La primera vuelta de la temporada 2018/19 de la Liga LEB ORO ha terminado. El Chocolates Trapa Palencia se encuentra cuarto clasificado con un balance de 11 victorias y 6 derrotas.
El conjunto dirigido por Alejandro Martínez tiene un basketaverage de +59, habiendo anotado 1441 puntos y, habiendo recibido 1382. El conjunto morado es el equipo con mayor valoración de la liga, 95.8 de valoración media por partido, y el que más anota, 84.8 puntos por encuentro. Además, el Chocolates Trapa Palencia es el equipo con más asistencias por partido, 17.5 y que comete menos faltas, 16.5.
Analizamos los primeros diecisiete encuentros con el técnico, Alejandro Martínez.

Durante el verano usted ficha a los jugadores porque los conoce individualmente, ¿qué piensa cuando llega a Palencia y, tras varios entrenamientos, los ve como equipo?

Bueno, lo primero que quiero aclarar es que no los ficho yo, los fichamos entre todo el equipo. Se habla de “los fichajes de Alejandro Martínez” pero no es así, hay más técnicos en el club y una directiva que también opina, así que, esos fichajes son trabajo de muchas personas no de una sola. Aclarado esto, creo que si quitamos de la ecuación a Prat y al Barcelona, probablemente seamos una de las plantillas más jóvenes de la competición, y eso se nota en ciertos momentos, en el descaro, en la imprudencia o la precipitación, pero hay otros momentos en que se nota en la ilusión de los jugadores, las ganas de aprender, de mejorar… Pero es cierto que, hay momentos en que la inexperiencia pasa factura, nos ha pasado en ciertos momentos, pero la plantilla creo que sigue creciendo y mejorando.

Después del primer contacto, de los primeros entrenamientos, comienza la pretemporada y se logran buenas victorias, ¿las sensaciones con la plantilla en ese momento ya son buenas?

Más de la gente que nuestra. Nosotros seguíamos sabiendo, como ya he comentado, que la inexperiencia la pagaríamos en algunos momentos. Es cierto que logramos victorias pero ante equipos mermados y, nosotros hablábamos con el vestuario y éramos conscientes de que esa inexperiencia la pagaríamos en algunos momentos. El hecho de que ahora haya cierta decepción por llevar tres derrotas consecutivas, significa que al principio empezamos demasiado bien, o al menos mejor de lo que esperábamos con una plantilla tan joven. El haber sido líderes algunas jornadas y haber empezado tan bien creo que ha hecho perder un poco la perspectiva de la juventud e inexperiencia de nuestra plantilla y ahora estamos en un momento en el que no conseguimos victorias, pero creo que el equipo también va a crecer con esto, no sólo se crece en los momentos buenos.

Cuando llega al equipo y hay muchos jugadores que nunca han jugado en Europa ni conocen estas ligas, ¿Cómo se explica a tantos rookies lo que es la Liga LEB ORO?

Por mucho que se explique, hasta que no se pegan la primera torta no se dan cuenta. Hasta que no ven que hay un señor que se llama Urko Otegui, que lleva muchos años en la liga, o un Jordi Grimau, o Sergio Olmos, o Sergi Pino… y así podría decir mil, hasta que ellos no se dan cuenta de que vienen a una competición con un nivel altísimo, con jugadores de mucha calidad, con mucha experiencia, que controlan muy bien, tanto lo que pasa en el campo, como lo que pasa en la liga, no son conscientes de lo que es esto. Y ese aprendizaje no es instantáneo, por mucho que se lo intentes contar, hasta que no te das de bruces con la realidad, no te das cuenta.

Uno de los beneficios que puede ofrecer el tener tantos rookies es que, al principio, los scouting para otros equipos son más complicados.

Sí, por eso los jugadores tienen que ir creciendo a medida que pasan las jornadas, porque la gente ya va aprendiendo por donde se les puede atacar, cuáles son sus debilidades y sus puntos fuertes. Aunque yo creo que en el mundo actual, cuando llega un jugador a esta liga, ya están más que masticados por los entrenadores rivales. Algunos jugadores pueden sorprenderte un poquito más, pero al final todos tenemos bastante información de cómo atacarle o cómo defendernos cuando comienza la temporada.

Y no había comenzado esta y se lesiona Jordi Grimau, uno de los jugadores veteranos. ¿Esto rompe los esquemas de cara al comienzo de la campaña?

