Quesos Cerrato Palencia 78 – Cáceres Patrimonio de la Humanidad 60

Estadísticas

Vota al mejor de Palencia ante Cáceres en el Trofeo Basket Morao

Victoria muy tranquila, para disfrutar, para saborear la situación en la que se encuentra el Quesos Cerrato Palencia como líder y con la octava victoria consecutiva, una victoria que si se excluye el cuarto final nos deja un partido extraordinario de los pupilos de Porfi Fisac.

La victoria del equipo palentino realmente tiene poca historia, solo la que los de Fisac dejaron hacer realmente a los de Ñete Bohígas, una victoria basada en un gran nivel defensivo durante 30 minutos prácticamente y sobretodo en esos minutos con un nivel de acierto a la altura del líder de la liga que es.

En la previa Sergio García, a la sazón segundo de Fisac, había indicado (al igual que los jugadores) que el reto era salir totalmente concentrados para obtener la ventaja necesaria para jugar tranquilos el encuentro, y así lo demostraron, tomaron las lecciones de la semana como propias y en el encuentro no han defraudado, al contrario han dejando muchos minutos para la imaginería palentina, minutos de juego totalmente plástico con jugadores como Marc Blanch que son un placer ver en la cancha.

Como en Oviedo, Blanch casi perfecto
Como en Oviedo, Blanch casi perfecto

Palencia no dejó siquiera que la canasta inicial la anotara el conjunto cacereño, desde el inicio impuso su orden y Blanch ese “palomero iturresco” con el que cuenta Palencia se encargó de ahondar desde el inicio en un Cáceres ansioso y nervioso por su mala racha.

Ni el tiempo muerto en el primer cuarto de Bohígas, ni el cambio de piezas en Palencia con las rotaciones, ni un nuevo tiempo muerto en el segundo cuarto del cacereño, nada de lo que planteaba o cambiaba el técnico de Cáceres hacía mella en los colegiales que a un gran nivel defensivo (más un nefasto ofensivo de los extremeños) sumado a un extraordinario nivel ofensivo palentino (70 % de tiros de dos, 54’5 % de tres), dejaban al descanso prácticamente sentenciado el partido.

Si había alguna duda los de Fisac no se permitían el lujo de dejar entrar en el partido a los visitantes, el dominio era aplastante y la ventaja llegaba a ser de 35 puntos (66 a 33 tras canasta de Blanch) a algo más de dos minutos del final del tercer cuarto.

A partir de ahí si es verdad que se notó un bajón en la intensidad defensiva y ofensiva que permitió que jugadores como Ben Mockford maquillaran el resultado a base de triples ya que dentro de la zona fue espacio vedado para los cacereños con un Jaktsas desconocido y un Víctor Serrano luchando contra los molinos aunque fuera el mejor seguramente de los visitantes.

Joan Tomás, en la buen línea de nuevo
Joan Tomás, en la buen línea de nuevo

Sin duda y olvidando el último cuarto, la victoria ante Cáceres siendo de las menos amplias ha sido la más cómoda de las que ha disfrutado el conjunto palentino que suma la octava consecutiva y ya piensa en el rival directo de la próxima jornada, el FC Barcelona Lassa.

Lo mejor: En una victoria tan cómoda puede olvidarse el papel desempeñado por algunos jugadores pero la inteligencia suprema de Marc Blanch le hace ser el valedor de mejor jugador aunque estadísticamente lo es Lamont Barnes. En un partido en general casi perfecto, Joan Tomás demostró en los apenas 20 minutos que dispuso toda la clase y técnica que atesora y cada día es más importante.

Lo peor:Sin ninguna duda la lesión de Mitch McCarron, de nuevo y ante el mismo rival, una caída fea le ha impedido finalizar el partido en principio y a la espera de resultados, con un fuerte golpe en la espalda.

En un partido sin ningún tipo de problema, con unas diferencias amplias para los palentinos desde el inicio se vuelve a ver un bajo nivel arbitral.

Galería de imágenes


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Jason Calliste, nuevo fichaje de Chocolates Trapa Palencia

Con el fichaje de Jason Calliste, Chocolates Trapa Palencia, da por cerrado el capitulo de…