Planasa Navarra 94 – Quesos Cerrato Palencia 81

Estadísticas

De la necesidad nace la virtud, y Planasa Navarra de su necesidad imperiosa de victoria hizo lo que tenía que hacer para vencer al líder Quesos Cerrato Palencia que no demostró ni de lejos esa condición en un encuentro en el que sus mejores sensaciones fueron en el primer cuarto.

Los palentinos cayeron casi desde el inicio en el juego navarro y a los de Sergio García les faltó de todo a pesar que las estadísticas puedan decir otra cosa. Hasta los últimos diez minutos el conjunto colegial fue por delante en el marcador pero sin buenas sensaciones, sin romper el partido cuando lo pudo hacer y con un pobre balance defensivo en esos diez últimos minutos en los que encajó nada más y nada menos que 38 puntos.

La mejor noticia, la vuelta de Blanch a las canchas tras dos meses de lesión
La mejor noticia, la vuelta de Blanch a las canchas tras dos meses de lesión

Buen inicio de partido palentino, con mucho ritmo, con intercambio de canastas y donde los palentinos gracias a su acierto desde el 6’75 en los tres últimos minutos lograban cerrar los diez primeros minutos con 18 a 27, una buena noticia que se unía a la vuelta de Marc Blanch a las pistas.

En el inicio del segundo cuarto los de Sergio García marcaban la máxima del encuentro a su favor con 18 a 29, una canasta anotada en dos minutos en los que Planasa Navarra comenzaba a ajustar su defensa.

Los palentinos comenzaban a atascarse en ataque aunque tampoco los locales encontraban el acierto de cara al aro pero a falta de algo más de tres minutos para el descanso, con los palentinos 8 arriba, aparecía la figura de Korolev para anotar en cuatro acciones consecutivas, sumando además tres tiros libres de Justo y un triple de Sergio Rodríguez que empataba el encuentro a 39 aunque al tiempo de descanso se llegaría con 40 a 41.

Tras el descanso el encuentro entraba en una fase de intercambio de canastas con un Korolev referente para los locales e imparable para los palentinos, y suya era la canasta que ponía a su equipo por delante poco antes del ecuador del cuarto (48 a 47).

Fakuade aparecía para liderar un parcial palentino de 0 a 7 con el que afrontaba los últimos minutos de cuarto y llegar al final de este con 56 a 62.

Fakuade, el mejor de los palentinos
Fakuade, el mejor de los palentinos

Tras lograr contener a los navarros en los inicios del cuarto final, tres triples seguidos permitían a Navarra tomar el mando en el marcador con algo más de 5 minutos de partido por delante. Quedaba tiempo para reaccionar pero los colegiales caían en el juego local, y aparecía la precipitación y demasiadas acciones individuales que hacían más cómodas las defensas de navarras, y suponía el fin del conjunto palentino que no fue capaz de volver a meterse en el encuentro cayendo finalmente por ese doloroso 94 a 81, más que por el resultado en sí por la imagen mostrada en los diez últimos minutos.

Un rival que venía herido, un rival que necesitaba desesperadamente la victoria, un rival que no contó con su mejor hombre, el ex de Palencia Oliver Arteaga, pero como decíamos en la previa sin él había mostrado un juego más completo, un rival que desde la necesidad ha sonrojado al conjunto palentino que ahora se queda sin apenas margen de victorias, que aunque sean dos actualmente, el último encuentro es en Melilla. Toca reflexionar esta semana.

Lo cortés no quita lo valiente y lejos de caer en el pesimismo, toca seguir creyendo en esta plantilla que está realizando una temporada histórica, que afronta dos encuentros consecutivos como local y querrá ofrecer una buena imagen y otro gran título a su afición, que para eso llevan trabajando duro desde el inicio de temporada y liderando la liga, no nos olvidemos de ello, desde la quinta jornada y no quieren ni de lejos perder esta gran oportunidad para la ciudad, el club y para ellos mismos.

Solo se aplaza el alirón porque todo sigue dependiendo solo del Quesos Cerrato Palencia.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Lamont Barnes vuelve a Palencia Baloncesto

Lamont Barnes jugará su tercera temporada en Palencia. El pívot norteamericano con pasaporte español volver a defender la camiseta del Palencia Baloncesto toda su frustrado fichaje por CEP Lorient.