Exactamente eso,  así no… se puede aspirar a ningún reto que marque un nuevo hito en la historia de CD Maristas. Para ser exactos, ni a un bonito final de temporada, ni a asegurarse las últimas jornadas en zona tranquila. El viernes en Logroño, Palencia Baloncesto no dio la imagen de un equipo sólido. Un partido en que el entrenador riojano, ganó con claridad la batalla táctica. Y cuya “segunda unidad” rompió el partido, contrastando con la poca aportación del banquillo palentino.

Palencia Baloncesto llegaba a la capital riojana, con la intención de recuperar sensaciones tras la debacle en Málaga y también con la necesidad de disfrutar del “retorno” de Jeff Xavier.

Ni una cosa ni otra, los morados dieron la sensación de un equipo que juega a rachas y que en sus momentos “malos” permite al rival cobrar amplias ventajas, y el resto del partido es remar contra corriente.O+Leary triple

Curiosamente el partido empezó muy bien en ataque para los de Lezkano, con las ideas clara para contrarrestar los habituales 2 contra 1 a Moss. Y con un gran O`Leary y la mejor versión de Garrido lograban poner 7 puntos arriba a Palencia Baloncesto. Un espejismo, ya que un tiempo muerto de Jesús Sala cambiaba completamente la cara al partido. A partir de ese momento a los palentinos solo les quedó sufrir sobre la pista.

El segundo cuarto fue un autentico baño táctico y de velocidad de ejecución de los riojanos, y la efímera remontada palentina tras el descanso se diluyó en los ajustes de Sala y cambios de Lezkano. Algunas de las decisiones de Lezkano desconcertaron a la afición palentina e incluso en alguna jugada pareció que el desconcierto también hacia mella en los jugadores.

El ultimo cuarto fue un quiero y no puedo palentino en el cual la defensa de Guerra sobre Witt, demostró que quizás esa opción debía haberse tomado antes.

En Logroño durante el partido también se vivieron situaciones curiosas, como el papel de mesa de anotación. Durante el tercer cuarto, Lezkano tuvo que solicitar tiempo en tres jugadas consecutivas debido a que las chicas de la mesa, no se lo comunicaban a la pareja arbitral. Despiste inaceptable en una liga seria, pero aun peor la actuación de los árbitros que siendo conscientes de la situación debido a las protestas palentinas, ni se molestaron en dar un toque de atención a la mesa.

La pareja arbitral, volvió a dar un espectáculo deplorable algo que no sorprende debido a la presencia del desastroso árbitro vasco Jon Pérez Bermejo. Aunque debe quedar claro que su papel no fue clave en la victoria de CB Clavijo, podemos decir que muchas de sus decisiones son lamentables. Entre ellas la técnica a Lezkano, especialmente después de ver actitudes que se permiten en el Marta Domínguez.

Análisis de la actuación de los jugadores:

Quique Garrido: Espectacular partido del base catalán, con 100% en lanzamiento de campo. Por fin hemos vuelto a ver al jugador que deslumbró la pasada temporada. Era el partido que necesitaba para recuperar sensaciones.

Ian O`Leary: Gran partido con dobles figuras del ala pívot de origen irlandés. El problema de O`Leary es que realiza un tipo de juego muy exigente físicamente. Siempre en el aire luchando balones para hacer mates ya sea en palmeos sobre el aro o Alley-Hoop.

Carles Bravo: Sin tener una actuación muy brillante, fue de los pocos que mantuvo el nivel. Sorprendió su cambio en el último cuarto, cuando Lezkano introdujo a Leichtweiss.

Adrian Moss: Perfectamente desactivado gracias a las ayudas defensivas riojanas, cuajó un partido discreto.

Roberto Guerra: Si en algo es una garantía este jugador, es en su derroche defensivo. Incomprensiblemente estuvo dos cuartos sentado, y en los que intervino Baloncesto el primer (23-26) y ultimo cuarto (20-21) Palencia Baloncesto gano el parcial. Su defensa a Witt en el último cuarto da a entender que ese debió ser su cometido mucho antes.

Geoff McDermott: Sus problemas en la rodilla finalmente no le impidieron tomar parte en el partido. Aunque se esforzó, se le vio lejos de su nivel.

Renán Leichtweiss: Disfrutó de más minutos que en partidos anteriores, pero estuvo demasiado blando. Poca aportación.

Bravo-XavierJeff Xavier: Tras las vacaciones de navidad, aun se espera su regreso.

Raúl Mena: Uno de sus peores partidos, nunca se le vio cómodo en el partido.

Natxo Lezkano: Visto desde fuera y con menos conocimiento de las circunstancias de los jugadores, la opinión mayoritaria era que había gestionado mal los cambios. No se entendió tantos minutos en el banco a un gran defensor como Guerra cuando CB Clavijo abría brecha. Mientras, Xavier se mantenía en pista sin aportar nada. Tampoco el cambio Bravo-Renán pareció el mas lógico cuando se intentaba salvar el basket average.

 El próximo viernes Palencia Baloncesto recibe la visita de Girona FC, un rival situado en la tabla con solo una victoria más que los palentinos. Importante la victoria para no descolgarse del grupo que lucha por el play-off. Buena posición para evitar sufrimientos.


Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por BauHauss
Cargue Más En Noticias Palencia Baloncesto
Comentarios cerrados

Mira además

Urko Otegi sigue siendo el líder en la pista

El domingo Chocolates Trapa Palencia sumó una nueva derrota en un partido en que con un po…