“Estoy completamente avergonzado”, esas palabras del entrenador palentino en rueda de prensa (brevísima rueda de prensa) puede ayudar a imaginarse el partido que anoche ofreció Chocolates Trapa Palencia. Durante la semana se había hablado de que en realidad ningún equipo quería jugar el play-off frente a Baloncesto Melilla, por el coste económico que supone ir a la ciudad autónoma y desde luego el horrible partido de ayer, no ayuda a evitar suspicacias, en una extraña jornada de LEB Oro.

Comenzó Chocolates Trapa Palencia muy bien desde 6,75 con triples de Miso y Cvetinovic y dominando el marcador casi todo el primer cuarto, donde los cacereños hacían daño con sus jugadores interiores, pero fue gracias a la combinación de juego interior, con el acierto exterior, lo que llevó a los cacereños a finalizar por delante el primer parcial (17-21).

IMG_3766

A partir de aquí el partido fue un “toma y daca” donde los verdinegros se mostraron más centrados, con grandes actuaciones de Parejo y Jakstas, mientras que el equipo palentino jugaba a rachas.

Tras el descanso se vieron los peores minutos de ambos equipos, con escasa anotación (5-6) en los primeros seis minutos del segundo tiempo, pero unos buenos minutos palentinos (especialmente de Cvetinovic) daban otro aire el juego de Chocolates Trapa Palencia y parecía relanzar el interés del partido al igualarse el marcador a falta de 10 minutos (55-57), pero fue un espejismo. El último cuarto volvió a mostrar un juego horrible y que finalizó con la justa victoria cacereña.

IMG_3775

Tras todo esto, ya es tiempo de play off y toca pensar en la difícil eliminatoria que se avecina ante Unión Financiera Baloncesto Oviedo, con ventaja de campo para los asturianos. Este año los enfrentamientos directos (1-1), se han saldado con victorias locales en la liga regular.