El partido comenzaba con un Chocolates Trapa muy concentrado y que de la mano de Pressley y Otegi con 4 puntos cada uno, empezaba a marcar diferencias desde el inicio.

Mientra el Río Ourense Termal muy dependiente de Johnson atacaba con muy poca fluidez, Joaquín Prado decidía mover el banquillo continuamente.

Desde ahí entraba Andrés Miso que con 5 puntos se convertía en el máximo anotador palentino en un primer curto que acababa con un demoledor 9-23.

En el segundo cuarto, Joaquín Prado dio minutos a Sani Campara que respondió con una racha demoledora desde 6.75 (anotando 3 triples seguidos) mediado el cuarto para poner un 13-36, que dejaba el partido muy de cara para los palentinos.

Con el partido casi roto las rotaciones continuaban y la vuelta a la pista de Miso, le volvió a dar a los palentinos su máxima ventaja (23 puntos) al descanso 25-48.

Los máximos anotadores del primer tiempo fueron Andrés Miso (12 puntos) y Campara (9 puntos)  destacando también el 60% (6/10) en lanzamientos triples del conjunto morado.

_MG_6344

El resultado y las sensaciones del primer tiempo no benefician  a la concentración de lo palentinos. La confianza visitante, más una mejora defensiva local ( y ofensiva de la mano de Johnson) provocó que Río Ourense Termal se pusiera a 14 puntos (39-53) a 3:39 del final del tercer parcial.

Situación que provocó el nerviosismo visitante, que desconcertados veían como los gallegos, intensificaban esfuerzos y luchaban por meterse en el partido.

A falta de 10 minutos la ventaja visitantes solo es de 12 puntos (47-59) lo que estropeo la buena imagen de los primeros 20 minutos.

Y si algo puede ir a peor, ira a peor y eso lo demostró el equipo palentino que salió en el ultimo cuarto igual de mal que en el tercero permitiendo que los locales limasen despacio pero sin pausa la ventaja palentina… y a todo esos e sumo la lesión de Dartaye Ruffin que vivió los últimos minutos en el banquillo.

_MG_6306

El final del partido fue agónico puesto que a pesar de no atacar con fluidez el equipo de Gonzalo García de Vitoria, se acercaba punto a punto a un Chocolates Trapa Palencia que había empeorado su defensa y en ataque seguía espeso, lento y previsible.

Tras un agónico final donde los tiros libres tuvieron mucho protagonismo, la victoria viajo a Palencia (71-74).

 

Lo mejor: Los buenos minutos que aportaron Andrés Miso que dejo muestras de su clase y fue el máximo anotador palentino (15 puntos y 17 valoración) y Sani Campara (3 triples en menos de un minuto).

 

Lo peor: Sin duda la lesión de Ruffin y la mala imagen ofrecida por el equipo en el segundo tiempo.