Antonio Bohigas (Cáceres, Extremadura, 27 de enero de 1966) ha sido el encargado de dirigir al Cáceres Patrimonio de la Humanidad durante las 5 últimas temporadas. Esta noche en Palencia el conjunto verdinegro pondrá fin a una temporada 2017/18, donde una inexplicable plaga de lesiones le ha privado de luchar por un puesto en los play-off donde mereció estar por el juego desplegado. Aprovechamos la visita del equipo cacereño para charlar con su entrendor.

 

Aunque en las últimas jornadas se vio a un Cáceres Patrimonio de la Humanidad, peleando por no verse en la zona comprometida de la clasificación (debido especialmente a la epidemia de lesiones sufrida por su plantilla), debemos recordar que al inicio de la competición se veia al conjunto cacereños como uno de los favoritos a entrar en los puestos de play-off ya que con un “presupuesto modesto logramos un equipo competitivo. En líneas generales más compensado que el del año anterior, aunque no pudimos renovar a jugadores importantes como Sandi Marcius , cuyo nivel del juego estaba para ligas superiores. Es cierto que durante el año ha sido terrible el tema de las lesiones no solo por perder a Warren Ward y a Dani Martínez en la última fase de la liga, que son jugadores muy importantes sino porque durante la competición, hemos perdido por  temporadas (de incluso de 2 meses)  a jugadores destacados como Jakstas, Pol Olivier, Rakocevic, Corrales etc etc. Ha sido duro pero no he temido perder la categoría porque aunque estábamos apurados, tenemos unos jugadores muy comprometidos que los momentos importantes han dado un paso adelante y el hecho de ganar a equipos como Lleida,  Araberri o TAU Castelló,  significaba que aún nos quedaba algo de fuerzas para el final de liga”.

 

Para cualquier equipo, las lesiones son un serio contratiempo deportivo, pero cuando se convierten en una constante, generan dudas e inquietud en un vestuario. Ese fue el caso de los jugadores del conjunto cacereño que veían como sus compañeros caían lesionados, jornada tras jornada. En esta situación, para Antonio Bohigas “la gestión del vestuario fue  fácil, porque no solo se rompen los esquemas técnico-tácticos que puedes tener sino que anímicamente afecta,  al ver que cada semana perdíamos jugadores. Un entrenador debe saber que no solo se entera en la cancha, también hay que entrenar en el vestuario y fuera de el. En ese sentido estoy muy orgulloso de la respuesta de cada uno de mis jugadores, por que siempre ha dado un paso adelante comprometiéndose con el equipo y con el club. Lo hemos gestionado más a nivel personal y mental, que con los resortes tácticos que hemos debido utilizar al no poder contar con jugadores importantes”

 

Tras tantas vicisitudes, los extremeños disputarán la última jornada de liga regular en Palencia sin nada en juego a nivel clasificatorio, lo que realmente es un alivio. Tras el partido ante TAU Castelló, utilicé el símil,  de cuando llegas a casa con los zapatos que te están haciendo mucho daño y cuando te los quitas, tienes una gran sensación de alivio. Aun así tenemos en cuenta que nos queda una semana de entrenamiento y debemos ir a Palencia competir qué es lo más honrado qué debemos hacer como equipo. Lo estamos haciendo durante la semana de entrenamientos aunque no es fácil porque hay jugadores que ya han llegado a su límite físico, pero debemos estar motivados para ganar en Palencia”.

 

El equipo de Bohigas se clasifico para los play off en su primera temporada tras el ascenso, pero en las dos últimas no he logrado entrar en las eliminatorias, lo que puede restar brillantez a su temporada, pese a haber practicado un buen baloncesto. “Sin duda habría sido una bonita recompensa y creo que lo habríamos logrado de no haber perdido tantos jugadores por lesión. Creo que los que seguís la liga y a todos los equipos durante estos años, veís que nos vamos a quedar a un solo partido e incluso puede que empatados con el noveno (equipos como Valladolid o Araberri que son las grandes revelaciones de la liga), por lo tanto tiene mérito ocupar estas posiciones  con todo lo que ha pasado”.

 

En esta etapa en tierras cacereñas, Ñete Bohigas cumple su quinta temporada al frente de Cáceres Patrimonio de la Humanidad (dos temporadas en LEB Plata y  tres en LEB Oro), lo que le convierte en un referente del conjunto verdinegro, pero “que haya una sexta no depende exclusivamente de mí. Finalizado el último partido de liga en Palencia nos reuniremos para hablar sobre todo lo que ha pasado; si estamos todos contentos con el trabajo que se ha hecho y llegamos a un acuerdo, seguiré y… si no es así, la vida sigue”.

Esta tarde se enfrentará a un Chocolates Trapa Palencia que poco tiene que ver a nivel de juego con el conjunto que se encontró en la primera vuelta, con victoria cacereña (71-68). Los palentinos son ahora mismo “un rival muy difícil de ganar, al que se le nota esa pose de equipo  que cuenta con mucho jugador nacional de gran calidad, con mucha experiencia y que poseen un alto conocimiento de la liga etc etc. Es algo que se refleja en todos los factores del juego (defensivos y ofensivos).

Aún así durante la temporada hemos sido capaces de ganar equipos de arriba (es cierto que con la plantilla al completo) y mañana intentaremos jugar de la mejor manera posible, siendo honrados con nosotros mismos y con la liga. Iremos a intentar ganar”.

 

En este momento de la temporada, ya todos estamos pensando en el play off y no podíamos resistirnos a preguntar al técnico extremeño por estas eliminatorias, en las cuales no ve un favorito claro “ya que Breogan estaba por encima de los demás equipos, pero en play off no sería descartable que hubiese sorpresas y ver algún equipo sin ventaja de campo recuperándola. Durante la temporada Prat y Manresa han destacado por una máxima regularidad pero en play off no solo vale el baloncesto que tiene tu grupo, también que tener en cuenta el factor emocional y la ilusión con la que llegas a esa fase”.

 

Y finalizamos la conversación, valorando una LEB Oro que este año ha vuelto a ser una competición muy entretenida y emocionante, pero sigue estando relegada mediáticamente. “ Evidentemente no sabemos vendernos y los dirigentes del baloncesto nacional y del deporte en general deben dar más visibilidad este tipo de ligas ya que ciudades que vive en el baloncesto intensamente como modo de ocio y debe dársele un impulso. Es obvio que esta es una liga con un excelente nivel de juego, gran nivel táctico, jugadores  de calidad y que es más vistosa al estar así de reñida, pero corremos el riesgo de que si no se visualiza, se nos vaya de las manos y se nos acabe en cualquier momento”.

 

Con estas reflexiones de Antonio Bohigas despedimos la entrevista agradeciendo su amabilidad y disponibilidad con nosotros.