Qué tiene que ver el mítico equipo de Bostón y el nuevo hogar de los Celtics con Palencia Baloncesto y nuestro Marta Dominguez. Dos palentinos vivieron el espectáculo de la NBA in situ y nos lo cuentan.

Panorámica general del espectacular TD Garden. Foto Andres Pozo
Panorámica general del espectacular TD Garden. Pincha para hacer más grande.. Foto Andres Pozo

Qué pasa si juntamos una semana de vacaciones del año pasado que gastar obligatoriamente en Enero, una visita pendiente a unos amigos que viven en Boston y una época del año en que los vuelos son ‘baratos’. Pues eso, que un par de palentinos, desafían el invierno de Massachussets y se van a pasar una semana en Boston. Una vez acabado el Lock-out de la NBA, qué mejor ocasión (si se viaja en verano no hay baloncesto) que ir a ver un partido de los clásicos Boston Celtics en el TDGarden.

Acostumbrados a los partidos del Palencia Baloncesto en el Marta Domínguez y aprovechando la amable invitación de Baloncestoconp, os trataré de explicar cómo se vive el baloncesto en la mejor liga del planeta.

El Estadio

El estadio en el que juegan los Celtics es el TD Garden, construido sobre el antiguo Boston Garden, con capacidad para unos 18.000 espectadores. El estadio también alberga la estación de trenes norte de la ciudad y una estación de metro, por lo que además de bastante grande, el estadio está muy bien comunicado. El acceso, bien organizado, se hace a una planta circular, con multitud de puestos de comida, tiendas de merchandising, etc. Nos llama la atención una ‘subasta ciega’ de memorabilia del equipo (fotos firmadas por jugadores, etc). Todo está orientado al negocio y al espectáculo.

El previo es parte del espectáculo. Foto Andres Pozo (Pincha para hacer más grande).
El previo es parte del espectáculo. Foto Andres Pozo (Pincha para hacer más grande).

La cancha y el estadio impresiona. Es bastante grande y todos los espectadores tienen perfecta visión de la pista. 4 gigantescas pantallas presiden en centro de la pista para que los espectadores no se pierdan detalle del partido (mención especial a las estadísticas de tiro en tiempo real de los equipos en otras pantallas del pabellón). La cantidad de banners que cuelgan del techo pone los pelos de punta. Mucha historia tiene este club , los 17 campeonatos de los Celtics, los números retirados de Larry Bird, Bob Cousy o Bill Rusel. También hay banners de otros equipos que utilizan el pabellón (como el equipo de hockey, los Bruins, campeones este año), quedando los logros así en la memoria colectiva (¿no se podría poner algo así en el pabellón con ‘el doblete’? ¿Retirar alguna camiseta? .

También aparece por allí ‘el Robi’ de los Celtics: Lucky. A lo largo del partido sale con zancos, pancartas, regalando globos con forma de trebol, etc., no obstante yo me quedo con el nuestro.

Alrededor del partido

En cuanto al prepartido, es curioso que el partido es una parte del espectáculo, pero hay mucho ‘show’ alrededor. De repente, el pabellón queda en penumbra y en las pantallas se puede ver al equipo en el pasillo de los vestuarios, la típica conjura del equipo y salen a la carrera por el pasillo. Toda la gente aplaudiendo y los pelos como escarpias. Luego sale Orlando y la pitada de rigor al equipo visitante.

Tras un rato de tiro ‘anárquico’, comienza la presentación de los equipos. Un video de orgullo céltico y presentación de los jugadores (aquí no suena el ” Eye of the tiger ” )

Luego se presenta el equipo visitante (con bastante menos entusiasmo) y posteriormente el inevitable himno americano con todo el pabellón en pie y en silencio. La mayoría de los aficionados visten ropa de los Celtics, el equipo tiene una gran fuente de ingresos por merchandising (¿tendríamos, la afición palentina, que mejorar eso? Pocas bufandas veo, y me incluyo, en el pabellón … )

Durante el partido, se aprovecha cualquier parón (descansos, tiempos muertos) para generar espectáculo: música variada en el pabellón y unas cuantas cámaras buscando espectadores ávidos de atención buscando ser el ‘Fan of the game’. Gente disfrazada de los celtics, bailando, con pancartas, etc.