Sí, te los rompe completamente porque el crecimiento de los otros tres aleros jóvenes, Carlos, Steve y Calvin, va de la mano completamente de Jordi. Tiene que ser su mentor, quien les guie más allá de lo que Tino y yo podamos hacer. Nos hizo daño porque Jordi estaba en los entrenamientos, pero no en la cancha, no podía defenderles o atacarles, pero eso a la vez sirvió para que acumularan más minutos entre los tres, asumieran un poco más, crecieran un poco más, y creo que lo que fue malo por un lado, le sacamos beneficio por otro.

Aún con la baja de Jordi el equipo logra cuatro victorias consecutivas y se pone colíder. Vuelve de la lesión Jordi y se lesiona Urko Otegui, coincidiendo con las dos derrotas, una en Sevilla y la siguiente en casa contra Palma. ¿Son más duras las derrotas en casa?

Perder siempre es malo, siempre fastidia, pero perder en casa es peor todavía, porque en casa siempre tienes más expectativas. Además, como has ganado bastantes partidos en casa la gente cree que vas a seguir haciéndolo eternamente y, desgraciadamente, no es así. Pero esa baja de Urko sí hace que estemos un poco cojos en la rotación interior, porque tenemos dos rookies en ese puesto, y creo que son mucho más importantes las bajas en el interior que en el exterior.

De hecho, los equipos más potentes de la liga, como son Betis y Bilbao, han metido mucho dinero en la pintura. Nosotros la baja de Urko la notamos mucho. ¿con Urko hubiéramos ganado en Sevilla?

Complicado, pero en el partido de Palma creo que estaba muy cerca de la victoria y nos entró miedo de vernos tan arriba y ellos lo aprovecharon, quizá con un veterano como Urko habríamos jugado de otra manera, pero esto es el deporte.

El equipo se repone de estas dos derrotas, vence con solvencia en Prat y vence posteriormente en casa a Retabet Bilbao en un partidazo. ¿Podría ser el mejor partido del equipo hasta ahora?

No lo sé, creo que el equipo ha jugado muchos partidos bien, diría que muy bien. Todos los partidos que hemos ganado hemos jugado a buen nivel la mayor parte de los minutos. E incluso algunos de los que ha perdido también se ha jugado bien durante mucho tiempo, pero no el suficiente para ganar, pero esto es el deporte.

El otro equipo también juega, que es algo que a veces olvidamos. Es verdad que ganar a Bilbao parece más, por el gran equipo que tiene.

Llegamos al presente, el equipo actualmente encadena tres derrotas, ¿cómo se
encuentran?

Bien, yo creo que el equipo no está mal, lo que pasa que cuando llegas a la jornada catorce con once victorias, la gente piensa que vas a terminar con catorce victorias, pero ojalá. Empezamos muy bien, incluso con las bajas de Jordi y Urko se ganaron muchos partidos, ganamos al segundo y al tercero, y creo que eso trastoca un poco la idea inicial que teníamos. Quizá si esas derrotas hubieran llegado más espaciadas, acabando la liga regular 11/6, la gente no diría nada.

¿Cómo se prepara ahora segunda vuelta?

Igual, con la misma ilusión que la primera. Ahora el objetivo es tratar de acabar lo más arriba posible. Queremos acabar entre los nueve primeros, creo que, además, tenemos capacidad para conseguirlo. Sabemos que la liga está muy competida, que va a ser difícil, pero lo vamos a intentar. Ahora hay equipos que están en la parte baja y quieren salir de ahí y equipos que estamos en la parte alta y queremos mantenernos. No nos planteamos nada más allá que ir jornada a jornada, que hasta ahora nos ha ido bien y continuar así. No hacernos mala sangre cuando perdamos un partido, y cuando ganemos celebrarlo un rato y al día siguiente ya centrados en competir en el siguiente partido.

¿Podría ser el objetivo terminar en puestos de play-off con factor cancha?

En la segunda vuelta tenemos 9 partidos fuera y 8 en casa y son situaciones que hay que saber controlar y manejar. Todos los partidos son difíciles y vamos a intentar quedar lo más arriba posible. Al final puedes quedar tercero y que te eche un equipo que ha quedado octavo. Lo importante es llegar bien a los playoff, quedar lo más arriba posible y llegar bien de sensaciones. Tenemos que conseguir llegar a final de temporada con alegría, frescos, positivos, no hundirnos cuando hay problemas… y ser capaces de transmitir eso a la gente también. Que todos seamos capaces de empujar, cuando las cosas van bien es fácil, cuando las cosas van mal es cuando hay que estar con el equipo. Se que eso es fácil decirlo
pero es lo que hay que tratar de conseguir.

