Jasaitis.
Entraba el partido en su parte más dramática, donde cada canasta valía su peso en oro, cuando Nurguer con un mate volvía a poner la igualdad (70-70) a solo 1:11 del final. Los palentinos que estaban cargando el juego de ataque sobre Larsen, veían como el danés, lograba la primera (y única) canasta en juego de estos últimos diez minutos, en un “fadeaway” para poner el (70-72) a solo 48 segundos del final.
Todo se ponía de cara para los palentinos, pero funcionó a la perfección la pizarra de Diego Epifanio y en un segundo Salva Arco (partidazo del capitán lucense) sacaba un 2+1 a la floja defensa de Bader (73-72). De nuevo Dani Rodríguez anotaba desde 4,60, pero esta vez Christian Díaz entraba hasta la cocina para el 75-74 a 19 segundos del final. Una acción clave en la que el base canario se lesionaba, y debía abandonar la pista.
Con 19 segundos por disputar, Chocolates Trapa aguanto la posesión hasta los últimos segundos, donde el balón llegó a Jasaitis que lanzó una “bomba” desde 4 metros, que… se quedó muy corta y certificó la tercera derrota palentina, en los últimos 3 partidos.

El próximo viernes, Chocolates Trapa Palencia recibirá al Club Ourense Baloncesto en el Pabellón Municipal en un partido vital para definir las aspiraciones locales.