Quesos Cerrato Palencia quiere lograr lo que nadie en la liga ha conseguido aun, vencer a Oviedo en su cancha y a su ya famoso “efecto Pumarín”.

La receta puede parecer fácil, defensa, rebote y acierto, pero el equipo de de Guillermo Arenas es otro en su cancha y se crece gracias al gran ambiente que se crea en las gradas del pequeño pabellón.

En las gradas, algo más de medio centenar de aficionados, entre el autobús lleno de la Peña Basket Morao y aficionados que han viajado por sus propios medios.

[allvideogallery profile=1 video=1]
Baloncesto en Vivo y Chat