La historia se repite para Palencia Baloncesto en su visita a Burgos.  Ante todo hay que decir que la victoria burgalesa es merecida.

Un buen primer cuarto tuteando al siempre favorito Autocid Burgos. Un segundo cuarto donde la defensa rival sube su intensidad hasta parecer una “karate press” contando con la permisividad arbitral. A partir de ahí los palentinos “se van del partido” descentrados por los colegiados y acaban el partido recibiendo dos palizas (una en el marcador y la otra los golpes que se llevan de recuerdo). Sin olvidar la cara de tonto que se queda, por qué encima te han señalado más faltas.

Ian O`Leary o Jeff Xavier ya lo vivieron en sus carnes la temporada pasada y podrían dar fe de ello.

empujon

Resulta extraño que algo tan habitual como la permisividad con la que juega Burgos no sea motivo debate. Recuerdo la “rajada” de Antelo (Cáceres) el año pasado en play-off que si tuvo cobertura mediática pero poco más. Este año también algunas quejas de entrenadores como el de Força Lleida y las de Lezkano ayer. “Burgos nos ha sacado del campo a ostias con agresividad, uso de las manos y siempre acaba con menos faltas”

Los árbitros Asier Quintas Álvarez y Francisco Javier Bravo Loroño, ahora están situados ante la lupa de los observadores de la liga por su actuación. Y quizás otros arbitrajes igual de permisivos.

Esto era lo esperado y por ello resulta más incomprensible que los jugadores se fueran mentalmente del partido con tanta rapidez. Natxo Lezkano ya había avisado en la previa de lo que esperaba en cancha burgalesa.

De esta forma el partido tuvo poca historia ya que a Palencia Baloncesto sólo lo vimos en los primeros diez minutos. Janis Porzingis como se preveía era el principal arma ofensiva contra la zona de Casadevall y Otegui ejercía de jugador franquicia. Rápidamente las faltas obligaban al leton a descansar y ahí comenzaba el show burgalés.

De los siguientes cuartos sólo podemos destacar la entrega de los palentinos, corazón que cabeza. Y diversidad de golpes que acaban con jugadores por los suelos (Chema González, Mortellaro, Iván Martínez) y sancionados con falta. Y también el show de los jugadores de Autocid, jugadores de gran calidad que a favor de corriente te barren de la pista. Aunque los “modos” algunos, buscando la humillación del rival sean cuanto menos  discutibles.

Estadística mas/menos: Los números de la debacle.

Urko Otegui (-5), Quique Garrido (-6), Carles Bravo (-7), Iván Martínez (-7), Xavi Forcada (-8), Janis Porzingis (-13), Cris Mortellaro (-15), J.T. Durley (-15), Alfredo Ott (-16), Roger Fornas (-17), Chema González (-21)

Análisis individual

Tras un partido así resulta muy difícil valorar a los jugadores de forma individual. Quizás unas pinceladas de los que mas destacaron. Urko Otegui a pesar de su cruzada con los árbitros siguió siendo la referencia. En la faceta anotadora como se esperaba Porzingis era el elegido para hacer daño a la zona leonesa y después Garrido dio una exhibición desde 6,75. Finalmente los primeros minutos de J.T. Durley con la camiseta de Palencia Baloncesto fueron esperanzadores, especialmente en ataque.

Rueda de prensa de Natxo Lezkano

 

Rueda de prensa de Andreu Casadevall


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegui primer líder del X Trofeo Basket Morao

Urko Otegui se ha apuntado la primera jornada del X Trofeo Basket Morao que dio comienzo t…