Hasta las peleas son espectaculares. (pincha para ver más grande). Foto Andres Pozo
Hasta las peleas son espectaculares. (pincha para ver más grande). Foto Andres Pozo

Todo vale para unos segundos de gloria. También dan bastante ‘caña’ en el pabellón a gente que enfocan con camisetas de los Magic o de los NY Giants (el equipo de fútbol americano de Boston juega la superbowl este fin de semana contra los Giants de Nueva York). Lo que sea por animar a los equipos de la ciudad. Todo el pabellón es partícipe de estos juegos y de los numerosos ‘homenajes’ a personas de la comunidad: bomberos, donantes a la fundación de los celtics, militares…

El partido

¡Casi se me olvida! Habíamos ido a ver un partido de baloncesto, ¿no?. El partido en cuestión era el Orlando Magic – Boston Celtics.

A priori no era mal partido, lástima de las ausencias de 2 titulares de los Celtics por lesión: no pudimos ver a Rajon Rondo ni Ray Allen, bueno, para la próxima. Del juego en sí, lo típico de la NBA: mucha individualidad, ausencia de sistemas y algo que está apareciendo este año por la acumulación de partidos en el apretadísimo calendario tras el lock-out, muchos fallos en el tiro y marcadores bastante bajos.

El partido estuvo bien por la holgada victoria de los celtics (87-56) y algún rato de juego bastante bueno de los locales. De los visitantes, partido para olvidar, 10º partido con menos anotación de un equipo en la historia de la NBA, record negativo de la franquicia y un pírrico 25% en tiros de campo (sí, habéis leído bien, 25%).

Una similitud y una diferencia de este partido con uno de “los nuestros”

Mucha historia en el techo del Garden. (pincha para hacer más grande) Foto Andres Pozo
Mucha historia en el techo del Garden. (pincha para hacer más grande) Foto Andres Pozo

– La similitud:era el primer partido de Glen ‘BigBaby’ Davis con otro equipo en el Garden ( tras pasar 4 temporadas con los Celtics con campeonato de 2008 incluído). Además del aplauso en la presentación. En el primer tiempo muerto del partido, pasaron en el marcador un video con las mejores jugadas de Davis con los Celtics y todo el pabellón se puso de pie para darle una ovación. Más o menos lo que hacemos en las presentaciones con los ‘ex’ que visitan el Marta Domínguez.

– La diferencia: en una mala racha de juego de los Celtics (unos 3-4 minutos en los que no les entraba NADA), impensable que alguien silbara o ‘se quejara’ del juego del equipo. Allí todo el mundo apoyaba para tratar de ganar el partido a pesar de los fallos de los jugadores.Quizá de eso tendríamos que aprender. Durante el partido no es momento de quejarse del juego del equipo, algún jugador o el entrenador y hay que apoyar a tope al equipo. Las críticas, después de los partidos en baloncestoconp.es

No me enrollo más. Aconsejo a quien tenga la oportunidad que no deje de ir a ver un partido de la NBA. Es toda una experiencia, donde el partido de basket es la excusa para montar un gran espectáculo.Y, mientras no podamos volver a Boston, a ver la NBA por la televisión y ¡a disfrutar este año del mejor Palencia Baloncesto de la historia! 😉

Autor:Andres Pozo

Desde Baloncesto con P queremos agradecer a Andrés Pozo su colaboración con este artículo y la oportunidad de conocer desde dentro un partido de la NBA y sobretodo desde el punto de vista de un aficionado de Palencia Baloncesto, sobre un mundo que parece totalmente diferente al que vivimos los en el Marta Dominguez.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Baloncestoconp
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegi sigue siendo el líder en la pista

El domingo Chocolates Trapa Palencia sumó una nueva derrota en un partido en que con un po…