Aun con el buen sabor de boca, tras la sufrida victoria de ayer pasaremos a analizar la actuación individual de los jugadores.

Antes de nada queremos felicitar tanto a los jugadores como al cuerpo técnico por esta victoria ya que imaginamos el sufrimiento y tensión que han vivido al ver como por unas u otras circunstancias la victoria en Palencia se resistía.

Los que hemos visto algún entrenamiento sabíamos que el equipo trabajaba bien, pero eso no se reflejaba en la cancha. Ahora esperamos que la confianza haya aumentado tras ganar a un gran rival (aunque diezmado) como Cáceres y haber vivido una noche de esas que hacen célebre al Marta Domínguez.

La comunión entre equipo y afición fue total, gracias a la intensidad de los jugadores y como no, a la actuación individual del señor Martínez de Prada, cuyas decisiones encendieron al público.

Aunque el análisis consista en hacer una valoración individual, debemos remarcar que ha sido una victoria del grupo, de remar todos en la misma dirección y arrimar el hombro al compañero. También soy consciente de que mi visión del partido quizás no está reflejada en las estadísticas, pero así son las cosas.

Pasamos a hablar de los jugadores.

Bravo al banquillo

Quique Garrido: En mi opinión el mejor del partido. Dominó todas las facetas del juego, defensa y dirección. Discreto en anotación, pero como ayer los movimientos del equipo eran más fluidos, no necesitó asumir esa responsabilidad. Es la extensión del entrenador en pista y de la afición en el banco.

Adrian Moss: Su llegada ha hecho que encajen todas las demás piezas del puzzle. Su polivalencia le hacen temible tanto dentro de la pintura como fuera, y eso ayuda a que el rival no pudiese cerrase. Fue clave para blindar nuestra zona y evitar los rebotes ofensivos de los extremeños.

Carles Bravo: Un partido muy completo a pesar de los errores desde la línea de tres. Cáceres se empleo con contundencia para frenarlo o desquiciarlo pero es un jugador que aporta en muchas facetas.

Ronald Clark: Cuando se es tan frío como aparenta el americano, se es para todo. Para desesperar a la afición en defensa y para no ponerse nervioso cuando hay que asumir la responsabilidad y tirar. Ayer fue el segundo caso, dio un recital de tiro en suspensión adornado con algún mate.

Tim Frost: Junto con Moss, se encargó de cerrar a cal y canto la zona local. En ataque se vio mermado  porque Cáceres solo le permitía recibir en zonas muy alejadas.

Edgar San Epifanio: Puede parecer una osadía decir que un jugador que anota solo dos puntos hace un gran partido, pero ese fue el caso ayer. Estuvo en pista cuando había que dar un giro de tuerca a la defensa, función para la cual Clark no está cualificado, y se dedicó a jugar para el equipo en ataque. Como en el caso de Garrido tuvo pocas opciones de lanzamiento, pero firmó una de las acciones más bonitas del partido. Robo y detalle técnico espectacular, para anotar en una jugada clave, porque frenaba un intento de remontada visitante.

Navajas sustituido

Ale Navajas: Otra alegría para muchos aficionados, ver como Navajas empieza a encontrar su sitio en el equipo. En ataque obligaba a Cáceres a abrir su defensa y a la hora de defender tapó las “lagunas” de Clark en más de una ocasión y sufrió la capacidad interpretativa de Angulo.

Adrian Fuentes: Al igual que Edgar realizó una de las jugadas “clave” con robo y canasta ante Cherry. Se le nota mejoría en su juego aunque parece que aun no tiene confianza para frenar en carrera y lanzar. El efecto psicológico de la lesión aun pesa, pero partidos como el de ayer, ayudarán a su crecimiento.

Sergio Olmos: Pocos minutos, pero suficiente para mostrar su buen juego de pies, en su única canasta, y también su falta de físico para poder luchar cuerpo a cuerpo por los rebotes.

Lezkano: Nada que reprochar, vio perfectamente cuales eran las piezas necesarias en cada momento y puede respirar tranquilo al ver reflejado en la pista el trabajo semanal.  Debemos destacar que se le vio muy preocupado por evitar cualquier posible “decisión” arbitral respecto a los jugadores del banquillo. Por eso estuvo muy activo evitando gestos de euforia de los suplentes, para no dar opción a ninguna técnica.

Los árbitros: Me siento muy a gusto hoy hablando de ellos. La victoria hace que nadie pueda acusarnos de buscar excusas. Ayer Martínez de Prada fue el encargado de evitar que Palencia Baloncesto rompiese el partido en los dos primeros cuartos. Todos los balones divididos o dudosos eran para Cáceres (¡¡todos!!!). Tónica que siguió a rajatabla hasta que en el tercer cuarto señalo lucha en un balón de Moss que Angulo en ningún momento llego a disputar, tras el ridículo en la siguiente jugada señaló falta inexistente del propio Angulo.

Aun así no se privó de intentar regalar dos balones a Cáceres en el último cuarto, teniendo que ser corregido por su compañero.

Y las técnicas son caso aparte. Tras amenazar a Garrido por simular falta cuando fue arrollado por Cherry, a Cáceres se le aguantaron protestas airadas de Aranzana (más de una ocasión) Lucio Angulo y Francis Sánchez, con actitud chulesca de este último. Al final fue necesario un “vete a la mierda” del jugador visitante, para sentirse capaces de señalar la falta técnica.

Esta semana se visitan dos canchas difíciles, como Ourense y Pamplona, en las cuales esperamos que ayudados por el ánimo de la victoria, se puedan lograr resultados positivos.


Comentarios de Facebook

También te podría gustar

Mañana se ponen a la venta los abonos de playoffs

Desde este jueves los abonos de playoffs de ascenso a la ACB se pondrán a la venta pendientes aun de conocer el rival que saldrá de entre Leyma Coruña y Melilla Baloncesto. Los abonos se venderán en las oficinas de SEÑAPAL en la Avd. de Castilla.