Si ante Carramimbre Valladolid las cosas salieron de cara en los últimos minutos, ante CB Prat no fue así.
Los catalanes guiados por un excepcional y muy motivado Marc Blanch y basando su juego en el gigante lituano Andriuskevicius, se llevaron la victoria en un partido marcado por las defensas.
Los palentinos jugaron con fluidez cuando Pressley y Miso coincidieron en pista. El resto del partido el equipo debió agarrarse a Urko Otegi que volvió a dar solidez al conjunto de Joaquín Prado.
Hay que destacar que Pressley jugó con mucho dolor debido al esguince que se produjo el jueves entrenando y aún asi disputó muchos tiempo (24 minutos).
 
Fue un partido al que Chocolates Trapa Palencia salió poco centrado, con pérdidas faciles, lo que facilita las primeras ventajas de Prat gracias a Adriuskevicius.
Todo mejoró con Garrido (salio de inicio Campara) pero cuando por CB Prat, sale Marc Blanch, con 9 puntos casi seguidos, se convierte en referente local.
 
Tras el breve descanso (entre cuartos) CB Prat siguió jugando pick and roll, pero Chocolates TrapaPalencia frena los intentos de buscar el juego interior, provocando triples que no entran. Mientras tanto  de la mano de Bryce Pressley y un destacado  Miso cogen ventajas y se van a descanso arriba (37-40).
_MG_6716

Aunque la última acción, con una perdida innecesaria, que deja 8 décimas y en ese tiempo se permite anotar completamente solo a Andriuskevicius que machaca el aro palentino. Un regalo innecesario que en marcadores ajustados se paga caro.

 

Chocolates Trapa Palencia salía bien de vestuarios, y  con los mejores minutos de Pino abría un pequeño hueco en el marcador.
Fue un espejismo, ya que de la mano de un motivadísimo Marc Blanch, los locales marcaban un parcial de (12-0) para volver a ponerse por delante.
Una vez más, el carácter y trabajo del capitán de Chocolates Trapa, (Urko Otegi) es clave para que los palentinos acaben el cuarto por encima en el marcador (53-54).
_MG_0515
 
El último parcial mantiene la tónica ofensiva, de todo el partido por parte de los catalanes. Ante un desconocido Caleb Agada, el juego de ataque pasaba por los que Marc Blanch podia generar en el 1×1 y por el juego de pick&roll o balones interiores con Andriuskevicius que fue una pesadilla para la defensa palentina.
Fueron 10 minutos de juego espeso por momentos y en los que Joaquín Prado, veía como Miso y Ruffin abandonaban la pista lesionados.
Un cuarto marcado por los tiros libres y con una gran igualdad.
A falta de 28 segundos (70-69) Chocolates Trapa no logra un ataque claro y Pressley falla un triple que tras rebote de Marc Blanch, supone nuevos tiros libre para los locales.

De sus dos tiros libres, Blanch solo anota uno, pero en los 8 segundos restantes el equipo palentino no logra crear una acción clara de canasta y la victoria se quedó el El Prat de Llobregat.

 

Lo mejor: Un nuevo partidazo de Urko Otegi, muy buenos minutos de Andrés Miso y Bryce Pressley (mucho mérito jugar lesionado) y la buena defensa de pick and roll.

 
Lo peor: La incapacidad de generar algo positivo en las dos últimas acciones del partido y las lesiones (a esperar de valoración) de Ruffin y Miso.