Palencia no se llevó la victoria, pero puede estar muy orgullosa de todo, de su equipo y de su afición. Homenaje de la Peña Basket Morao
Palencia no se llevó la victoria, pero puede estar muy orgullosa de todo, de su equipo y de su afición. Homenaje de la Peña Basket Morao

Quesos Cerrato Palencia 84 – River Andorra Morabanc 87

Estadistica

Vota al mejor de la Peña Basket Morao

Andorra se llevó el partido, y tras los resultados de esta jornada, el ascenso a la liga Endesa, pero lo que el equipo andorrano no se podrá llevar a pesar de los resultados, dinero y plantilla con la que cuenta, es el cariño, admiración, y orgullo que la afición palentina profesa a su equipo, y ayer, en el Marta Dominguez, lo volvieron a demostrar, desde antes del encuentro, durante y después, y eso el dinero no lo paga.

Ayer el ambiente en el Marta Dominguez fue muchísimo mejor que el de la Copa, que no fue malo, pero sin la chispa que solo las grandes aficiones pueden dar, con entrega total por todos los costados, implicados desde el primer segundo y con ese homenaje que la Peña Basket Morao hizo al equipo para que supieran que todos estamos con ellos, que en esto estamos todos a una como Fuenteovejuna.

Andorra se llevó el partido, tampoco pasa nada, pero el equipo palentino se llevó el prestigio, el de haber disputado un gran encuentro, el de haberlo tenido en la mano, pero el detalle de tener esa afición detrás… lo tienen solo provincias especiales como Palencia, y pocos más.

El mejor partido de MoncasiFue un partido equilibrado, donde salvo las amplias ventajas de Palencia, ningún equipo pudo dominar con tranquilidad. El guión cambió con respecto a la copa, Hampl salió de inicio y fue efectivo durante estos primeros diez minutos, pero el equipo palentino estaba muy concentrado y a pesar del intento de dominio visitante, se llegaba al final de cuarto con 19 a 20.

El segundo cuarto ofreció a los espectadores los mejores minutos de la Palencia esta temporada, minutos en los que el juego de los palentinos realmente enamoró a la afición.Garrido por un lado, Barbour (al que la pareja arbitral desquició), y Urko, daban a Andorra una lección de humildad en estos minutos, y a mediados del cuarto, con Peñarroya teniendo más tiempo las manos en la cabeza que en los bolsillos, tenía que pedir tiempo muerto.

Como habíamos avisado, Peñarroya, Blanch, Fernandez y por supuesto Trías, realizaban su clinic de protestas habitual de cada partido, que ayer salvo en el último y decisivo último cuarto, no les ayudó. Sánchez, que al que ya le habían señalado una clara antideportiva en el primer cuarto, y Trías, por cansino, y por enfrentarse a Moncasi, recibían técnica, y es que el show Trias en la Adecco Oro desdice mucho de él como jugador, tanta calidad para usarla como la usa, al menos ayer.

Al descanso se llegaba con 13 de ventaja, 52 a 39, y con la sensación de estar viendo a un equipazo, sí, a Palencia.

La labor de desgaste de Andorra ya estaba echa. Tanta protesta tenía que servir para algo, y en el tercer cuarto el nivel de señalización de faltas se elevaba, algo que beneficiaba a los andorranos,y sumando su acierto desde la línea de 6’75, la ventaja palentina fue decayendo poco a poco hasta llegar al 73 a 68 con el que se llegaría al cuarto final.

El cambio de aires de los colegiados se manifestaba en los primeros tres minutos del último cuarto; sin unas defensas duras, el equipo palentino pronto llegaba a bonus, en los primeros tres minutos y esto, en una noche inspirada desde el tiro libre de los andorranos, acabó por decantar el encuentro para los visitantes.

Roger Fornas, que ayer solo jugó tres minutos, dispuso un triple para empatar, pero la mala suerte impidió que el balón entrara y que el partidazo que se vivió, se ampliara al menos cinco minutos más.

Quesos Cerrato Palencia fue merecedor de la victoria, pero a pesar de la derrota, la actuación del equipo palentino solo puede dar esperanzas a su afición de ver algo grande en el futuro, porque para ser grande hay que tener equipo y afición, y ayer se vio que de los dos contendientes, uno era más completo.

Lo mejor: El espectáculo vivido en la cancha y sobretodo en la grada. Al equipo no se le puede pedir nada más, demostraron un grado de implicación al nivel de lo que se vivió en la grada. Pero para nosotros hoy solo hay un 10, a la Peña Basket Morao, por el homenaje al equipo, por esa pancarta que todos los aficionados firmamos, “Gracias equipo, seguimos soñando…” y no solo soñamos con el equipo, sino con nuestra peña… GRACIAS PEÑA BASKET MORAO.

Galeria de imágenes