Análisis de la plantilla

El Chocolates Trapa Palencia tiene esta temporada una plantilla algo más larga de lo habitual. Con 12 jugadores, el equipo cuenta con tres bases, cinco jugadores en las posiciones de 2/3 y cuatro jugadores en la pintura.
De estos doce, seis han disputado los 17 partidos que se han jugado hasta ahora y tan sólo Steve Vasturia supera los 30 minutos de juego por partido.
La plantilla del Chocolates Trapa Palencia es la más valorada de la competición con 1628 items, o lo que es lo mismo, 95,8 por partido. El jugador más valorado del equipo es Steve Vasturia, que acumula 340 puntos (20 por partido) seguido de Nikola Cvetinovic con 250 (14,7).
Así está el equipo por puestos: En los bases cuenta con Aitor Zubizarreta y Jorge Sanz, también está Miguel Á. Caballero, pero este último aún no ha debutado en la liga.

A los bases los veo bien, con días buenos y días malos. Yo creo que tienen que ser un poco más valientes. A la hora de hacer algunos tiros, de penetrar a canasta e incluso de defender. Creo que son dos jugadores jóvenes todavía, con mucha experiencia en el caso de Jorge, pero que aún pueden soltarse un poco más. Probablemente otros entrenadores con los que hayan estado han tenido otra manera de ver el baloncesto pero yo, lo que les pido en líneas generales, es que sean más valientes” analizaba Alejandro Martínez.
En el juego exterior del equipo, hay una gran competencia. Jordi Grimau, Calvin Hermanson, Steve Vasturia, Carlos Toledo y Adnan Omeragic se disputan los minutos en estas posiciones.

Con la lesión de Jordi Grimau, algunos jugadores tuvieron que asumir mayor responsabilidad al comienzo de la temporada. Jordi volvió tras más de un mes de parón y tuvo otros problemas físicos que le hicieron no estar al 100% desde el principio, pero el catalán ha ido de menos a más y en el último partido de la primera vuelta se alzó con el MVP, compartido con Steve Vasturia.
Hay una gran competitividad en este puesto, pero es lo que tiene que haber. Hay muchos aleros buenos en esta liga y tenemos que tratar de entre todos igualar esa competitividad. En todos los equipos hay dos aleros, como mínimo que son grandes anotadores, y hay que hacer un esfuerzo muy grande por lo menos en defensa. Y en eso estamos centrando la atención de los jugadores, en seguir siendo ofensivos, valientes en ataque, no hay que dar pases de más, sino cuando tengan la opción tirar. Y en defensa tratar de defender cuando sea necesario. Creo que no tiene nada que ver el ser uno de los equipos que más puntos encaja de la liga con ser una de las peores defensas, para mi somos la cuarta mejor defensa de la liga porque, hemos sido capaces en 11 partidos de defender mejor que nuestro rival” comentaba Alejandro Martínez.

Es cierto que hay momentos que nos anotan canastas un tanto fáciles, igual que lo hacemos nosotros, que somos el equipo que más canastas fáciles anota porque jugamos de una manera que provocamos estas acciones, pero creo que tenemos que mejorar el aspecto de las faltas. Somos el equipo que menos faltas hace de la liga y tenemos que hacer 5 o 6 más por partido, eso sería lo ideal porque en asistencias, tiros de dos, rebotes… somos de los mejores y nos falta eso para ser mejor equipo” finalizaba el técnico morado.
En la pintura, Urko Otegui, Nikola Cvetinovic, Moussa Kone y Rokas Gustys, componen el grueso de los jugadores en este puesto para el Chocolates Trapa Palencia.

Algo que se ha comentado desde el comienzo de la temporada ha sido que a este equipo le faltan centímetros, “sí, pero tampoco hay tantos equipos con centrímetros en esta liga. Sergio Olmos y Fran Guerra… pero el resto de equipos no tienen gente grande y al final te enfrentas a gente de tu tamaño. También es cierto que tener gente tan grande te limita para otras cosas, y yo creo que tenemos dos muy buenos cuatros como son Niko y Urko y dos jugadores con una ilusión tremenda por ser grandes jugadores de baloncesto como son Rokas y Moussa. Quizá a estos últimos les está costando un poco más de la cuenta adaptarse y entender lo que queremos realmente de ellos, pero eso poco a poco y sobre todo, tienen que mejorar el tiro libre que es una cosa en la que trabajamos muchísimo para que así sea. Y estoy seguro de que van a hacer una segunda vuelta mucho mejor porque ya conocen a los rivales, los arbitrajes, las canchas, y ahora darán lo mejor de sí” concluía Martínez.