Partido intenso el vivido en Manresa, donde el conjunto local salio muy enchufado, moviendo bien el balón y poniendo tierra de por medio. Con el paso de los minutos Trapa Palencia mejoraba de la mano de Urko Otegi y en especial Bryce Pressley, hasta

ponerse por delate mediado el tercer cuarto. La respuesta de los locales era liderada por

dos enormes jugadores (Jordi Trías y Nacho Martín). Con todo, los palentinos tuvieron opciones de victoria. Una clara falta en ataque de Martín sobre Grimau la convirtió en defensiva el colegiado alavés Juan Manuel Uruñuela y ahí se acabaron las esperanzas palentinas.

 

Empezó muy fuerte ICL Manresa, gracias a una gran circulación de balón (poniendo la bola siempre en situaciones de ventaja) y con gran acierto desde 6,75. La ventaja se disparaba con facilidad a los 11 puntos (16-5). Con la entrada de Urko Otegi y Bryce Pressley, conseguía Alejandro Martínez cortar la hemorragia. A pesar de todo el esfuerzo, los catalanes finalizaron el primer cuarto con un +8 (26-18) gracias a la excelente labor de Jordi Trías.

 

En los siguientes 10 minutos, el juego exterior (por la poca aportación de los “cincos”) con Grimau y Pressley se hacen con el partido, limando poco a poco la diferencia hasta irse al descanso con el marcador igualado (42-42), Fueron diez minutos en el que los palentinos lograron cortocircuitar la circulación de balón de ICL Manresa, pero estuvieron marcados por un exceso de faltas señaladas que convirtieron los últimos minutos en un carrusel de tiros libres.

El segundo tiempo comenzada con un Trías imperial que anotaba 8 de los 10 primeros puntos de su equipo, dando replica al buen juego colectivo palentino. Una canasta de Nikola Cvetinovic, tras una gran jugada de equipo ponía por primera vez por delante (56-57) a Chocolates Trapa Palencia a 3:51 el final del cuarto. Eran momentos en que el juego palentino se había asentado, superando por momentos a un rival que había perdido la capacidad de anotar desde larga distancia (había fallado los últimos 10 triples intentados). Se vivieron unos buenos minutos de baloncesto, con buenas canastas dignas de un partido ACB y con un Bryce Pressley en modo super estrella y con un Chocolates Trapa Palencia que (un partido mas) rendía mejor jugando con dos “cuatros”. El 62-62 con que finalizaba el cuarto, dejaba toda la emoción para los últimos diez minutos.

_MG_1691

Comenzaban lo minutos finales con un Nacho Martín sensacional, como autentico referente ofensivo de su equipo. Los minutos de descanso de Pressley se notaron en exceso y debió volver a pista, puesto que los palentinos estaban atacando sin ideas, y les costaba frenar la ofensiva manresana. Con el 74-67 a falta de 5:46, la situación se volvía preocupante, aunque en ese momento y con Pressley llevando el timón del juego palentino, volvíamos a ver una gran versión colectiva del equipo de Alejandro Martínez. Un parcial de 0-10 rematado por un 3+1 de Bryce a 1:28 del final situaba el 76-80 favorable a los palentinos. De nuevo, Manresa necesitaba de sus héroes habituales para empatar el partido (84-84) a 16 segundos del final. Diego Ocampo decidía hacer falta rápida, y Pressley solo anotaba uno de sus tiros libres, lo que permitía un ataque de los manresanos, que hacen llegar la bola a Nacho Martín y este entra a canasta arrollando a Grimau a poco mas de un segundo para el final del partido.

Una acción que el árbitro principal transforma en falta del escolta de Chocolates Trapa Palencia concediendo 2 tiros libres al jugador pucelano y con ello, la victoria se quedó en tierras catalanas (86-85).

 

 

Mañana domingo a las 19:00 horas se disputará el segundo partido de la serie, arbitrado por Carlos Javier García León y Jorge Caamaño Muñoz.